Inicio » Plantas » Plantas ornamentales » Festuca arundinacea. Césped de bajo mantenimiento
Festuca alta

Festuca arundinacea. Césped de bajo mantenimiento

Hoy toca hablar de la Festuca arundinacea. Hace poco hablábamos de Festuca glauca, de color azul, con carácter muy ornamental y con leve aplicación para cultivo forrajero. La especie de hoy comenzó siendo una planta con interés forrajero. Sin embargo, las «nuevas» variedades comerciales aplicadas a lo ornamental fueron teniendo tirón y es una especie que se ofrece para mezclas de césped desde hace tiempo. ¿Qué o quién hizo de una especie forrajera una alternativa para césped deportivo, de recreo y doméstico? ¿Y por qué?

Festuca arundinacea respecto al género Festuca

Ya dijimos en su día que el género Festuca contiene más de 600 especies. De entre ellas, esta quizá sea una de las más famosas por su atractivo forrajero en el pasado y en los últimos tiempos como alternativa para césped de poco mantenimiento. Ahora veremos estos dos usos tan distintos y las cualidades de esta especie. Hace poco hablábamos de otra especie del género, Festuca glauca, de colores más azulados, hojas más largas y finas formando abultamientos muy atractivos como grupos individuales o pompones dentro de un jardín de rocalla.

Leer más >> Festuca glauca para el jardín de rocalla

El género Festuca son especies de gramíneas que se extienden por todo el mundo. En concreto, Festuca arundinacea es de origen Europeo aunque ya se extiende por los EEUU y zonas de Sudáfrica y Asia aunque en mucha menor profusión. Es una especie de estación fría ya que crece durante el invierno y primavera. Soporta bien los rigores invernales. De forma natural, podemos ver como hacia el sur de la península ibérica su presencia va disminuyendo y tiene una alta densidad en Europa central y Reino Unido. De todas formas su gran rusticidad a entornos de sequía hace que también se utilice en zonas del mediterráneo y las nuevas variedades comerciales tienen aptitudes muy buenas para regiones más secas. En el mapa siempre mostramos los muestreos de la especie silvestre, que se encuentra de forma natural (en su mayor parte).

Festuca arundinacea mapa europa
Distribución de Festuca arundinacea. Extraído de GBIF.org

Interés forrajero, manejo y rendimientos de Festuca arundinacea

La Festuca arundinacea es una gramínea muy utilizada como forraje tanto para consumo en verde como para henificado ya que sus producciones son muy elevadas. La pampa argentina se caracteriza por ser una de las zonas del mundo donde más se usa esta especie en los prados de pastura para herbívoros domésticos. Se suele mezclar con otras especies como trébol, dactilo o alfalfa y algunas leguminosas para obtener pasturas equilibradas.

Los rendimienos son muy altos. Hablamos de unas 10 toneladas/ha y año en casi cualquier clima. En los estudios y ensayos consultados se obtienen rendimientos en Argentina de hasta 14 toneladas según variedades (y debidamente fertilizadas). En los países nórdicos del norte de Europa, con variedades más adaptadas a sus condiciones térmicas y lumínicas están en torno a 8-9 toneladas/ha y año.

Los cortes como forrajera suelen estar entre 2 y 4 al año dependiendo de clima pudiendo incluso hacerse hasta 6 cortes.

Las variedades difieren mucho entre países y continentes. Hay decenas de ellas. Algunas extraídas de los artículos consultados son:

  • Retu, Boris, Casper, Kalevi, Salten… (ensayo en países nórdicos),
  • Rocío, Glorica, Barcet, Kentucky 31, Conway, Aprilia, Baralta, Royal Q 100, Tatum, Quantum… (ensayos en América)
  • Manade, Clarine, S-170 de clima frío y pero resistencia a la sequía y otras mediterráneas con mejor tolerancia a sequía como Maris Kashba, Gloria  o Jebel. Tima y Emérita son variedades españolas por ejemplo.

Se considera una forrajera de alto rendimiento pero de palatabilidad pobre. Esto quiere decir que los animales que la pastan, no suelen gustar de su textura en la boca, sobre todo si forma caña y se endurece (suele ocurrir). Los herbívoros que mejor la toleran son el ganado vacuno.

