Cultivo de Clivia miniata




Planta Clivia miniata

Sumando una nueva ficha a nuestras plantas interiores (¡ya podrías tener un auténtico vergel en casa!). En este caso se trata de Clivia miniata, una bulbosa de origen africano y grandes flores muy popular como planta de interior, de gran resistencia y perfecta para los que se inician en la jardinería. ¿Quieres conocerla?

Clivia miniata, una herbácea africana perfecta para tu jardín

La Clivia miniata es una herbácea acostumbradas a climas de interior que no suele alcanzar los 50 cm de altura. Tiene unas hojas carnosas y perennes, y grandes flores de color anaranjado que aparecen en febrero/marzo.

El clima y la iluminación. ¿Dónde coloco mi maceta con Clivia miniata?

Esta herbácea acostumbra a habitar zonas con penumbra o sombra. En el lugar donde la dispongas (exterior si habitas en un clima templado e interior si es más bien frío) no debe de darle de forma directa los rayos solares. En cuanto al clima, es poco resistente a las heladas, siendo la temperatura óptima de crecimiento los 20 ºC, perfecto para una casa o un patio de luces cuando viene el buen tiempo. Eso sí, en verano, cuando las temperaturas suben, la Clivia miniata requiere un clima suave y fresco. En ningún momento debes permitir que esté expuesta directamente al sol, ya que notarás un decaimiento general y quemaduras en sus hojas.

Empezando con la Clivia miniata, ¿qué sustrato elegir?

Es importante seleccionar el mejor tipo de sustrato de cara a su cultivo. La mezcla ideal consiste en turba, tierra y arena,  incorporando estiércol descompuesto, durante su crecimiento. En primavera y verano, coincidiendo con la época de máxima actividad vegetativa de la Clivia miniata, cada 15 días se puede aplicar un fertilizante completo para plantas de interior.

El riego, ¿con qué frecuencia lo hago?

Hay que distinguir entre etapa de floración y resto de crecimiento vegetativo. Durante la floración establecemos un riego de 1 vez por semana, con cuidado de no encharcar el sustrato. La Clivia miniata es sensible a los problemas de drenaje y acumulación de agua. Es mejor quedarse corto con el riego que pasarse. En cuanto al resto de época, en invierno, simplemente hay que comprobar que la tierra no se seca en exceso e incorporar agua cuando el sustrato se apelmace.

Cómo multiplicar la Clivia miniata

Hay distintas formas de conseguir nuevas plantas de la Clivia miniataya sean con variabilidad genética a partir de semillas, o plantas idénticas a la madre, mediante esquejes de raíz (rizomas). ¡Ah! y también por retoños.

La multiplicación por semillas es el método comúnmente utilizado, sobre todo a escala comercial, pero como en la mayoría de los casos lleva más tiempo, y sobre todo con la Clivia miniata. Es necesario, una vez obtenidas las semillas, madurarlas durante 9-10 meses. Transcurrido este tiempo, no se pueden conservar durante mucho más tiempo (meses) debido a que pierden el poder germinativo rápidamente. Una vez sembradas en bandeja de cultivo a la misma temperaura con la que crece la planta (20º C) tardará en torno a 30 0 45 días hasta que germine.

En el caso de los retoños, cuando aparecen cercanos al tronco de la madre, se seleccionan aquellos tallos de entre 5 y 7 centímetros o bien tienen más de 3 hojas.

Clivia miniata

Clivia miniata
Fuente: parvaplants

 Algunos trastornos de la planta

En cuanto a los posibles problemas que puedan aparecer en el cultivo de la Clivia miniata se encontrarían algunos que ya hemos mencionado indirectamente.

  • El primero de ellos serían las quemaduras producidas por una exposición directa al sol. Si se producen hay que trasladar la planta al interior y aumentar la humedad.
  • Exceso de agua: como la mayoría de las plantas carnosas (de hojas gruesas) tienen un gran almacén de agua, por lo que aguantan bastante bien los periodos de sequía. Mejor falta de agua que exceso.
  • Algunas plagas como la cochinilla algodonosa que se instala en las hojas. La verás e identificarás muy bien. La mejor forma de eliminarlas de forma económica y ecológica es frotar las hojas con un paño con alcohol y eliminarlas manualmente.

¿Aún no tienes una Clivia miniata en tu casa?

Más para leer

Haworthia fasciata

Haworthia fasciata: guía de cultivo de la planta cebra

La planta cebra o, como se conoce científicamente, Haworthia fasciata, es muy conocida dentro del cultivo de plantas en el ...
Leer Más
cómo hacer un jardín

Cómo hacer un jardín desde cero

Siempre hemos hecho artículos sobre cómo empezar un huerto pero nunca nos hemos planteado qué podemos hacer cuando tenemos un ...
Leer Más
Árbol nuez de cola

Nuez de cola: guía de cultivo y propiedades

Las plantas exóticas y tropicales llaman mucho la atención. De los estudios que se están haciendo de muchas de ellas ...
Leer Más
Floración Calendula arvensis

Características de caléndula silvestre (Calendula arvensis)

Dentro del género de plantas Calendula, una de las más conocidas por sus propiedades medicinales es la caléndula común, aunque ...
Leer Más
Cultivo de Photinia

Photinia: un arbusto idóneo para el jardín

Los setos forman el gran atractivo del jardín, separando espacios separados y cubriendo con su gran densidad de hojas partes ...
Leer Más
Electroválvula de riego

Cómo funciona una electroválvula de riego

El riego automático ha supuesto una verdadera innovación en la agricultura, permitiendo automatizar más tareas y optimizar el tiempo empleado ...
Leer Más
Araña amarilla vid

Identificación y control de araña amarilla

Aunque la araña roja (Tetranychus urticae) es, probablemente, uno de los ácaros más conocidos, existen especies relacionadas que afectan a ...
Leer Más
Zamioculcas zamiifolia

Zamioculcas zamiifolia para cultivo interior

Hoy traemos una planta cuyo nombre científico se olvida a los 5 segundos de haberlo leído, es la Zamioculcas zamiifolia ...
Leer Más
Pulgón negro de las habas

Cómo combatir el pulgón negro de las plantas

El pulgón es, con diferencia, una de las plagas más conocidas por los agricultores, afectando a una grandísima cantidad de ...
Leer Más
Detalle de Festuca glauca

Festuca glauca para tu jardín de rocalla

Hoy tenemos en Agromática una gramínea, herbácea con alta resistencia y relativamente pocos cuidados, la Festuca glauca, muy adecuada para ...
Leer Más

Leave a Reply