Hiedra japonesa (Parthenocissus tricuspidata)

hiedra japonesa 3La hiedra japonesa. Una de las mejores y más bonitas trepadoras.

También conocida como parra virgen, esta trepadora de hoja caduca, está considerada una de las mejores opciones para recubrir la pared de una casa o un muro. Su elegancia, sus hojas, sus colores en otoño, hacen de la hiedra japonesa una de la más deseadas por jardineros y aficionados. Además es una planta rústica, resistente y vigorosa que cubrirá en relativamente poco tiempo un muro o pared.

¿Cómo se comporta la hiedra japonesa?

Esta es una pregunta que tiene una curiosa respuesta. Como sabréis, uno de los mecanismos de las trepadoras son los zarcillos. Los que tengáis en el huerto judías sabéis de que va. El caso es que la Parthenocissus tricuspidata tiene, además de los zarcillos, pequeñas ventosillas en las puntas de los mismos, haciendo que la capacidad de propagación y crecimiento en superficies verticales sea fuerte y vigorosa. El género Parthenocissus pertenece a la familia de las Vitáceas, familia que comparten con la vid (también trepadora), y algunas especies del género comparten formas y frutos en forma de baya parecidos a los de la vid.

zarcillos hiedra japonesa

Zarcillos de la hiedra japonesa
Fuente: Wikipedia.org

El otoño es su momento estrella

Si hablamos de esta trepadora ahora en octubre, es ni más ni menos porque en Agromática os retamos a que nos deis ejemplos de muros más bonitos que los que están vestidos con las trepadoras de este género Parthenocissus. Una pared de una casa cubierta de esta trepadora en otoño te parecerá que está en llamas si la ilumina el sol del atardecer. Es todo un espectáculo. Al ser de hoja caduca, el invierno deja al descubierto una maraña de troncos y “alambres” que forman el esqueleto de este apreciado tapiz. Sin embargo la primavera llega enseguida y el manto de hojas volverá verde y vigoroso para permanecer con este vivo color hasta que vaya entrando el otoño y paulatinamente las hojas vayan tornándose de nuevo a ese vivo rojo purpúreo.

La primera vez que esta planta me dejó boquiabierto fue en una visita a Cambridge, donde la fachada trasera del St. John´s  College estaba cubierta por un ejemplar monstruoso. Fue entonces cuando me pregunté por esta trepadora. Fue todo un espectáculo. Aquí os dejo una foto del momento.

  hiedra japonesa 1

Cuidados y condiciones de la hiedra japonesa

Clima

Se adapta a muchos tipos de clima dentro de un rango de climas frescos y húmedos. Los climas templados  húmedos son los mejores pero se adapta también a climas más fríos. Es capaz de soportar temperaturas de -15ºC así que no tiene miedo a las heladas.

Suelo

También es rústica pero puestos a querer, prefiere suelos ricos en materia orgánica, frescos y con alta retención de humedad. Tolera bien la sequía también. Lo único que no va a permitir es el encharcamiento como la gran mayoría de plantas que tratamos en el blog. Rara vez nos encontraremos con tolerancias al encharcamiento.

Una pequeña recomendación en cuanto al suelo: Conviene curbrir con mantillo de hojas o compost para jardín dos veces al año. Una a finales de otoño y otra al comienzo de la primavera. El mantillo de hojas lo puedes hacer tú mismo con las hojas de la misma hiedra si las compostas. ¿Recuerdas el post sobre la hojarasca en el jardín?

Cuidados iniciales y propagación de la hiedra japonesa

Los primeros años de vida suelen ser los más lentos y complicados de llevar a cabo. Se suele querer dirigir la planta y muchas veces se hace en vano. Según hemos encontrado en varios sitios, es mejor que haga un nudo de crecimiento en la base, de la cual saldrán renuevos o rebrotes.

Para conseguir un tupido manto de hojas en la pared hace falta propagar la planta adecuadamente. Para ellos haremos acodos a finales de otoño o ya en invierno. Una vez finalice el verano, se lleva el acodo a una mezcla de sustrato con turba y arena a partes iguales y se mantiene ne cama caliente (opcional). Con paciencia y tiempo podréis ¡¡llegar a esto!!

hiedra japonesa 2

Pensarás que la poda es algo indispensable. Pues no lo es. 

La poda en estas trepadoras no resulta imprescindible. Al principio conviene amputar algunos brotes para favorecer el crecimiento de ramas y así conseguir la densidad deseada para la pared. Cuando la hiedra japonesa esté acomodada y creciendo, únicamente tendremos que recortar aquellas zonas que no queramos que invada. En las fachadas de casas la poda más habitual se hace en balcones y ventanas. El ejemplo claro lo tenéis en la primera foto :-).

Variedades de Hiedra japonesa

  • En la mayoría de casos, si vamos a un vivero a por una hiedra japonesa nos encontraremos con la variedad Veitchii. Es la más conocida. Sus hojas son de color rojo pero tirando a los púrpuras. Otras variedades pueden ser:
  • Beverly Brook: Con coloraciones púrpura y rojo en verano y anarnajado en otoño
  • Lowii: De hojas más pequeñas
  • Green Spring: Des esta mucho no se ve porque no tiene ventajas respecto a la Veitchii y además es menos vigorosa que esta.
Hiedra japonesa (Parthenocissus tricuspidata)
4.7 (93.33%) 3 votes

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comentario

  1. shirley

    MUY INTERESANTES LOS CONSEJOS PERO YO VIVO EN URUGUAY Y AHORA ESTAMOS EN OTOÑO
    ME GUSTARIA SABER QUE PODRIA PLANTAR EN UNA TERRAZA 6 PISO QUE AGUANTE EL FRIO Y EL VIENTO
    QUE SEGURO VENDRA GRACIAS NO SE QUE PASA PERO ESE ESMI CORREO HACE CUATRO AÑOS

Next ArticleDiseño de jardines: elección de arbustos