Simbiosis entre un hongo y la Festuca: Un problema para el ganado del continente americano

No todo podían ser maravillas y ventajas y tenemos un «gran pero» que se fue sabiendo con el tiempo pero hoy en día está controlado en la mayoría de sitios y sobre todo con las nuevas variedades y la mejora genética tanto en la especie vegetal como en las razas animales.  La Festuca arundinacea, en general incluida la famosa variedad KY-31  y muchas otras… tenían un hongo endófito simbionte-mutualista. Este hongo se beneficia de la planta y la planta de él en una relación casi inseparable. Los beneficios que obtiene cada uno del otro son:

Beneficios que obtiene el hongo

  • Obtienen nutrientes
  • Consiguen mayor dispersión

Suelen ser los beneficios de casi toda asociación hongo planta, incluidas las micorrizas tan necesarias.

Beneficios que obtiene la Festuca arundinacea

  • Aumento de la tasa de crecimiento
  • Mayor tolerancia a heladas y sequías
  • Resistencia al estrés por falta de nitrógeno y fósforo
  • Mayor resistencia a nematodos
  • Mayor resistencia al «ataque» de herbívoros (entiéndase como ataque que el simple hecho de que se la coman). ¡Para la planta es un problema!

A veces esta relación simbiótica puede perjudicar pero en general beneficia.

El problema reside en que los subproductos del metabolismo de estos hongos producen una serie de químicos del grupo de los alcaloides que son tóxicos para el ganado, en particular a los ungulados.

Festucosis o toxicidad en el ganado por consumo de Festuca arundinacea

El alcaloide implicado se llama Lolina y que a su vez genera otros compuestos derivados en el estómago de los rumiantes como la ergovalina. La alta concentración de estos compuestos provoca en el ganado trastornos serios, llegando a catalogarse como enfermedad llamada festucosis. Los trastornos que produce bajan mucho la calidad y las producciones de los animales y ha sido un verdadero problema en muchos ganaderos que han utilizado esta especie como forrajera.

Los trastornos que produce son varios, algunos severos si la ingesta del alcaloide es alta como sensibilidad y/o hinchazón alrededor del menudillo en la pezuña provocando cojera, gangrena seca de las puntas de las orejas y la cola a veces con pérdida de la cola, necrosis grasa, vasoconstricción, formación de coágulos y aumento de temperatura corporal, dificultad de disipar calor corporal en verano y todo esto provoca:

  • Baja tasa de crecimiento o engorde
  • Salivación excesiva
  • Reducción de la producción de leche o incluso parada de producción (más frecuente en caballos).
  • Pelaje áspero
  • Elevada temperatura corporal
Festuca arundinacea alcaloides
Hongo Neothypodium coenophialum de la Festuca. Foto de Mizzou CAFNR

El comportamiento animal también cambia y buscan la sombra, se suelen revolcar cerca de los abrevaderos y zonas de sombra pastan menos horas que los animales no afectados.

Desde un punto de vista ganadero, es un trastorno que afecta a los rendimientos y producción que se ha intentado paliar con dietas, suplementos y en el mejor de los casos, sustituyendo poco a poco los pastos por variedades de Festuca alta libres de hongos endófitos. Este problema ha sido muy acuciante en los sistema productivos intensivos de EEUU y América del sur, principalmente Argentina.

En España este tipo de incidencia es prácticamente inexistente. Nuestros pastos se caracterizan por especies como el conocido como Ray-grass, dactilo, cebada, avena y mezclado con leguminosas como alfalfa, trébol y veza principalmente.

La transición de forrajera a semilla para césped. Historia de la variedad KY-31

Aunque la especie es de origen europeo, se llevó a las pasturas americanas en el S.XIX. En América tuvo mucha fama el material vegetal o variedad desarrollada por un profesor de la Universidad de Kentucky llamada Kentucky-31 o abreviada como KY-31. Este profesor, investigando los pastos que tenían Festuca alta observó cómo esta especie tenía un color más verde durante el periodo invernal y soportaba bien la sequía en los meses cálidos. Esas cualidades eran muy ventajosas respecto a las gramíneas autóctonas. Esto ocurrió en el año 1931, de ahí el nombre.

