Cistus ladanifer jara pringosa

Cistus ladanifer (jara pringosa): guía de cuidados

Inicio » Plantas » Plantas medicinales » Cistus ladanifer (jara pringosa): guía de cuidados

Una de las cosas que más llaman la atención en un jardín es un buen arbusto lleno de flores y que produzca un embriagador aroma en primavera y verano.

Justamente bajo esta descripción tenemos la planta jara pringosa (Cistus ladanifer), un arbusto propio del mediterráneo que se reproduce y crece con cierta facilidad y de la que hasta hace poco se utilizaban sus propiedades medicinales.

En este artículo te queremos contar las principales características de esta planta, los medios para su cuidado y cómo disponerla en nuestro jardín. ¿Te animas a plantarla?

Características principales de jara pringosa (Cistus ladanifer)

Se conoce vulgarmente como jara pringosa (Cistus ladanifer) y es considerada un arbusto de grandes dimensiones que puede alcanzar una altura superior a los 2 metros.

Se conoce como jara pringosa debido a que sus hojas producen un aceite esencial pegajoso al tacto. Esta sustancia también es muy olorosa y es conocida como ládano.

Hojas

Sus hojas son finas y alargadas, pudiendo llegar hasta los 10 cm de longitud. Son de color verde oscuro con tonalidades grisáceas.

Flores

Visualmente, Cistus ladanifer puede llegar a ser ornamentalmente atractiva. Esto es debido a que sus flores son de gran tamaño (hasta 10 cm) y de color blanco.

Para hacernos una idea de la importancia de la jara pringosa en el entorno mediterráneo, su gran presencia poblacional y la calidad de sus flores hace que la mayoría de la miel obtenida en el país lleven una parte de polen de jara pringosa.

Floración de cistus ladanifer

Ubicación natural y geografía

Es común observar de forma natural a jara pringosa crecer en zonas de monte, suelos secos, soleados y de zonas mediterráneas.

Crece con mayor asiduidad en suelos sueltos, de poca fertilidad y sin mucho contenido en calizas.

La mayor presencia de Cistus ladanifer la encontramos en toda la vertiente mediterránea de España y Portugal, aunque también crece de forma espontánea en Argelia y Marruecos.

Guía taxonómica de Cistus ladanifer

  • Orden: Malvales
  • Familia: Cistaceae
  • Género: Cistus
  • Especie: Cistus ladanifer

Nombres comunes: jara pringosa, estepa blanca, jara de hornos, jara blanca.

Subespecies analizadas

  • Cistus ladanifer subsp. ladanifer
  • Cistus ladanifer subsp. africanus
  • Cistus ladanifer subsp. sulcatus
Aceite esencial de ládano

Antiguamente, el aceite esencial de Cistus ladanifer era usado por sus propiedades medicinales. Esta sustancia pegajosa se utiliza como remedio para la tos y como antiséptico.

Hoy en día, se puede encontrar como ingrediente presente en algunos perfumes (es muy oloroso) y también en remedios para la tos, aunque su uso es muy reducido en la actualidad.

Leer más: listado de plantas medicinales

Planta cistus ladanifer

Guía de cuidados de Cistus ladanifer (jara pringosa)

Climatología

Temperatura, humedad y alternancia de estaciones propia del clima mediterráneo. Zonas de calor, pluviometría baja, altas temperaturas en verano y poco frío en invierno.

Jara pringosa se considera una especie rústica de fácil adaptación, crecimiento rápido y buenas condiciones para tolerar periodos largos de sequía.

Disposición en el jardín

En el jardín, podemos trasplantar Cistus ladanifer prácticamente en cualquier parte, preferentemente en zona de Sol y buena iluminación.

Acepta bien el trasplante siempre que no lo hagamos a raíz desnuda, y no necesita grandes aportes de materia orgánica o fertilizantes.

Tipo de suelo

Suelos francos, no excesivamente fértiles, con poco aporte de agua, algo de contenido en arenas y pH alcalino.

Prefiere suelos de pH ácido y bajo contenido en calizas, pero puede adaptarse bien en aquellos que tengan otras condiciones.

