El cuidado de los lirios

lirios¡Pon un lirio en tu jardín!

Con este eslogan iniciamos nuestra entrada sobre los lirios. Vamos a ir incrementando nuestra base de datos de plantas de jardín y en nuestro segundo puesto está (sonido de tambores) ¡los lirios! Quizá sea del conjunto de plantas bulbosas la más importante o conocida debido a la peculiar forma de sus flores y la gran diversidad que presenta. Veamos a ver a qué se debe esta fama.

Las flores de los lirios son reconocibles desde lejos. Su peculiar forma y la gran variedad de colores que ofrecen forman un elemento idóneo para añadir colorido a tu jardín. Existen tanta diversidad de lirios que puede asustarnos, pero generalmente todas esas variedades se separan en dos tipos principalmente. Los lirios con bulbos y los lirios con rizomas.

Uso de los lirios

De esas dos opciones en las que nos hemos atrevido a dividir los lirios lo que vamos a intentar comentar es de qué forma podemos cultivar esos dos tipos en nuestro jardín. Pues bien, para el caso común de lirio como planta bulbosa (auténticos bulbos) se plantan en lechos de tierra, bordillos, jardines rocosos, para flores de interior, etc. En el caso de los lirios de rizoma, por su tamaño se suelen disponer alrededor de bordillos, en estanques en el caso de especies de lirios acuáticos o también para jardines de tipo rocoso.

El cuidado de los lirios

Pasamos a la parte “técnica” y comentamos las necesidades de los lirios. Estas plantas acostumbran a desarrollarte en espacios abiertos, soleados y sin sombra. La tierra, como siempre, tiene que tener un buen drenaje. Nos tenemos que asegurar de que la tierra se encuentre húmeda, sobre todo en la temporada de floración y crecimiento. ¿Qué tipo de suelo necesitan? Generalmente neutro. Nos podemos ir a suelos un poco ácidos o un poco calizos. En cualquiera de los dos casos no tendrá ningún problema en su desarrollo, pero siempre acercándonos a pH neutro.

Los dos tipos de lirios

Lirios rizomatosos

Si quieres plantar en tu jardín lirios rizomatosoos tienes que hacerlo en la época de verano o pasarte un poco hasta principios de otoño. En primavera, con la llegada de buena temperatura también puedes hacerlo (pero no se obtendrán flores el primer año). Se separa cada rizoma (una planta) y se cultiva en un marco de plantación de 50-60 cm con las raíces extendidas y la tierra mullida. La parte superior del rizoma no se debe cubrir y se dejará descubierta.

De este tipo de lirios tenemos cuatro grupos: barbados, no barbados, crestados y acolchados. Podemos disponer de las siguientes variedades:

  • Lirios barbados: pocas especies en jarinería. Iris pumila, Iris chamaeiris, Iris biflora, Iris variegata, Iris germanica, Iris pallida, etc.
  • Lirios no barbados: con flores grandes y vistosas. Aquí se incluyen especies acuáticas o semiacuaticas. Iris laevigata (color azul), Iris pseudacorus (color amarillo, Iris sibirica (color azul), Iris kaempferi (púrpura y amarillo).
  • Lirios acolcahdos: son generalmente difíciles de cultivar y presentan flores grandes que florecen a finales de primavera. Tenemos Iris gatessi, Iris susiana, Iris hoogiana, Iris stolonifera, etc.
  • Lirios crestados: presentan hojas verdes y lustrosas. Tenemos Iris japonica (la más famosa) e Iris cristata (color lavanda, blanco y naranja).
Iris japonica

Iris japonica, un tipo de lirio rizomatoso
Fuente: pacificbulbsociety

Lirios bulbosos

En este caso, si quieres plantar en tu jardín lirios bulbosos lo tendrás que hacer en otoño. Seleccionas los bulbos y los entierras a una profundidad de 6-8 cm para bulbos pequeños, y a 10 cm o más para los grandes. El marco de plantación en los de tipo bulboso será menor, de unos 30 cm.

De los lirios bulbosos existe el grupo reticulado y el grupo Juno.

  • Grupo reticulado: son especies enanas y resistentes. Excelentes para bordillos o para colocarlos en macetas. Tenemos el Iris danfordiae (flores amarillas), Iris hitrioides (azul), Iris bakeriana (azul), Iris histrio (azul intenso), Iris reticulata (color violeta).
  • Grupo Juno: este último grupo se caracteriza por crecer de forma lenta y dar numerosas flores. De las especies más conocidas se encuentra Iris bucharica (color crema), Iris graeberiana (malva), Iris manifica (lavanda), Iris aucheri (azul pálido).
Iris bakeriana

Iris bakeriana, un tipo de lirio bulboso
Fuente: badbear

Lirios por países

Forman un grupo dentro de los lirios bulbosos pero los hemos separado de los 2 grupos anteriores por su importancia. Existen los lirios holandeses, españoles e ingleses. Los holandeses los que primero florecen. Los españoles tienen flores más resistentes, y los lirios ingleses son los de floración más tardía y de tamaño más grandes.

Vuelve a la lista de plantas de jardín

El cuidado de los lirios
5 (100%) 1 vote

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 comentarios

  1. brandon

    muy interesante yo pensaba que los lirios solo eran acuaticos, gracias por la informacion muy completa

  2. Marisol de Sabino.

    Hola estoy agradecida a Agromàtica por su valiosa enseñanza acerca de los lirios. Esta muy completa su información. Saludos desde Puerto La Cruz. Anzoátegui. Venezuela.

  3. Hjpp

    Hola super Buena la información, yo quisiera saber cuanto tiempo tardan los lirios para florear ya que tengo uno, ya casi 2 años con migo y aun no florea si tengo muchos hijos, pero no da flores porque? le he comprado vitaminas y nada.

Next ArticleAloe vera