Inicio » Plagas y enfermedades » Mariposa del geranio: cómo evitar que afecte a tus plantas
Taladro del geranio

Mariposa del geranio: cómo evitar que afecte a tus plantas

Científicamente se conoce como Cacyreus marshalli, pero popularmente cualquier usuario de planta que haya planta geranios la conocerá como mariposa del geranio. Es, sin duda alguna, una de las plagas más comunes en esta planta ornamental, causando verdaderos estragos en la planta y acabando con ella en poco tiempo si no se toman medidas de control.

En este artículo te enseñamos a identificar, prevenir y controlar la mariposa del geranio o taladro, como también se conoce en algunas zonas.

Nombres comunes: mariposa del geranio, polilla del geranio, taladro del geranio, polilla africana.

Leer más: consejos básicos para cultivar geranios en macetas

Características de la mariposa del geranio (Cacyreus marshalli)

Una de las plagas más comunes de los geranios, una planta muy cultivada en el entorno mediterráneo, es el lepidóptero Cacyreus marshalli, conocido vulgarmente como mariposa del geranio o taladro del geranio.

Como su nombre último bien indica, ataca preferentemente al tallo principal de la planta, perforando galerías que obstruyen los canales de savia, por lo que puede acabar con un geranio rápidamente.

La mariposa del geranio es un lepidóptero de la familia de los licénidos. Aunque las primeras detecciones se dieron en Sudáfrica, país africano, poco a poco se ha ido adaptando a entornos cálidos como el área mediterránea, y continua desplazándose a zonas más frías en el norte de España.

El estadio que afecta a la plaga es el ciclo de oruga, afectando a todo el género Pelargonium y Geranium.

Cuándo ataca el taladro del geranio

El taladro del geranio trabaja activamente con temperaturas cálidas. Por ello, la reproducción de este insecto se realiza entre mayo y octubre (primavera y verano), iniciando la puesta de huevos desde finales de invierno.

Cuando aparecen las larvas, se introducen desde la flor (a partir de la corola del geranio) hacia el interior, mordiendo lentamente y alimentándose de la savia del geranio. Poco a poco van taladrando el tallo hasta el fondo, y prácticamente no se observan síntomas visibles hasta un estado más avanzado.

Con temperaturas superiores a los 20 ºC, podemos encontrarnos con más de 5 generaciones de mariposa del taladro por temporada, por lo que los tratamientos de control y prevención en el geranio deben ser constantes durante toda la primavera y verano.

Dificultad en la observación

Un problema añadido del taladro del geranio, además de que perfora galerías prácticamente invisibles y difíciles de encontrar, es que sabe esconderse muy bien.

El tamaño de la oruga es de más de 1 cm, por lo que es bastante visible al ojo humano, pero su evolución le ha permitido buscar la forma de intentar no ser visible. Además de ser de color verde, suele moverse en la parte trasera (envés) de las hojas, alimentándose también de ellas.

Síntomas visibles

Estado inicial del ataque

A los pocos días del ataque, prácticamente no notaremos la presencia de la mariposa del geranio. Únicamente, y si nos fijamos bien, encontraremos pequeños agujeros de entrada a la galería. En pocos días, dichas entradas se oxidan y adquieren tonalidades pardas o marrones, que contrastan muy bien con el verde natural del geranio.

Daños generales en el geranio con agujeros de entrada a las galerías perforadas. Fuente: viverosprojardin

Estado avanzado del ataque

A los 4 o 5 días de ataque, podemos ver un geranio visiblemente más apagado, con tonos marrones y flores venidas abajo. SI desconocemos la plaga, podemos pensar que estamos haciendo algo mal con el riego o la ubicación de la planta, pero la investigación del tallo (suele estar blando) y la ubicación de las galerías no sacarán de dudas.

En resumen, la identificación de la mariposa del geranio se realiza de la siguiente forma:

  • Tallos huecos: al tacto, los tallos afectados son huecos y flácidos. Si partimos un tallo, observaremos que está totalmente hueco.
  • Problemas con la floración: las flores abiertas se pierden rápidamente y las yemas florales no abren.
  • Mal aspecto: decaimiento general, hojas y tallos caídos y clorosis generalizada.
  • Detección de agujeros: se detectan pequeños agujeros en los tallos que, con el tiempo, ennegrecen y se vuelven pardos.
  • Presencia de excrementos: con la creación de las galerías, se observan minúsculas bolitas negras.
Daños avanzados con síntomas de marchitez.

Cómo controlar la mariposa del geranio

La mejor forma de prevenir es observar constantemente el estado de nuestro geranio, especialmente a inicios de primavera y con temperaturas superiores a los 20 ºC, ya que se dan las condiciones idóneas para la puesta de los huevos y el desarrollo de las larvas perforadoras.

Métodos de control

Dado que las larvas se encontrarán muy probablemente en el interior de los tallos, es importante mojar bien la planta para que el insecticida penetre por toda ella. La mayoría de las materias activas utilizadas son de contacto e ingestión, por lo que al no tener sistemia, tiene que entrar en contacto con la larva o permanecer hasta que la oruga se alimente del material vegetal.

Un calendario preventivo en primavera y verano consiste en la aplicación de cualquier insecticida cada 15-20 días, en pulverización foliar. Sin embargo, si detectamos síntomas en la planta, para la estrategia de control realizaremos la aplicación cada 7 días.

Un calendario preventivo podría ceñirse a una aplicación cada 15-20 días, mientras que en las curativas, el margen de tiempo se ve reducido, siendo recomendado fumigar cada 7 días.

Cipermetrina: suele tener concentraciones bajas (1%), a dosis de 3ml/Litro de agua pulverizado por todo el geranio. Concentraciones más altas (Cipermetrina 10%) se diluye la dosis 10 veces (0,3 ml/Litro de agua). Pulverizar cada 7 días sobre la planta hasta eliminar el taladro.

Deltametrin 2,5%: dosis de 0,3-0,5 ml/Litro de agua en aplicación foliar por todo el geranio cada 7 días. Actúa por contacto e ingestión (no sistémico).

Esfenvalerato 5% p/v: dosis de 1ml/Litro de agua aplicado en pulverización foliar por todo el geranio cada 7 días hasta control de la plaga. Actúa sobre el taladro por contacto e ingestión.

En tiendas online, viveros e hipermercados también podemos encontrar formatos de presentación directamente pulverizables sobre la planta, por lo que si no tenemos experiencia en la aplicación contra plagas, nos ahorraremos la mezcla en agua de insecticidas que pueden ser tóxicos para el organismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba