lucha integrada contra plagas en cultivo de pepino

Cómo la lucha integrada ha impulsado el cultivo de pepino

El futuro de la agricultura convencional pasa por combinar de manera efectiva insectos auxiliares y fitosanitarios menos dañinos. Este sería un paso previo hacia la agricultura ecológica con la máxima reducción de las materias activas. Veamos qué podemos hacer para optar por una lucha integrada adecuada en cultivo de pepino. 

Como reflexión inicial, decir que de momento no hay una conciencia total de agricultura ecológica en muchas zonas, y aún no se ve con fuerza el uso de los principios básicos sobre los que se sostiene la agricultura ecológica: el cuidado del suelo (incorporación habitual de materia orgánica) y un control total de las labores de cultivo, temperatura y humedad (en caso de invernadero).

Por eso, hay un paso intermedio que es la lucha integrada de plagas. Esto es, en vez de utilizar al 100% los insecticidas y fungicidas del meracado, gestionarlos de la manera más eficiente posible junto con insectos auxiliares.

En este artículo, lo dedicamos en exclusiva al cultivo de pepino, por ser un cultivo bastante susceptible a plagas y enfermedades, y porque se ha demostrado durante años la gran eficacia de numerosos insectos que se alimentan de otros que causan verdaderos quebraderos de cabeza a cultivadores de pepino.

lucha integrada en cultivo de pepino

 

Dos insectos clave en lucha integrada en pepino: mosca blanca y trips

Cualquier agricultor de pepino tiene pesadillas cuando sueña con estos dos insectos, pues son una verdadera plaga instalada en este cultivo.

Aunque aparecen en diferentes etapas de desarrollo, el primer caso, la mosca blanca, es muy persistente y cuesta mucho eliminarlo con los actuales fitosanitarios, que a su vez desgastan mucho la cutícula de la hoja y la hacen susceptible de ser penetrada por multitud de hongos.

Una de las mejores gestiones e inversiones iniciales que puede hacer un producto de pepino es hermetizar en lo máximo posible su invernadero. Es decir, poner mallas alrededor que reduzcan o limiten la entrada de ambas plagas.

Las doble puerta con trampas físicas es una buena herramienta para limitar la entrada, teniendo en cuenta que la reproducción de ambos insectos es muy vertiginosa.

Control de mosca blanca con  A. swirskii 

En los primeros estadíos del cultivo, cercano al trasplante, ya hay que realizar control con la mosca blanca, pues su instalación es muy rápida.

La mosca blanca en el cultivo de pepino se localiza fácilmente en la parte contraria de la hoja, en el envés, y identificación es muy sencilla.

En este sentido, A. swirskii ha demostrado ser un buen cazador frente a la mosca blanca en cultivo de pepino, junto a trampas cromotrópicas en las primeras fases de desarrollo.

Sin embargo, estamos en una fase crítica y en muchos casos se recomienda hacer una limpieza de mosca blanca antes de la introducción de A. swirskii.

Para ello, ya que en la introducción de este insecto auxiliar, estaría en una fase inicial (larvaria), el uso de insecticidas adulticidas es apropiado para no entorpecer su crecimiento y reducir la posible población de mosca blanca.

A. swirskii lucha integrada en cultivo de pepino

Calendario de lucha integrada contra mosac blanca en cultivo de pepino

Antes de introducción de A. swirskii: insecticidas de contacto (foliar) y neonicotinoides (riego) como acetamiprid, tiacloprid, tiametoxan, imidacloprid.

Después de incorporar A. swirskii al cultivo:  jabones (potásico y fosfórico), spiromesifeno (ovicida), pimetrozina (bloqueador de la alimentación), etc.

En cualquier caso, se ha demostrado compatibilidad de todos estos insecticidas con el desarrollo de A. swirskii en los estados iniciales de desarrollo del cultivo de pepino.

Control de trips con  A. swirskii 

Ahora toca turno a F. occidentalis, que hace acto de aparición cuando el cultivo de pepino tiene frutos, pudiendo llegar a afectar su crecimiento y perdiendo producción.

Los daños causados por los trips en el cultivo de pepino se producen desde que el fruto está en formación, localizado en las flores, a través de la succión de células en los frutos, que  en el futuro, en fase de engorde y maduración crear deformaciones y hace que los frutos no sean comerciales.

El control integrado de trips en cultivo de pepino no es tan sencillo como en el caso de la mosca blanca, ya que los insecticidas que son capaces de controlar medianamente bien F. occidentalis castigan bastante el desarrollo de la fauna auxiliar como A. swirskii.

Las piretrinas (deltametrin y acrinatrin) que sobradamente han demostrado su eficacia contra el trips en pepino, afectan al desarrollo de la fauna auxiliar, por lo que no se deben utilizar bajo ningún concepto, salvo que no se haya introducido aún.

En este tipo de control, tiene mucho que decir la colocación masiva de trampas cromáticas, en este caso de color azul, con una gran densidad (400-500 trampas/ha).

Veamos como hacer un tipo de lucha integrada en cultivo de pepino combinado con A. swirskii.

Calendario de lucha integrada contra trips en cultivo de pepino

Antes de introducción de A. swirskii: Spinosad (Spintor 480), funcional actualmente pero con graves pérdidas de eficacia por uso repetido. Se recomienda no dar el máximo de pases pues puede tener efecto persistente después del a introducción de A. swirskii y tiraríamos al traste la lucha integrada.

Durante la introducción de A. swirskii: Lufenuron (efecto contra larvas, no adultos) + Azadiractin (efecto repelente).

También destaca dentro de la lucha integrada la introducción de un hongo que afecta al desarrollo del trips (F. occidentalis) en cultivo de pepinoHablamos de Beauveria bassiana, al cual estamos obligados a dedicarle un futuro artículos por las posibilidades que ofrece en la agricultura moderna.

Sin embargo, tiene el gran problema de que se ve afectado por los fungicidas actualmente utilizados en pepino. 

calendario de lucha integrada en cultivo de pepino

Fuente: Francisco José Salvador Sola

Gestión de lucha integrada contra mildiu (Pseudoperonospora cubensis)

Con los insectos auxiliares comentados y los insecticidas que puedan combinarse, siendo de por sí ya un puzle bastante complicado, ahora tenemos que mezclarlo todo con los fungicidas y el temido mildiu del pepino.

Y es que, si ya de por sí fuera todo muy complicado, los actuales fungicidas utilizados contra mildiu en cultivo de pepino resultan fatalmente tóxicos para las poblaciones de A. swirskii. En tal caso, hablamos de los fungicidas como el mancoceb, que afecta en categoría 3 (75% de mortandad) a este insecto auxiliar tan preciado.

Hablar de una estrategia combinada y sostenible, debemos darle importancia al uso del cobre, que lleva utilizándose durante décadas y aún no se han descrito formas de resistencia, ya que afecta al hongo por efectos diversos.

Sin embargo, las estrategias de uso de cobre contra mildiu son preventivas y no tendrán sentido usarlas cuando ya hay síntomas visibles de la enfermedad.

Para combatir el mildiu del pepino (Pseudoperonospora cubensis) podemos buscar fungicidas de alta eficacia aplicados en riego, y que tengan alta sistemia.

Calendario de lucha integrada contra mildiu en cultivo de pepino

Efecto preventivo contra mildiu: uso de cobres, fluopicolida, ciazofamida. Todos estos son eficaces frente al desarrollo de los primeros micelios, pero no los micelios internos. 

Efecto curativo contra mildiu: fosetil-Al y al propamocarb, cimoxalino, metalaxil, azoxistrobina. Como ambos son productos con gran sistemia, su efecto es curativo ya que afectan a los micelios internos del hongo.

Un saludo. Agromática.

Cómo la lucha integrada ha impulsado el cultivo de pepino
¡Vota el artículo!

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next ArticleDel café a la achicoria, un cultivo de invierno para el huerto