Aralia (Fatsia japonica)

aralia (fatsia japonica)Ponle un poco de frondosidad al despacho

Ya hemos hablado alguna vez de plantas (Pachira aquatica, Kentia, Costilla de Adán…) que por sus moderados cuidados y gran frondosidad, son muy utilizados en espacios diáfanos y amplios como oficinas o salas de espera. Hoy traemos otra de estas plantas de interior de un verde brillante, frondosa de gran resistencia y con unos cuidados sencillos. La aralia o Fatsia japonica.

Unos breves apuntes sobre la aralia

Comúnmente se la conoce como Aralia dada su popularidad pero en realidad, Aralia no es un planta, es todo un género de decenas de plantas (alrededor de 50) de la familia de las araliaceae. De la que hablamos hoy es la Fatsia japonica o Aralia japonica. Más que un planta, es un arbolito o arbusto de pequeño porte (en interior) procedente de Japón y Taiwan. Es una de las denominadas siempreverdes que conservan el follaje todo el año. La floración en interior muy rara vez se podrá conseguir pero si sucediera has de saber que las flores son pequeñas y blancas en forma de paraguas.

flor aralia

Detalle la flore de Aralia
Fuente: saliplantgarden.com

Guía de cuidado de la Aralia como planta de interior

Temperatura

Es una planta que agradece la sombra y los lugares fresquitos, si estamos dentro de las posiblidades térmicas de una vivienda. Hablamos de entorno a los 16-20ºC. Está claro que la habitación de una casa, aunque esté orientada al norte, difícilmente bajará de 18ºC en los meses fríos pero no hay que preocuparse. Soporta incluso temperaturas algo superiores aun no siendo el óptimo por lo que el rango de posibilidades térmicas es muy amplio. Los veranos de zonas cálidas pueden ser algo perjudiciales pero todo es probar.

Exposición

Es evidente que salvando excepciones, las plantas gustan de sol porque lo necesitan para sus funciones vitales. Pero algunas soportan su ausencia mejor que otras. La aralia es una de estas plantas que aunque le gustan los baños de sol (de forma indirecta) soporta muy bien sitios sombríos sin perder ni un ápice de frondosidad, brillo o alegría. Por ello es muy utilizada en esquinas sombrías y desnudas cambiando radicalmente la estancia interior. Eso si, la máxima exuberancia la conseguirá en lugares luminosos.

Riego

También resulta tolerante a un poco de falta de riego, pero no conviene descuidar este aspecto. Como punto de partida se puede decir que el riego óptimo se da cuando el sustrato no se seca por completo. Siempre requiere aunque sea un poco de humedad en el sustrato. Debemos estar algo más pendientes del riego en los meses de verano donde tendremos que regar incluso cada dos o tres días.

Sustrato

Un sustrato normal, con adecuado drenaje, quizá con algo de mantillo para enriquecerlo un poco y humedad constante es lo único que nos pide la aralia para darnos todo lo que tiene. Si se quiere se puede ayudar a su crecimiento con un fertilizante líquido para plantas verdes 1 o dos veces al mes.

 Problemas y recomendaciones

  • Si las hojas se caen puede ser causa de exceso de calor o falta de humedad en el sustrato. La caída de hojas por excesivo frío no se dará en interior pero también podría ser una causa.
  • Hace ya tiempo hablamos de la kentia, otra gran planta para despachos, salones y oficinas. Te comentamos el truco de sacar brillo a las hojas pasando suavemente un trapo mojado con cerveza tibia. Lo mismo puedes hacer con esta planta y verás que el brillo que adquiere es espectacular.
aralia maceta

Aralia en maceta
Fuente: saliplantgarden.com

Aralia (Fatsia japonica)
4.5 (90%) 2 votes

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 comentarios

  1. George

    ¿como se puede podar para controlar el crecimiento? y ¿que se hace con los chupones, se cortan? y las flores,que manchan un montón ¿las puedo cortar para dar vigor a la planta ó les puede hacer algún mal?, Gracias y Feliz entrada de año 2015.

    • Juan

      Hola. Claro que puedes podarla. De hecho, si no lo haces acaban saliendo tallos largos y desperdigados. La planta pierde su densidad. Poda aquellos tallos excesivamente largos, que parezca que les cuesta mantenerse erguidos. Hazlo siempre a finales de invierno. Un saludo

Next ArticleUso de plantas como repelentes