Cultivo de Borraja en el huerto

planta de borrajaUna aromática para tomar siempre en fresco. ¡No se puede conservar!

En este mundo en el que todo lo compramos envasado, existen productos, que por su condición de tener que consumirse frescos (hablamos de un día o unas horas) acaban siendo dejados de lado y caen en el olvido. Hoy os traemos una planta aromática que no se puede conservar, ni congelar, ni secar, y por eso nos estamos olvidando de ella. La borraja. ¡Puedes cultivarla!

Hemos de ser sinceros. Después de nuestros pinitos con diferentes plantas aromáticas, cayenas y chiles de todo tipo (ya os hemos contado que nos encanta el picante), se nos había olvidado por completo la borraja, planta de la cual podemos aprovechar hojas y flores para preparar y condimentar numerosos platos.

Su nombre científico es Borago officinalis. La borraja es una planta anual o bianual. Suele llegar a medir alrededor de medio metro de media pero esto es muy variable porque puede llegar hasta casi 1,5 m si se encuentra cómoda y las condiciones son óptimas. Es una planta cuyas hojas y tallos están repletas de vellosidades y puede dar la sensación de áspera y desagradable o por lo menos esa sensación nos dio al principio.

planta de borraja

Planta de borraja
Fuente: ichn.iec.cat

¿Pero, esta planta se puede comer con ese aspecto?

Lo primero que piensas al ver tanto hojas como tallos repletos de pelillos es que la borraja no es para nada comestible. Craso error. Has de saber que tiene un importante contenido en vitamina C  y provitamina A. Minerales como calcio y hierro también son muy abundantes. Hierro tiene más que las espinacas que como ya os contamos el mito del hierro de las espinacas se debe a un error de transcripción en la publicación de un científico. A parte de la parte puramente nutritiva, el sabor de la borraja tiene un fino sabor a vegetal. Puede recordar al pepino. El aroma es fresco .

La borraja no tiene demasiada presencia culinaria en España aunque toma más presencia en las zonas cercanas a la ribera del Ebro. Aunque esté extendida y crezca asilvestrada, su origen se estima por toda la Cuenca mediterránea. A pesar de su fácil cultivo y poderse encontrar por muchos sitios, lo cierto es que es una planta aromática olvidada que se está recuperando y va cogiendo fama entre los profesionales culinarios. Países con gastronomías universales como Francia e Italia, aprecian mucho la borraja como complemento de numerosos platos.

Asociaciones con cultivos en el huerto

Hemos encontrado investigando que tiene efectos beneficiosos en tomateras y freseras. A los tomates los protege de algunos coleópteros y gustanos. El problema de la borraja en el mismo huerto, junto con las hortalizas, es que puede ser invasora si se la deja florecer y emitir semilla. Puede llegar a competir con los principales cultivos y erradicarla puede ser un problema cuando ya a tomado posesión excesiva de la tierra. Por ello, quizá, se usen más otras plantas en asociación con las hortalizas, como la albahaca con el tomate

Cultivo de borraja en el huerto

Clima y suelo necesarios

Respecto al clima hemos de decir que la única consideración es sembrarla cuando ya no halla heladas. Esa será la referencia para comenzar el cultivo. Dependiendo de la zona donde vivas podrás plantarla en marzo, en mayo o durante todo el año si vives en Almería por ejemplo. El suelo que requiere, aunque algo calizo (pH 6-7), necesitamos que sea fresco, bien drenado y rico en materia orgánica, es decir, de calidad por lo menos aceptable para que crezca en buenas condiciones.

Siembra y floración de la borraja

La siembra como hemos adelantado, será en primavera en la mayoría de casos, pudiéndose prolongar hasta el verano. Es una de estas plantas que se consideran invasoras. Si tiene buenas condiciones de suelo, no solo no tendrás que cuidarla si no que vas a tener que controlarla para que no se expanda demasiado. Florece durante el verano, desde muy al principio hasta finales.

flor de borraja

Flor de borraja
Fuente: alacartaparados.es

Si en invierno sigues queriendo tener borraja, puedes hacer un trasplante a maceta para interior y es muy posible que te aguante bien. Se adapta bien a la vida en maceta pero tiene que ser algo grande.

 Recolección y conservación

La recolección la podemos hacer en función de las necesidades. Una de las razones por las que no se utiliza demasiado esta planta es su dificultad para conservarla que es nula. Se ha de consumir en fresco así que cuando tengas que utilizarla recoge unas pocas hojas. Los aromas que tiene son muy delicados y sutiles. Con la congelación o desecación se pierden irremediablemente. Las flores se pueden añadir en fresco a ensaladas o en guarniciones para dar ese fantástico color que tienen. ¡¡Las he visto poner hasta en Gintonics!!

¡Dejad esta entrada en favoritos para la primavera que viene! ¡Un saludo!

6 Comments

    • XV
  1. Jose Agromática
  2. DSD
    • branquia

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.