El cultivo de la coliflor en el huerto

Cultivo de coliflor


Qué debes hacer y qué no a la hora de cultivar la coliflor

La coliflor es una brasicácea que o bien te gusta muchísimo o bien no te gusta nada, no tiene término medio. Sin embargo, sabemos de sobra la gran cantidad de propiedades saludables que tiene si la incorporamos a nuestra alimentación Para aquellos a los que nos gusta (ya que nos incluimos nosotros), nos interesará conocer la forma en la que se cultiva. ¡Vamos a ello!

La coliflor, fuente de vitaminas y minerales

Hoy nos toca hablar de la coliflor. Para aquellos que tengan hijos es sinónimo de problemas. Conseguir que un niño coma este tipo de verdura es una guerra abierta en el que alguno de los bandos pierde. Por otro lado, la cantidad de vitaminas y minerales  que contiene la coliflor (B1, B2, B3, B5, B6, ácido fólico, potasio, fósforo, etc)es altísima y hay que introducirla en la dieta sea como sea.

Por ello, qué mejor idea que si estamos acostumbrados a comerla controlemos de donde viene cultivándola en nuestro huerto. Para ello tenemos que seguir las siguientes consideraciones:

El clima y el suelo

El cultivo de la coliflor prefiere climas templados, ya que no responden muy bien a las temperaturas bajo cero. Aunque esto depende también de las variedades que cultivemos.

Las de primavera pasan el invierno perfectamente, mientras que las de verano necesitan temperaturas templadas. Consideraremos una temperatura ideal de crecimiento entre los 15º C y los 21º C, y no importa si las temperaturas se salen de esos valores mientras la diferencia de temperatura no sea importante.

Por eso hay disponibles en el mercado multitud de variedades con distintas opciones de adaptación al clima, es decir variedades tempranas, semi tempranas y tardías.

El suelo debe contener buena cantidad en materia orgánica y tener buen drenaje ya que la coliflor necesitará mucha humedad. El pH del suelo que requiere el cultivo está cercano al neutro, tomando unos valores entre 6,5 y 7,5. Recordad que si cultivamos la coliflor en el suelo sin más, sin los suficientes nutrientes, no prosperará. Además, también hay una consideración justo antes de plantar la coliflor y es que, a diferencia de otros cultivos, requieren de un suelo firme, es decir, poco mullido.

Esto hace que las hojas no salgan sueltas y se forme la pella de la coliflor correctamente, por lo que el proceso sería abonar la tierra si hace falta y apisonarla, ya sea con la azada, o bien directamente caminando por ese terreno del huerto.

El abonado y la importancia del acolchado

Hemos comentado anteriormente que la coliflor requiere buena dosis de materia orgánica (por eso luego salen un producto con tantos minerales). El nitrógeno forma un papel muy importante en el desarrollo de este cultivo, que le proporcionará el compost que añadamos.

Y aquí es donde viene una forma de conseguir abonar la coliflor y a su vez ayudar en la conservación de la humedad en las raíces, el acolchado. Ya lo hemos comentado otras veces y consiste en rodear el tallo de la planta con algún tipo de vegetal u otro material, pero en este caso usaremos estiércol o compost.

La importancia del riego en la coliflor

La coliflor demanda grandes dosis de agua para su desarrollo. Si tienes experiencia en el cultivo del brócoli tienes que saber que esta planta demanda un poco más de agua.

La frecuencia de riego viene determinada por el clima donde se encuentre, pero teniendo la consideración de que el suelo siempre tenga humedad, eso sí, sin producir encharcamiento.

Multiplicación, cosecha  y producción de nuevas coliflores

Antes de nada, nos gustaría comentaros las diferentes coliflores dependiendo de la época de siembra.  Además, podréis disfrutar de distintas variedades de coliflor en el mercado.