A partir de ahí y hasta 1942 se investigó sobre esta especie hasta que se lanzó al mercado ese año como especie forrajera mejorada. Fue años después, en la década de los 50 cuando se hizo popular y gracias a sus propiedades, la casa Brooks Pennington, Jr., que estaba abriéndose paso en el mundo comercial de especies herbáceas para céspedes domésticos, decidió incluirla en su plan I+D. A finales de los 60 desarrollaron un tratamiento de semillas patentado (Penkote Seed Technology) que mejoraba notablemente el establecimiento, acelerando crecimiento inicial y salud del césped posterior frente a enfermedades. Fue este proceso el que llevó a la Festuca arundinacea a convertirse en una especie para césped viniendo de una especie que sólo se había considerado forrajera.

Interés como césped de bajo mantenimiento

Además de las variedades forrajeras, se han ido desarrollando variedades específicas para césped ya que tiene unas condiciones muy buenas gracias, sobre todo a su hoja ancha y sistema radicular profundo. Aquí enumeramos algunas características que lo hacen idóneo para el jardín.

La ventajas que tiene Festuca arundinacea como césped son:

  • Sistema radicular profundo, lo que implica frecuencias de riego mucho menores y mayor tolerancia a la sequía que otras varieades de césped.
  • Mantiene una coloración verde todo el año. Puede amarillear en climas muy extremos, tanto por frío como por calor.
  • Resistencia al pisado.
  • Soporta bien los climas fríos.
  • Idóneo para climas con gran contraste entre invierno verano. (Zonas de montaña en España por ejemplo).
  • Gracias a su sistema radicular controla muy bien la erosión y es muy beneficioso en taludes para sujetarlos.

Al ser un césped de bajo mantenimiento se utiliza también en sectores concretos de  los campos de golf, normalmente fuera de las calles ya que en estas se requiere un césped de hoja más fina y de corte mucho más apurado. En las zonas de talud y los llamados rough se suele plantar esta especie.

Césped campo de golf
Muy utilizada en los sectores de hierba alta de los campos de golf (rough) y césped deportivo. Foto de: One Tree Hill Studios

Para césped cada casa comercial tiene sus propias variedades. Podemos mencionar algunas como:

  • Titán: De clima templado con gran expansión horizontal gracias a sus tallos laterales.
  • Bizem: Para césped deportivo. Muy resistente a pisoteo y con posibilidad de corte de hasta 1 cm.
  • Fesnova: Tolerante a sequía. Para veranos cálidos. Crecimiento lento. Fina comparada con otras variedades.
  • Patron: Resistente a parche marrón, de hoja ancha. Tolerante a suelos salinos y calores fuertes.
  • Firaces: Tolerante a pisoteo y con pocas necesidades de fertilización.
  • Olympus, Rendition, Asterix… La lista de casas de semillas y variedades es infinita.

Cuidados generales de Festuca arundinacea como césped

Vamos a detallar los cuidados generales de esta especie aunque hoy por hoy, las variedades son tantas y tan distintas y desarrolladas para cada tipo de clima, suelo, tipo de corte, resistencia, tolerancia a sequía etc etc. que cada una tendrá su particular cuidado. Aun así, de forma general podemos decir que necesita:

Luz y temperaturas

Como es evidente, es un pasto que crece bien con plena luz aunque también es tolerante a zonas de semisombra. En climas más cálidos, donde las temperaturas y exposición pueden dañar la hoja, se deberá plantar en zonas de sombra parcial o al menos tener el riego asegurado. Cuando hablamos de cálidas tienen que ser en zonas muy extremas ya que es una especie que se planta en jardines de la región mediterránea (levante español) y aquí calor hace un rato. En zonas sombrías de alta humedad y pluviometría también prospera.

Su valor real es que resulta una especie muy resistente al frío respecto a otras gramíneas. Soporta bien los rigores del invierno sin decolorarse demasiado, salvo contadas excepciones donde haya heladas muy persistentes.

Suelo

Se adaptan a muchísimos tipos de suelo. Es una especie muy tolerante en este aspecto. Incluso puede crecer en suelos pesados ya que, tiene un sistema radicular muy profundo y consigue abrirse paso para conseguir agua y nutrientes con bastante facilidad. Por ello es considerada de bajo mantenimiento como césped para jardín. Aún así, el suelo arcilloso no es recomendable, siendo lo más habitual un suelo franco o algo arenoso.

