Cultivo de escalonia

Cultivo y cuidados de escalonia en el jardín

A medio camino entre ser considerado un árbol pequeñito o un simple arbusto, la escalonia adorna muchos jardines. Y no es para menos pues es considerado de los 10 arbustos ornamentales más bonitos. Si estás por aquí es que tienes curiosidad por estos versátiles arbustos y quieres aprender sobre su cultivo y cuidados para que empiecen a formar parte de tu jardín.

Sigue leyendo para descubrirlo todo acerca de la escalonia. ¡No te pierdas nada!

¿Cómo es la planta escalonia? Especies y variedades

Es importante que conozcas las características de escalonia para entender mejor cuáles son sus necesidades y la mejor forma de cuidarla para que siempre luzca increíble.

Taxonomía

  • Reino: Plantae
  • División: Magnoliophyta
  • Clase: Magnoliopsida
  • Orden: Escalloniales
  • Familia: Escalloniaceae
  • Género: Escallonia

Esta planta forma parte de la familia de Escalloniaceae, que consta de 60 especies diferentes de arbustos de hoja perenne. Es más común en regiones templadas como América del Sur, donde crece en las faldas de las montañas o en zonas abiertas de la costa. También se pueden encontrar algunos tipos en jardines del sur y oeste de Reino Unido.

El crecimiento de escalonia es bastante rápido, y durante las épocas de verano y otoño produce en abundancia flores en diferentes tonalidades como rosa, carmesí o blanco. Estos colores contrastan mucho con el color verde oscuro de las hojas.

A continuación, podrás encontrar una breve explicación de algunas de las especies que más gustan. No obstante, cabe destacar entre ellas Escallonia rubra dado que es con diferencia la más popular.

Variedades de escalonia

Escallonia macrantha: flores grandes y vistosas

Se trata de una de las especies más grandes, pudiendo llegar a crecer hasta alcanzar los 3 metros. Cuentan con un tronco recto y una corona gruesa. Sus flores son de un color rosa brillante y con forma acampanada, mientras que las hojas son de un color verde oscuro lustroso.

Dentro de este tipo los cultivares más populares son: Apple Blossom, Crimson Spire, Gloria Donard. Cada una tiene sus flores en una tonalidad diferente.

Escallonia rubra var. Macrantha: flores rojas de tipo tubular

Este arbusto se puede encontrar creciendo de forma silvestre en Chile y puede llegar a medir 2 metros tanto de largo como de ancho. Crece de manera robusta con flores tubulares rojizas y hojas verdes.

Su nombre científico es Escallonia rubra y es una especie parental para muchas variedades e híbridos que se diferencian en una gran diversidad de formas.

Escallonia bifida: flor en forma de horquilla

Esta variante viene de Uruguay y Brasil, donde crece de manera natural como un árbol que puede crecer hasta los 6-8 metros de altura. En plantaciones profesionales suele encontrarse en forma de arbusto corto.

Sus flores son de color blanco nieve con forma de horquilla y hojas estrechas ovaladas en un tono verde oscuro.

Plantar escalonia

Cuidado de la planta escalonia

Como has podido ver, no se va a tratar de una planta que requiere de unos cuidados especiales. Con un poco de mimo y esmero durante la plantación, pronto disfrutarás de un vigoroso arbusto en tu jardín.

Ubicación y temperatura

Es preferible que sitúes tu escalonia en una zona soleada, aunque la sombra parcial también le viene bien. Lo más importante es proteger las ramas del viento, sobre todo durante los primeros años. Es por esto que habitualmente se planta cerca de una casa o un muro para que le sirvan de protección.

En lo que respecta a la temperatura, esta planta no tolera bien el frío extremo aunque sí soporta pequeñas heladas, pudiendo rebrotar fácilmente en caso de que le haya afectado mucho.

Lo ideal sería que estuviese es un clima cuyas temperaturas cálidas estén entre los 18 – 21 ºC.

Tipo de suelo

La escalonia tiene la capacidad de poder desarrollarse sin problemas en una amplia variedad de suelos. Sin embargo, es preferible que sean ligeramente ácidos. Además también es importante evitar suelos arcillosos dado que empeoran el drenaje y este tipo de plantas no requieren de una alta humedad.

El aporte en otoño de materia orgánica alrededor de los tallos principales beneficia mucho a la fertilidad del suelo y a las características del suelo. Es recomendable crear un mantillo con compost o estiércol animal, aportando entre 3 y 4 kg/m2.

Características del riego

Durante los dos primeros años, mantener un riego adecuado en los meses más calurosos de verano es muy importante para que tu escalonia se establezca correctamente.

Es recomendable que el suelo alrededor de sus raíces se mantenga húmedo, con cuidado de que no quede encharcado. En condiciones de climas cálidos, regaremos entre 3 y 4 veces por semana, siendo preferible aportar riegos con poca cantidad pero aumentando la frecuencia.

En invierno, regaremos 1 vez por semana siempre y cuando no haya periodo de lluvias.

Arbusto escalonia

Uso de fertilizantes

Además del uso de la materia orgánica, en primavera estimularemos la brotación y la floración con el aporte de fertilizantes minerales. Podemos usar tanto abonos líquidos, mezclados con agua, como abonos sólidos granulados, aportándolos a inicios de primavera y repitiendo su aplicación una vez cada mes.

Lo aconsejable cuando prepares el terreno para las nuevas plantas es que te asegures de que el suelo está bien excavado, drene correctamente y puedes mejorar la fertilidad incorporando fertilizantes líquidos o granulados sólidos. Esto ayudará a mejorar el crecimiento de la raíz.

Si tienes estas plantas en macetas, tendrás que proporcionarles una nutrición suplementaria con un fertilizante de uso general una vez por semana durante las épocas de primavera y verano para fomentar la floración.

Poda y recorte de ramas

La escalonia es una planta que no necesita mucho mantenimiento. Sin embargo, para que crezca como un arbusto limpio o con forma específica, será necesario recortarla por lo menos una vez al año. El momento más recomendable para hacerlo es después de la floración, antes de la llegada del frío.

Por el contrario, si prefieres que crezcan de forma completamente natural, no necesitarás realizar ninguna poda. Aunque si observas que superan el espacio que tenías pensado que ocupasen, lo mejor es que la podes en otoño dado que si lo haces en primavera se reducirá la floración durante el resto del año.

Multiplicación de escalonia

Hay diferentes técnicas sencillas para conseguir nuevas especies de la planta madre, ya sea a través del esquejado y el acodo. En el primer caso, este procedimiento lo tendrías que realizar en verano cuando los brotes son jóvenes y poco lignificados. Mientras que la segunda opción, habría que realizarla en otoño.

Multiplicación por esquejes

La técnica del esqueje es la que mejores resultados ofrece en el cultivo de escalonia. Para ello, seleccionaremos tallos semi leñosos de entre 10 y 15 cm de longitud. Los mejores brotes se obtienen en verano. Sin embargo, debemos desechar los tallos que tengan flores, solo los vegetativos (con hojas).

Enterraremos los esquejes en macetas con sustrato mitad turba y mitad fibra de coco, manteniendo la humedad de forma constante. Es recomendable utilizar hormonas de enraizamiento, ya que aumentan considerablemente el éxito de la operación.

Mantendremos una temperatura media entre 16 ºC y 20 ºC.

Artículos recomendados

¡Deja un comentario!