  • Coliflor de invierno: las coliflores de este tipo depende de la variedad a la hora de recolectarse. Las tempranas se cosechan en noviembre y diciembre. Además existen las de media estación, que se suelen recolectar entre enero y febrero (Canberra, Primus) o entre finales de febrero y marzo (San José).
  • Coliflor de primavera:  aguantan bajas temperaturas y fructifican en primavera. Encontramos variedades como Gigante de Nápoles, Snowbred, Walcheren Winter, etc.
  • Coliflor de verano: son las variedades tempranas que comentaremos a continuación y las que se adaptan a los climas templados

Dependiendo de cuando queramos obtener la cosecha sembraremos antes o después. Si las queremos extratempranas, en verano (agosto-septiembre) se pueden sembrar en interior durante el invierno y plantarlas cuando se haya ido el frío, en plena primavera. Si se cultivan en semillero el trasplante suele hacerse cuando la plántula tiene 3 hojas verdaderas. Para distinguir entre variedades tempranas o tardías podéis ver el calendario de siembra, aunque son consideradas coliflores de invierno:

calendario coliflor. Hortalizas

Extraído del calendario de siembra de Agromática.

El momento de la recolección viene cuando las pellas tienen consistencia y están duras, pero no hay que esperar a que se suelten las inflorescencias. Con un cuchillo se corta el tallo, por debajo de la pella y se consumen esa misma semana.

Hay un truco para alargar su conservación y consiste en arrancar la planta entera y conservarla en un sitio fresco, como un sótano. De esta manera pueden aguantar 1 mes.

Un último truco para que se conserven blancas

Una buena coliflor debe ser en el momento de su recolección de color blanco (a no ser que eligamos variedades de distinto color, como el púrpura).

El problema radica en que si le da el sol directamente se decoloran e incluso el sabor se altera. Una solución consiste en colocar sus propias hojas encima de la pella, evitando la radiación directa. Si es necesario romper algunas hojas exteriores para cubrir la pella no tengas ningún problema en hacerlo.

Más para leer

Festuca alta

Festuca arundinacea. Césped de bajo mantenimiento

Hoy toca hablar de la Festuca arundinacea. Hace poco hablábamos de Festuca glauca, de color azul, con carácter muy ornamental ...
Leer Más
Haworthia fasciata

Haworthia fasciata: guía de cultivo de la planta cebra

La planta cebra o, como se conoce científicamente, Haworthia fasciata, es muy conocida dentro del cultivo de plantas en el ...
Leer Más
cómo hacer un jardín

Cómo hacer un jardín desde cero

Siempre hemos hecho artículos sobre cómo empezar un huerto pero nunca nos hemos planteado qué podemos hacer cuando tenemos un ...
Leer Más
Árbol nuez de cola

Nuez de cola: guía de cultivo y propiedades

Las plantas exóticas y tropicales llaman mucho la atención. De los estudios que se están haciendo de muchas de ellas ...
Leer Más
Floración Calendula arvensis

Características de caléndula silvestre (Calendula arvensis)

Dentro del género de plantas Calendula, una de las más conocidas por sus propiedades medicinales es la caléndula común, aunque ...
Leer Más
Cultivo de Photinia

Photinia: un arbusto idóneo para el jardín

Los setos forman el gran atractivo del jardín, separando espacios separados y cubriendo con su gran densidad de hojas partes ...
Leer Más
Electroválvula de riego

Cómo funciona una electroválvula de riego

El riego automático ha supuesto una verdadera innovación en la agricultura, permitiendo automatizar más tareas y optimizar el tiempo empleado ...
Leer Más
Araña amarilla vid

Identificación y control de araña amarilla

Aunque la araña roja (Tetranychus urticae) es, probablemente, uno de los ácaros más conocidos, existen especies relacionadas que afectan a ...
Leer Más
Zamioculcas zamiifolia

Zamioculcas zamiifolia para cultivo interior

Hoy traemos una planta cuyo nombre científico se olvida a los 5 segundos de haberlo leído, es la Zamioculcas zamiifolia ...
Leer Más
Pulgón negro de las habas

Cómo combatir el pulgón negro de las plantas

El pulgón es, con diferencia, una de las plagas más conocidas por los agricultores, afectando a una grandísima cantidad de ...
Leer Más

3 Comments

  1. Martin Perez
  2. JA mula
  3. José Alfredo Sánchez

Leave a Reply