Es la especie de Festuca con el sistema radicular más desarrollado y profundo. Por tanto, el único factor limitante puede ser precisamente que el suelo sea poco profundo. A diferencia de Festuca glauca por ejemplo, que puede crecer bien en zonas de suelos poco profundos o en jardines de rocalla. El rango de pH es muy amplio y soporta suelos básicos, salinos costeros incluso, neutros e incluso suelos de acidez elevada (hasta 5,5).

Riego y humedad

Su profundo sistema radicular permite espaciar los riegos ya que con sus raíces profundas, la planta es capaz de obtener agua durante periodos relativamente largos. Por ello, los riegos más que frecuentes, deben ser copiosos para que el suelo empape a una profundidad de 15-20 cm. El riego, como cualquier césped debe ser por aspersión. En zonas de humedad baja en la que no apliquemos riegos frecuentes las puntas de las hojas pueden amarillear.

Festuca riego

Plantación y mantenimiento

Se siembra durante la primavera o el otoño para conseguir mayor arraigamiento y crecimientos rápidos. Son las épocas de mayor crecimiento. En los periodos de germinación e implantación se requiere mayores riegos. Hay que estar pendiente de las resiembras ya que tiende a formar abultamientos, ya que es una especie amacollada. La Festuca glauca es un claro ejemplo de ello.

Guías de cortacésped

En cuanto a la siega no admite cortes muy muy apurados y al ser poco denso es mejor dejar cortes de entre 5 y 8 cm. Se puede apurar algo más si se mezcla con otras variedades algo más densas pero no es recomendable bajar de los 4 cm. Además esta siega debe ser frecuente.

  • La dosis de siembra para césped oscila entre 30-50g/m2 dependiendo de la variedad. En forrajera las dosis de siembra oscilan entre 20-25kg de semilla por hectárea de pastura.
  • Es una semilla grande y la profundidad de siembra ronda los 2cm.
  • Tarda en germinar entre una y dos semanas dependiendo de la época y el clima
  • Las variedades actuales ofrecen un poder germinativo superior al 80-90% de las semillas.
  • Tienen un crecimiento moderado-rápido (la silvestre se considera de crecimiento lento) y hay que tener en cuenta que puede crecer hasta 1m de altura. (Aviso por si es una segunda vivienda en la que pueda haber periodos de ausencia).
  • Aunque resiste bien el frío, no es recomendable plantarlo a más de 1000m sobre el nivel del mar.

Mezclas de otros céspedes con Festuca arundinacea

La Festuca alta se suele mezclar con otros céspedes de características algo distintas. Es un césped que podríamos denominar como tosco y poco denso. La mezcla con Ray-grass, Dactilo (Cynodon dactylon) o la famosa Poa pratensis, aseguran más densidad y calidad a la mezcla. En todas las mezclas en las que se ponga Festuca arundinacea se debe poner un mínimo del 70% de esta especie. Si está en menor cuantía, compite mal con el resto de especies. Mezclas habituales con Festuca alta como especie dominante son:

  • 80% F. arundinacea – 20% Poa pratensis
  • 80% F. arundinacea – 10% Cynodon dactylon – 10% Lolium perenne
  • 70% F. arundinacea – 30% Poa pratensis

Luego ya tenemos virguerías de mezclas dentro de la Festuca. 25% de tal variedad, 25% de otra variedad, 30% de otra variedad y luego las habituales Poa y dactilo. ¡Es todo un mundo de alquimia!

Fertilización

Depende del tipo de suelo, del clima y de si va mezclado con otros céspedes (que lo habitual es que sí).

En climas calurosos se suele abonar a principios de primavera. En climas más fríos durante el otoño. Estas son las mejores épocas aunque si se hacen 2 3 o incluso 4 aplicaciones anuales no siempre aplicaremos en los mejores meses.  Las frecuencias de fertilización dependen del tipo de suelo. En los arenosos, los nutrientes percolan más y serán necesarias algunas dosis más. Lo habitual suele ser entre 1 y 3 aplicaciones anuales.

