El cultivo de crisantemos

crisantemos. Chrysanthemum¿Qué sabemos sobre los crisantemos?

Pues deberíamos saber bastante, puesto que conocemos los crisantemos desde el año 500 antes de Cristo. Ya hemos tenido tiempo para sacar la máxima expresión de esta particular flor. Y si no lo has hecho no te preocupes que nosotros intentaremos ayudarte sobre cómo cultivarlos y conseguir incorporar a las plantas de tu jardín una gran variedad crisantemos de todos los colores.

El género Chrysanthemum

Este género en el que se encuentran los crisantemos alberga unas 30 especies. Antiguamente (imagínate, 400 a. C.) este género ofrecía muy poca versatilidad en cuanto colorido o tamaños. Hoy en día podemos encontrar crisantemos como especies perennes y resistentes, híbridos semirresistentes, especies anuales, etc. de muchísimos colores, tamaño y formas y está especialmente indicada para colocar en cualquier jardín.

Te vamos a contar un secreto, y es que su cultivo no es difícil si sigues unas pautas. Así que si siempre has querido cultivarlos, ¡que no te vendan la moto y no  lo dudes!

El suelo de los crisantemos

Si ya tienes localizado la zona donde quieres colocar tus crisantemos hay que realizar unos preparativos en el suelo para recibir la planta. Al principio de primavera  remueve bien la tierra hasta por lo menos 15 cm de profunidad, para que las raíces no tengan problema en desarrollarse. Incorpora al suelo algún tipo de compost o humus. Con esto conseguirás acidificar un poco suelo y será perfecto, ya que esta planta de jardín prefiere este tipo de suelos. En futuro sólo tendrás que administrar el compost que añades para que siempre tenga el pH ácido que requiere.

¿Cómo cultivo los crisantemos?

Cuando ya tienes el terreno preparado, como hemos comentado, sólo te queda plantarlos. En primavera, lejos de la temporada fría, plántalos separados unos de otros unos 30-40 cm. El primer riego tiene que ser abundante y facilitará el desarrollo de la planta en sus inicios. Y como siempre, reincidimos comentando que no encharques con el riego (¡qué pesados!) .No descuides el abono que debes añadir para que no ralentices su crecimiento, y si los ves un poco “dormidos” adquiere un fertilizante líquido para completar sus necesidades de N-P-K (cualquier fertilizante de tienda común puede servir).

crisantemos, Chrysanthemum

Crisantemos coloridos en jardín
Fuente: torange

La llegada del invierno

Hoy en día las variedades híbridas son las más comunes y las que dan buenos resultados y excelente colorido de flores. El único problema es que suelen ser vulnerables a las heladas. La solución es fácil. Tienes que plantarlos al final de invierno o inicio de primavera, cuando decimos adiós al frío y a las temperaturas bajas. En invierno puedes o bien producir nuevas plantas a través de esquejes (ahora te comentamos cómo) o protegerlos en lugares apropiados.

Ya en otoño, que empiezan a bajar las temperaturas, podamos el tallo principal hasta tener unos crisantemos de 20-25 cm de altura, recortando los tallos basales nuevos. Hay que protegerlos del frío y lo podemos trasplantarlos a lugares de interior a través de maceta o colocarlos en un pequeño invernadero. Al final del invierno regaremos abundantemente para anunciarles la llegada del calor y el trasplante a suelo definitivo. Fruto de estos riegos nacerán nuevos tallos y ahí es cuando podremos seleccionar los esquejes que se convertirán en nuevos crisantemos.

¿Cómo se propagan los crisantemos?

Lo mejor es hacerlo a través de esquejes y lo podemos conseguir con estos 6 sencillos pasos:

  1. Seleccionar los crisantemos que queramos propagar de una planta madre.
  2. En primavera se elige un tallo de la zona basal.
  3. Por debajo de la axila se corta un tallo de unos 5 o 6 cm de longitud. Elimina también las hojas inferiores y deja un cuantas en la parte superior del esqueje.
  4. Necesitarás hormonas de enraizamiento para facilitar la formación de raíces de esqueje.
  5. Entierra el esqueje a unos 2-3 cm de profundidad sobre una maceta con sustrato.
  6. Riego hasta que el sustrato tenga humedad y no reincidas hasta que no se formen las raíces.

Variedades de crisantemos

Los crisantemos que colocas cercana a los bordillos forman un paisaje atractivo para tu jardín. Aquí te mostramos algunas variedades que puedes seleccionar.

Variedades despuntadas: Ruby Wren (rosa), Yellow Nuggett (amarillo), Martin Riley (amarillo), Alice Jones (bronce), Timmy Gray (rosa), Woolley Dandy (rojo), Karen Rowe (rosa), Eve Gray (rosa), Cricket (blanco), Shirley Victoria (bronce), etc.

Borla: Solly (amarillo), Cameo (blanco), Denise (amarillo), Fairie (rosa), etc.

Coreanas: Blush (salmón), Ada Miles (color crema), Janice Bailey (rosa), Lemon Tench (salmón), Fairy Rose (rosa), etc.

Variedades ramificadas: Margaret (rosa), Nathalie (púrpura), Grandchila (rosa), Lillian Hoek (bronce), Pennine (varios colores), Gerroe Hoek (rosa).

El cultivo de crisantemos
¡Vota el artículo!

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next ArticleEl tipo de suelo de mi jardín