Riego y abonado

Jara pringosa no requiere aportes altos de humedad y está acostumbrado a entornos de sequía.

La forma más fácil de disponerla en nuestro jardín es conectando un sistema de riego por goteo, con un gotero de 4 L/h.

  • En verano, regaremos 3 a 4 veces por semana durante 60 minutos aproximadamente.
  • En invierno, reduciremos el aporte de riego a 1 o 2 riegos de 30 minutos, ajustando la frecuencia según las precipitaciones.
Es importante no pasarse con el agua, ya que su sistema radicular no permite suelos encharcados. Por tanto, también se deberá evitar aquellos terrenos con alto contenido en arcillas.

En cuanto al abonado, podemos aportar fertilizantes líquidos o granulados a principios del periodo de brotación, a inicios de primavera.

De esta forma, recuperamos los valores de nutrientes en la planta para conseguir una floración plena y aromática.

Poda y mantenimiento

Cistus ladanifer suele producir una gran densidad de ramas y un follaje bastante importante. Sin embargo, nos limitaremos a eliminar aquellas ramas cruzadas o con daños visibles.

Para mejorar la floración del siguiente año, podemos despuntar ramas jóvenes y de poco grosor.

Sin embargo, con ramas muy engrosadas, evitaremos cortarlas o simplemente las recortaremos para dar forma al arbusto.

Cómo multiplicar jara pringosa

La forma más sencilla de multiplicar esta planta es mediante esquejes leñosos. Para ello, seleccionamos brotes jóvenes y no muy lignificados, de hasta 10 cm de longitud y 1 o 2 cm de grosor, escogidos entre los mejores durante el verano.

Se enraizan en macetas con sustrato de turba o fibra de coco, utilizando geles propagantes basados en hormonas.

Plantas relacionadas para el jardín

Mantener un suelo vivo

Un suelo sano para tus cultivos

El volumen total de microorganismos (bacterias, actinomicetos, hongos, algas y protozoos) que puede albergar un solo gramo de suelo puede ...
Leer Más
manzanilla amarga

Manzanilla amarga (Chamaemelum nobile) Propiedades y cultivo

Todos conocemos la manzanilla y sus calmantes propiedades en lo que a trastornos digestivos se refiere. Sin embargo, al referirnos ...
Leer Más
planta de cera

La flor de cera (Hoya carnosa). Rápida, colgante y perfumada

Hoy os traemos una planta muy curiosa procedente del lejano oriente llamada la planta de cera o la flor de ...
Leer Más
albahaca morada

Albahaca morada. Más intensa, algo picante y más resistente

Vamos a variar un poco el huerto aromático con una variedad de albahaca morada que no solo aporta un color ...
Leer Más
Enebro

Cultivo del enebro y propiedades (Juniperus communis)

El enebro es un árbol muy apreciado como ornamental. Además, su aromático fruto tiene buenísimas propiedades. Todo un concentrado de ...
Leer Más
Casas bioclimáticas

Casas bioclimáticas: ventajas y desventajas

La arquitectura sostenible poco a poco va haciéndose hueco en gran cantidad de países que apuestan por la generación de ...
Leer Más
hierba gatera

Hierba gatera o menta gatera (Nepeta cataria)

La hierba gatera, menta gatera (catnip en inglés) o nébeda, es una planta de la familia de la menta muy ...
Leer Más
Planta sedum morganianum

Sedum morganianum, una fantástica planta colgante

Las plantas crasuláceas o suculentas siguen de moda entre los cultivadores domésticos, ya que son planta que requieren pocos cuidados ...
Leer Más
Eutrofización del agua

Eutrofización y el abuso de fertilizantes en el ecosistema

El ecosistema era altamente estable hasta que llegó la industrialización y el avance tecnológico. De esta forma, el medio ambiente ...
Leer Más
Cultivo del manzano silvestre

Manzano silvestre: guía de cultivo y características

El manzano común es de sobra conocido por todos, un cultivo extendido por todo el mundo que produce una de ...
Leer Más

Leave a Reply