El cultivo de la petunia

cultivo de la petunia en el jardínCómo convertir la petunia en la protagonista de tu jardín

La petunia es un género de plantas muy famosa y muy cultivada a lo largo de todo el planeta. Esto es por varias cosas. Una porque son sencillas de cuidar y no dan muchos problemas,  otra por la gran etapa de floración y por último su máxima expresión de colorido y formas de las distintas especies de petunias. ¿Llevamos a la petunia a la máxima expresión?

En nuestra particular introducción sobre el cultivo de la petunia tenemos que deciros que cuando hablamos de ella mencionamos un género de la familia de las solanáceas (patata, tomate, berenjena, pimiento, etc.) que comprende alrededor de 18 especies de origen sudamericano. Lo que hace tan atractivas a las petunias es que tienen una floración constante que va desde la primavera hasta finales de otoño. Es una gran cualidad de cara a disponerla en el jardín porque florecerá cuando otras plantas comienzan a marchitarse llegado la temporada fría. Tiene esta ventaja, pero ¿qué hay de su cultivo? ¿Me traerá verdaderos quebraderos de cabeza o es una planta “autosuficiente”? Vamos a verlo a continuación.

 ¿Cómo incide la climatología en el cultivo de la petunia?

A pesar de que les encanta los climas tropicales en donde no hay diferencias grandes de temperatura en toda su temporada de floración, se acostumbran bastante rápido al frío y no es una planta particularmente sensible a las heladas. Lo que si tenemos que procurar es renovar periódicamente la planta con podas más o menos intensiva, sobre todo con el objetivo de mantener la mayor floración posible en la planta.

 Otra cosa importante es que es una planta que requiere buenas condiciones de iluminación. No tengas miedo en colocarla al Sol y procura que ningún árbol o palmera le genere sombra.

cultivo de la petunia

Petunia en maceta
Fuente: Jerzy Opioła

 Características del suelo y abonado indicado

Un suelo apropiado para las petunias es aquel que sea suelto y con buena capacidad de drenaje. La petunia es un género de plantas de jardín que son muy agradecidas, pero tenemos que contar con un suelo rico en nutrientes. Ya sea con una mezcla de compost que hemos producido nosotros mismos, o con un abono completo NPK con buena cantidad en potasio, debemos ser constantes con esto, sobre todo en la época anterior a la floración y durante ella. No es necesario ofrecer cantidades porque ya tenemos experiencia con nuestras plantas. Un puñado de materia orgánica alrededor del tallo que lixivie a las raíces con el riego y cantidades de abono según lo especificado en el producto. ¿No queremos un jardín estupendo con unas petunias protagonistas? ¡Hay que trabajarlo!

 Dosis de riego

En cuanto al riego de la petunia, no vamos a aportar datos técnicos porque es un cultivo que no exige un riego determinado u específico como sí ha sucedido en otros cultivos. Partimos de la base del riego racional que como todos sabréis consiste en lo siguiente:

  • No encharcar (problemas de asfixia radicular)
  • No dejar largas temporadas de sequía y menos durante la floración
  • Riegos frecuentes dependiendo de si está a pleno Sol y hace mucho calor

La floración de mi petunia ha empeorado o se ha reducido. ¿Cómo la mejoro?

Si con el paso del tiempo vemos a nuestra petunia débil y con aspecto de senectud, podemos aprovechar para realizar una técnica de rejuvenecimiento (¡sin uso de cremas, operaciones o potingues!;)). Lo que vamos a hacer es podar sin miedo toda la planta al 50 %, es decir, reducir el volumen de la planta hasta la mitad. Esto lo haremos cuando acabe la floración a finales de otoño. En pocas semanas veremos cómo se renueva la planta y aquí es buena idea intentar que no le falten nutrientes o agua a la planta.

cultivo de petunia en el jardín

Petunia híbrida
Fuente: Fanghong

 Multiplicar nuestras plantas

Si buscamos bien entre la petunia una vez que termina la floración y los pétalos comiencen a caer, veremos que queda descubierto una especie de cápsula donde en su interior estarán almacenadas las semillas de esta planta.  Cuando esta cápsula comience a secarse es el momento de extraer las semillas y comenzar a plantar. Lo podemos hacer en una maceta con una mezcla de tierra, compost y arena, humedeciendo el sustrato periódicamente y controlando su temperatura. Un consejo es disponer un plástico con agujeros o un cristal encima de la maceta para que actúe a modo de invernadero y acelere la germinación. La fecha para hacerlo es a finales de invierno o justo a inicios de primavera, y tardarán entre 1 y 2 semanas en germinar dependiendo de las condiciones climáticas.

Hay que tener cuidado con algo, y en general va enfocado a todas las plantas que están germinando y es lo siguiente:

 ____________________________________________________________________________________________

CONSEJO AGROMÁTICA

A la hora de realizar el riego, hay que tener mucho cuidado con la forma de hacerlo. Independientemente de la cantidad que apliquemos, la forma de hacerlo es aún más importante. Si regamos a chorro, como se suele decir, desplazamos la semilla, movemos el tallo y corremos el riesgo de quebrarlo o rotarlo. En cualquier de estos casos, el resultado es el mismo. ¡Catástrofe!. El riego debe ser muy suave, sin presión y casi en forma de goteo. Podemos ayudarnos de un rociador o pulverizador. De esta forma humedecemos el sustrato sin aplastarlo o moverlo.

 ____________________________________________________________________________________________

El cultivo de la petunia
5 (100%) 1 vote

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next ArticleCultivo de ruibarbo en el huerto