El cultivo en azoteas. Cómo empezar

cultivos en azoteasGuía para cultivo en azoteas

Este artículo no trata de huertos comunes tal y como los conocemos, si no de una nueva moda que está surgiendo sobre todo en las grandes urbes (algo así como el Brooklyn Grange) y que se basa en el aprovechamiento de los espacios sin usar de las terrazas para la producción de cultivos ecológicos. Las posibilidades que te ofrece el cultivo en azoteas son muchísimas, asi qué… ¿Por qué no aprovecharlas? Aquí os decimos cómo.

 ¿Necesito contar con una terraza o azotea especial para montar mi huerto?

Para nada, cualquier terraza vale para realizar el cultivo en azoteas, sea de la forma que sea y tenga el tamaño que tenga. Únicamente tienes que adaptarte a tus posibilidades. Una mesa de cultivo (ideal para el cultivo en azoteas) o un conjunto de macetas (macetohuerto) con cultivos de hortalizas y verduras puede ser una primera base sobre la que crecer y evolucionar (hasta magnitudes como las que se pueden ver en los cultivos en azoteas de Nueva York).

El peso máximo que soporta el forjado es muy importante, ya que un sustrato mojado puede llegar a pesar muchísimo y suponer un calvario tu idea del cultivo en azoteas. En cuanto a esto tenemos que decir que hemos visto grandes barbaridades a lo largo de nuestra (corta) vida, como grandes piscinas de plástico de más de medio metro de altura (500 kg por metro cuadrado) sobre terrazas de edificios. Tienes que informarte bien de cuanta carga soporta tu terraza dependiendo de si es un edificio o casa antigua o es de reciente construcción. En cualquier caso y ante la duda, nuestro consejo es que no te excedas de los 300 kg/m2.

cultivo en azoteas

Cultivo en azoteas
Fuente: treehugger

¿Qué recipientes necesito para el cultivo en azoteas?

En este punto tienes muchas opciones donde elegir. Por ejemplo, si crees que tu huerto va a durar muchos años y te vas a convertir en el pionero del cultivo en azoteas de tu ciudad, puedes disponer una especie de bancal elevado, directamente sobre la terraza. Eso sí, con su capa de protección de la humedad y con materiales que eviten que las raíces puedan hacer un destrozo del suelo.

Otro sistema es utilizar mesas de cultivo, compradas o caseras. Por ejemplo, una mesa de cultivo casera puede ser una caja de plástico de las de guardar ropa apoyada sobre una mesa, y haciendo los pertinentes agujeros de drenaje. Seguro que encuentras algo útil y reutilizable en tu trastero, en el caso de que no quieras comprar una en la tienda.

¿Cómo se incorpora el sustrato al recipiente en el cultivo en azoteas?

Sustratos hay muchos, y aquí tienes una gran base sobre la que partirEs importante que justo en la capa inferior, donde tienes los agujeros para que el agua no quede retenida en el recipiente, dispongas de grava o fragmentos de roca de diámetro superior al de los agujeros. En la segunda capa le puedes incorporar cualquiera de los sustratos mencionados en el enlace de este párrafo o lo que creas conveniente, y en la tercera capa puedes disponer de algún tipo de materia orgánica que tengas, como compost o lombricompostetc.

Con respecto a esta última capa, o bien la puedes hacer así y que fluya a niveles inferiores con el agua de riego, o bien mezclarlo con la segunda capa. Cualquiera de los dos casos es válido y dará grandes resultados.

recipiente cultivo en azoteas

Fuente: ecologistas en acción de las Palmas de Gran Canaria

El compost, por ejemplo, tiene una porosidad del 90 %, con una retención del agua del 50 %, un pH en torno al ácido y una densidad aparente de 200-500 gr/l.

Si lo comparamos con la tierra normal y corriente, tiene una densidad aparente mucho mayor (1.500 gr/l), una retención de agua del 10%, una porosidad del 30%, y un Ph que varía dependiendo de donde nos encontremos, como bien sabréis.

Viene muy bien conocer estos parámetros según el sustrato que elija, ya que como has visto, el peso es muy importante en el cultivo en azoteas.

Para empezar, lo recomendable es seleccionar plantas sencillas y de crecimiento rápido. Conforme vayamos evolucionando y ganemos experiencia, después podremos probar otras plantas.

Por tanto, la selección de semillas de aromáticas es lo más factible. Igualmente, luego podrás combinarlas con uan buena asociación de plantas junto con hortícolas y verduras de hoja.

Y aquí viene el quid de la cuestión

Poco a poco hemos ido aprendiendo técnicas y formas de cultivar y sacar el máximo rendimiento a nuestro huerto de hortalizas, frutas y verduras. Lo mejor es que hagamos un compendio, como algunas veces hemos realizado, sobre lo básico para gestionar y mantener tu huerto en la azotea a partir de lo que te hemos comentando antes.

«Qué, cómo, cuándo, quién, dónde y por qué»

¿Qué plantar?

Cualquier cosa que sea de temporada. Frutas, verduras, hortalizas, etc. Aunque para responder a esta cuestión tendrás que hacerte la pregunta a ti mismo/a. ¿Qué es lo que más te gusta de todas las opciones que hay? Lo mismo solo cultivas plantas aromáticas (y muy bien que harías :)).

¿Cómo plantar?

En nuestra categoría de cultivos tienes un gran abanico de plantas (y hongos) donde elegir, con algunos consejos sobre cada uno. Aunque si te falta alguno, sólo tienes que pedírnoslo y lo haremos.

¿Cuándo?

La respuesta a esta pregunta no la puedes elegir tú, si no que te tienes que basar en un calendario de cultivo. Nosotros tenemos este calendario que quizá te pueda servir. Échale un vistazo y nos cuentas.

¿Quién?

Tu sólo, tu con tu familia, con amigos, con un grupo de agricultores, con los vecinos. Todo depende. Por ejemplo si estás en la azotea de un edificio, puedes ponerte de acuerdo con tus vecinos a la hora de mantener los huertos, de forma que os repartís el trabajo y luego, llegado la cosecha lo hacéis equitativamente. Así te aseguras que todos los vecinos participan activamente.

¿Dónde?

Azotea, terraza, balcón. El caso es que aproveches los espacios vacíos o que no utilizas y conviertas tu urbe en una mismísima Brooklyn grange.

¿Por qué?

Porque es sano y ecológico, porque fomenta la cooperación, porque es entretenido, porque al final ahorras dinero, etc. En fin, hay muchas cosas que te puede aportar un huerto.

¿Te animas a convertir tu ciudad en una urbe verde y ecológica?

11 Comments

  1. Silvia Castro
    • Jose Agromática
  2. monica martinez
  3. ileana
    • Jose Agromática
  4. Macarena
    • Jose Agromática
  5. enrique
    • Jose Agromática
  6. Angy Florgar
  7. Claudia

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.