No es recomendable utilizar estiércoles poco madurados ya que pueden quemar el césped. Si se utilizan abonos comerciales podemos utilizar formulaciones NPK con aporte de magnesio y hierro o magnesio y azufre. Formulaciones con buena proporción de nitrógeno son las más adecuadas para el crecimiento vegetativo. Pongamos un ejemplo de 2 aplicaciones de fertilizante. Formulaciones aproximadas o parecidas a NPK 20-5-10 son adecuadas y si tienen complementos de hierro y magnesio mejor. Podríamos establecer un calendario de fertilización sobre:

  • Primera aplicación Marzo-Abril: 30-40 mg/m2
  • Segunda aplicación Octubre-Noviembre: 30-50 mg/m2

Se podrían hacer más aplicaciones bajando un poco las cuantías de cada aplicación entre 20 y 30 mg/m2.

Abonos - Fertilizante Cesped Primavera-Verano Saco 4kg - Batlle
  • Bono en forma de micro gránulos de liberación controlada
  • Aporta un equilibrio nutritivo ideal de manera que mantiene el verdor con un crecimiento controlado y 100 días de duración
  • Ideal para aplicar en el momento de crecimiento del césped

Plagas y enfermedades

Es muy resistente en general a las enfermedades fúngicas aunque le puede afectar hongos del género Rhizoctonia lo que se conoce en inglés como brown patch o parche marrón. Suelen ser círculos o anillos, parches en definitiva que amarillean y acaban secándose. La mejor forma de erradicar los parches es levantarlos por completo y replantar. Es algo drástico pero es la mejor forma.

También pueden sufrir de roya negra (Puccinia graminis), Mildiu (Scleropthora macrospora) o hilo rojo (Corticium fusiforme). Esta última es muy característica por sus manchas de color rosado de unos 20-30 cm.

Muchas de las variedades comerciales ya son bastante resistentes a varias de estas enfermedades. Aun así, pueden atacar pero es un césped que se recupera bastante bien de los ataques fúngicos.

Roya negra
Roya negra (Puccinia graminis) en hoja de Festuca alta. Foto de Björn S…

Conclusiones sobre Festuca arundinacea

A la vista de la información recopilada, podemos deducir que la presencia o no del hongo endófito simbionte determina el destino de cada variedad de Festuca arundinacea según su uso.

  • Para especies forrajeras, querremos aquellas variedades libres del hongo endófito, que aunque sean menos resistentes a sequía u otras condiciones, no perjudican al ganado que la consume.
  • Para especies destinadas a césped deportivo o doméstico, no tenemos ningún problema en que este hongo esté presente ya que le confiere muchas características de resistencia y es una gramínea que no va a consumir ningún animal (salvo que tengas alguna cabra loca suelta por casa).

Productos relacionados

Referencias

Bazzigalupi, O. (2014). Fertilización nitrogenada en Festuca arundinacea Schreb. para producción de semilla con riego en el norte de Buenos Aires, Argentina. Revista de Investigaciones Agropecuarias40(3), 7.

Formoso, F. (2010). Festuca arundinácea, manejo para producción de forraje y semillas. Montevideo, INIA, 39-46.

Niemeläinen, O.., Jauhiainen, L.. and Miettinen, E.. (2001), Yield profile of tall fescue (Festuca arundinacea) in comparison with meadow fescue (F. pratensis) in Finland. Grass and Forage Science, 56: 249-258. https://doi.org/10.1046/j.1365-2494.2001.00271.x

Paterson, J., Forcherio, C., Larson, B., Samford, M., & Kerley, M. (1995). The effects of fescue toxicosis on beef cattle productivity. Journal of animal science73(3), 889-898.

San Miguel, A. (2008). Gramíneas de interés para la implantación de praderas y la revegetación de zonas degradadas. Ecología y pautas básicas de utilización. Departamento de Silvopascicultura Universidad Politécnica de Madrid E.T.S. Ingenieros de Montes.

Strickland, J. R., Aiken, G. E., Spiers, D. E., Fletcher, L. R., & Oliver, J. W. (2009). Physiological basis of fescue toxicosis. Tall Fescue for the Twenty‐first Century53, 203-227.

Vázquez de Aldana, B. R., Zabalgogeazcoa, I., & García Criado, B. (2001). Detección de ergovalina en gramíneas de pastos adehesados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba