Cultivo de la hierba luisa

El jardín aromático de hierba luisa

El aroma que se respira en el jardín se define por el conjunto de plantas que lo forman, donde la hierba luisa adquiere gran protagonismo. Proporciona un olor que nos recuerda al limón y es útil en muchas infusiones. Si quieres tener un arbusto aromático, ornamental y propiedades gastronómicas no lo dudes, elige la  hierba luisa.

Conociendo la planta aromática

La hierba luisa, Aloysia triphylla A.citriodora es un arbusto caducifolio originario de Sudamérica, que alcanza una altura de entre 2 y 5 metros de altura de media.

Tiene la particularidad de que despide un aroma que recuerda al del limón. En España el cultivo se encuentra bastante extendido y es muy conocido su uso ornamental, además de su cultivo por las propiedades medicinales que alberga.

¿Cómo tiene que ser el clima para el cultivo de la hierba luisa?

La hierba luisa crece bien en entornos con buena iluminación y soleados, típico de climas cálidos. Sin embargo, es conveniente zonas de semi-sombra y evitar la exposición directa al viento.

Estamos adaptando una planta acostumbrada a climas de temperaturas altas prácticamente durante todo el año a climas donde en invierno es frecuente alcanzar temperaturas bajo cero. Por eso, en esa época hay que tomar precauciones, ya que es bastante sensible a las heladas.

hierba luisa

La elección del suelo

La hierba luisa no es exigente en cuanto a las características del suelo, pero sí que debes elegir un suelo con buen drenaje que no produzca encharcamientos de agua. Las mejores condiciones son de suelos profundos, permeables y con pH rozando el neutro (6,5-7,5).

Conoce cómo tiene que ser el riego y el abonado

Al igual que en la adaptación al suelo, la hierba luisa se adapta bien a climas cálidos con periodos de sequía, pero para asegurar el óptimo crecimiento de la planta es aconsejable mantener el nivel de humedad en el suelo, con riegos espaciados.

En cuanto al abono, tampoco es exigente pero sí que ha de tenerse en cuenta. Es aconsejable añadir compost o abonos orgánicos a la salida del periodo invernal y reincidir durante la floración (mayo-septiembre).

Multiplicación de la hierba luisa

Si lo que has visto te interesa y crees que reúnes las condiciones para que tu hierba luisa pueda llegar a crecer sin problemas y alcanzar varios metros de altura, sólo te queda echarle el ojo a la del vecino o acercarte a un vivero para conseguirla. Lo del vecino lo decimos porque se reproduce por estacas o acodos.

En cuanto a las semillas, no es recomendable porque tienen un poder germinativo bajo.

Se selecciona un trozo de rama de una hierbaluisa crecida, de unos 10-15 cm con varios nudos y se enraiza. Todo esto se suele hacer en interior sin variaciones de temperatura y mayor control sobre la planta.

Más tarde se trasplanta a suelo definitivo, donde seguramente crecerá y crecerá para formar un pilar indispensable y aromático de tu jardín.

¿Quieres preparar una té de hierba luisa?

Escoge algunas hojas, tanto frescas como secas (si las has almacenado por un tiempo). Se añaden un par de hojas trituradas de hierba luisa sobre una taza de agua hierviendo, se cuelan las hojas y listo para tomar. Ideal para momentos de relajación, para abrir el apetito  o para facilitar digestiones.

   

¿Aún no te has decidido a cultivar hierba luisa en tu jardín?

7 Comments

  1. Joabi
    • Juan
  2. MARISA
    • Juan
      • joel peña
  3. carlos
  4. JUAN

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.