Cultivo de wisteria sinensis

Cultivo de Wisteria sinensis

Hoy, en Agromática, vamos a crear la ficha de una planta que seguro os sorprenderá. Se trata de Wisteria sinensis, una planta embriagadora de tonos morados que se encargará de trepar por cualquier superficie de tu jardín. Si estás deseando incorporar un arbusto trepador de características ornamentales, esta es tu planta. ¡Ah! y cuidado con los niños y esta planta, ya os diremos por qué.

Cuando hablamos de Wisteria sinensis en realidad nos referimos a lo que comúnmente conocemos como glicinias o glicinas. Pertenecen al género Wisteria, que son especies trepadoras originarias por una parte de la región asiática de China, Japón y Corea, y por otra parte la zona este de los Estados Unidos.  Las glicinas tienen un crecimiento increíble si las cuidamos bien, hasta el punto de crecer 1 metro por cada año. Eso sí, lo hará siempre que las condiciones sean óptimas, cosa que vamos a buscar a partir de este artículo.

wisteria sinensis o glicinia

wisteria sinensis cubriendo una gran parte de la casa
Fuente: oregonstate.edu

Condiciones climáticas

Si tuviéramos que definir las condiciones de cultivo de Wisteria sinensis lo haríamos a través de estas tres ideas: resistente, fácil de cultivar y con gran capacidad de adaptación. Es bastante resistente al frío y lo soportará a no ser que sucedan heladas muy intensas.

En cuanto a la luz, se adapta a cualquier condición de pleno sol o sombra. Ten en cuenta que dado su crecimiento enérgico será imposible controlar, cuando la glicinia crezca bastante, la sombra que recibe.

La elección de suelo para la glicina

Si tuviéramos la opción de elegir un determinado suelo en nuestro jardín para la glicina o glicina, lo elegiríamos con buen contenido en materia orgánica, fresco, arcilloso y profundo. Decimos arcilloso porque a la wisteria sinensis le encanta las condiciones de retención de humedad en el suelo. Ojo, con esto no estamos diciendo que guste de suelos encharcados, en cuyo caso lo único que estarás produciendo es asfixia radicular. Si no dispones de un suelo arcilloso no pasa nada porque la glicinia se adapta a todo tipo de suelos, únicamente que tendrás que conseguir esa humedad constante a lo largo del cultivo.

En cuanto a suelos profundos, es muy importante que permita un correcto desarrollo de sus raíces, que exploran terrenos profundos y se expanden con fuerza, ramificando por todos lados (parecido al eucalipto).

wisteria sinensis, glicina o glicinia en una casa

Wisteria sinensis, glicina o glicinia
Fuente: Tangopaso

 La dosis de riego y abonado

En cuanto a la dosis de riego y la frecuencia, partiremos de la lógica sabiendo que la glicinia crece bien en entornos de suelo húmedo o con buena capacidad de retención de humedad. Regaremos de forma periódica, sin permitir etapas de sequía y mucho menos produciendo encharcamiento. Sobre todo incidir en el riego en su etapa de crecimiento (los primeros años).

En cuanto al abonado, una planta como la wisteria sinensis que produce gran cantidad de flores y crece de forma enérgica durante largo tiempo (vive más de 100 años), necesita de una fuente constante de nutrientes, sobre todo en la etapa de floración. Podemos utilizar estiércol, compost o vermicompost equilibrado, o bien abonos minerales NPK. En cuanto a la forma de abonado hay que indiciar que dependiendo del suelo, por ejemplo, si es de pH básico, incidiremos en las mezclas de pH ácido, como la lombricomposta, ya que a menudo se presentan clorosis (como la clorosis férrica) por falta de movilidad de minerales en suelos calcáreos.

Multiplicación de la glicinia o glicina

A la hora de multiplicar la wisteria sinensis tenemos distintas opciones. Semilla, esquejes, acodos, etc. Por semillas aparece el principal problema y es que tarda mucho en crecer y sobre todo florecer. Tendremos que esperar muchos años hasta ver una glicinia bien formada y plantarla en nuestro jardín.

La multiplicación por esquejes se ha convertido en una técnica muy útil y rápida para conseguir nuevas plantas en poco tiempo. En este caso tendremos que elegir una estaca leñosa en verano y cultivarla en condiciones controladas (invernadero o interior), y utilizando hormonas enraizantes como recomendación, pero no como obligación.

El acodo es otra técnica también muy útil (que por cierto la tenemos algo olvidada en Agromática) que básicamente es el esqueje de las raíces. Se suele realizar en otoño en la que se selecciona una acodo leñoso y se inserta con el corte hacia abajo y más tarde, tapando con tierra y regando de forma abundante. En un futuro os contaremos algunas técnicas de acodado.

¡Ah! Y una última cosa. Si os acordáis del artículo donde os mencionábamos un listado de 10 plantas tóxicas y de las cuáles había que tomar especial atención cuando vivimos con niños o animales, una de ellas era la glicinia. ¡Mucho cuidado! Son sus semillas las que resultan tóxicas cuando se ingieren. Producen mareos, vómitos, dolores abdominales, dolor de cabeza, etc.

Un saludo. Agromática.

11 Comments

  1. maria eugenia fernandez
    • jose
  2. tatiana
  3. Pilar
    • gta
      • LOSI
        • Patricia
  4. Julio Olivan
  5. Lucy ramos
  6. Antonio Núñez
  7. So

Leave a Reply

  • Responsable: Agromática
  • Fin del tratamiento: gestión de comentarios, gestionar el Spam
  • Legitimación: tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: no se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: acceso, rectificación, portabilidad, olvido
  • Contacto: info@agromatica.es
  • Información adicional: ver nuestra política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.