Cultivo de la uva de mesa

Uva de mesa¿Sabes cómo se cultivan tus 12 uvas de la suerte?

Posiblemente ya las tengas compradas o seas de los rezagados que va a última hora a comprar el penúltimo racimo que queda en la frutería. En cualquier caso, en estos momentos todos tenemos en casa ese precioso racimo de uva de mesa  con el que casi seguro, nos atragantaremos dentro de unas horas. ;-). Hoy dedicamos la entrada a su cultivo.

Cultivo de la uva de mesa

El cultivo de la uva de mesa en España se concentra principalmente en el Levante. Las principales provincias productoras son Alicante, Murcia y Andalucía concentrándose en Almería la mayor parte dentro de esta comunidad. En los últimos años, las variedades apirenas (sin semillas) van siendo más demandadas que las variedades tradicionales. Aún así creemos que la auténtica uva de mesa, es esa en la que tienes que calibrar el mordisco para no romper demasiada semilla, aspecto que en Nochevieja se hace tedioso, debido a las prisas. ¡Ahí esta la gracia de las uvas!

En esta entrada vamos a dar unas pinceladas del cultivo de la uva de mesa para esta noche tan especial. Una de las técnicas utilizadas para mantener la uva en perfectas condiciones hasta esta fecha suele ser el embolsado del racimo. Cuando se realiza el cultivo de forma convencional con la técnica de embolsado, no se aplican fitosanitarios hasta los últimos momentos antes de las cosechas, por lo que resulta interesante intentar la conversión a cultivo ecológico, con ciertas prácticas agrícolas que ya hemos comentado en anteriores entradas y que mencionaremos ahora.

Preparación del terreno

Para el cultivo de la uva de mesa de forma ecológica se aconseja:

  • Aporte de materia orgánica en forma sarmientos, hojas etc. que acabará convirtiendose en material humificado altamente estable. La base del cultivo ecológico es mantener un suelo estable, vivo y rico en nutrientes. Si os fijáis, estamos creando un acolchado parecido al BRF que comentábamos en la entrada de los diferentes tipos de acolchado en el huerto.
  • Si la descomposición de estos materiales resulta lenta habrá que hacer uso de compost en las primeras fases del cultivo para aportar al suelo la materia descompuesta necesaria en ese momento.
  • Evitar el volteo de horizontes del suelo, realizando menos pases y menos profundos. El subsolado puede ser una opción recomendable.
  • Mejorar la calidad del suelo con abonos verdes y asociación de cultivos.
  • Con las técnicas de acolchado o mulch conseguimos mantener la porosidad del suelo en su horizonte más superficial.
  • Utilizar setos y vegetación cortavientos en los lindes de parcela para protección del cultivo.
  • Si el suelo está afectado por plagas y enfermedades, la solarización puede ser un método a tener en cuenta.

Variedad y portainjerto: Una elección vital

La elección de la variedad y el portainjerto supone el éxito o fracaso del cultivo de la uva ya que una vez establecidas las viñas, no es algo que se pueda corregir salvo eliminando las existentes y poniendo nuevas cepas. Por ello, dado el gran abanico de ambas partes de las que disponemos en la actualidad, resulta vital hacer una buena selección y elección del material vegetal. Principalmente las variables que nos van a influir en la elección de la variedad van a ser: clima, altitud, orientación , objetivos de producción y destinatarios finales del producto, es decir, a qué tipo de mercado y clientes nos vamos a dedicar. Para la elección del patrón, evidentemente el factor va a ser el tipo de suelo. Hay que tener en cuenta que la compatibilidad entre los dos juega un papel tanto o más importante que las cualidades de cada parte por separado. Podremos tener el patrón mejor adaptado a nuestro suelo y la variedad que creemos mejor para nuestros propósitos, pero si la compatibilidad entre ambos no es buena, no obtendremos los resultados esperados.

Sistemas de conducción

El sistema de conducción en la uva de mesa, también es un factor determinante en el tipo de uva y la calidad que se va a obtener durante la vida del viñedo. Hay varios sitemas de conducción que proporcionan una calidad de uva muy buena. El más extendido es el de parral. Hay otros que explicamos a continuación brevemente:

  • Parral: Es el más usado para variedades tardías y tempranas. La disposición y conducción se realiza a 2 m del suelo con la zona vegetativa paralela al suelo. Tiene unos altos costes en estructuras de apoyo y establecimiento. En zonas con insolación excesiva es un buen método para evitar daños en las bayas.
Uva de mesa. Conducción parral

Conducción en parral
Fuente: carm.es

  • Conducción en espaldera alta: La zona vegetativa se desarrolla en vertical. Justo al contrario que en parral. Alternativa a tener en cuenta en zonas con pendientes pronunciadas del terreno donde el parral resulta inviable. Adecuado para variedades blancas, negras y rojas tempranas.
Uva de mesa. Conducción espaldera

Conducción en espaldera

  • Conducción en Y: Este método es una conjunción de las dos anteriores. La zona vegetal queda con una inclinación de 45º con respecto al suelo. Aúna las ventajas de las conducciones en parral y espaldera alta; lo más destacado es que presenta un superficie foliar de hasta el 120 y 125%  con respecto al suelo y teóricamente más producción por hectárea. (ROMAN, A., 1997). Está tomando cada vez más fuerza.
Uva de mesa. Conducción Y

Conducción en Y
Fuente: portalfruticola.com

Técnica del racimo embolsado

Y aquí viene quizá la técnica empleada más curiosa para obtener un uva tardía, de calidad, dulce y de color uniforme. El embolsado. La técnica consiste literalmente en embolsar y cubrir el racimo en crecimiento con un papel de celulosa saturada. Se ata el papel al pedúnculo del racimo y se deja abierto por la parte inferior, quedando el racimo tapado como con una tulipa de una lámpara. Este embolsado se deja hasta la recolección aportando numerosas ventajas:

  • Retrasamos la maduración. ¡Aspecto fundamental si queremos comerlas en Nochevieja!
  • Conseguimos un color suave y uniforme.
  • Preservamos el racimo de ataques de insectos y algunas aves, evitando a su vez, ciertas enfermedades.
  • Protegemos al racimo de los rayos solares directos y de condiciones meteorológicas adversas hasta el momento de recolección.
  • Protegemos al racimo también, de las condiciones recolección y transporte.
Uva de mesa. Embolsada

Uva de mesa embolsada
Fuente: uva-vinalopo.org

Ahora conocéis de primera mano cómo se producen las uvas que os vais a comer esta noche. ¡Feliz año a todos!

 

4 Comments

  1. Sara
  2. Edilberto Peña
    • Jose Agromática

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.