El cultivo del ceibo

El ceibo, un nuevo árbol para nuestro jardín o huerto

Hoy vamos a hablar del cultivo del ceibo, un gran árbol, muy visual y ornamental perfecto para plantarlo en algún hueco que tengamos reservado en nuestro huerto. Os contamos los requisitos necesarios para “apadrinarlo” con éxito y conseguir de él un árbol de gran altura. Échale un vistazo a lo que necesita y anímate.

 El ceibo (Erythrina crista-galli), también conocido como árbol del coral, flor de coral, o pico de gallo, por la forma de sus frutos, pertenece a la familia de las leguminosas. Es un árbol de tamaño medio, pues normalmente llegará a alcanzar los 4 o 5 metros de altura. No obstante, algunos ejemplares han llegado a medir los 10-15 metros de altura. Tiene procedencia sudamericana. Los primeras especies de ceibo se encontraron en las zonas de Uruguay, Brasil, Paraguay y Argentina.  Por la curiosa forma de sus flores y su color rojizo, añaden una arquitectura paisajística perfecta a tu jardín, ideal para disponerlo en una zona aislada o también para parques y jardínes, como paisajismo urbano. Suele florecer de primavera hasta principios de otoño, si las condiciones climáticas acompañan.

Una vez que hemos conocido algunos datos no agronómicos del ceibo, vamos a pasar a las recomendaciones para plantarlo, por si ya te encuentras animado a cultivarlo 😉

Cultivo del ceibo en nuestro huerto

El clima necesario para el desarrollo del ceibo

El clima ideal para el desarrollo del árbol del coral es el típico de las zonas donde se originó esta leguminosa. Suelen adaptarse a climas húmedos, templados y cálidos. Es por ello que presenta susceptibilidad a los climas fríos y le afectan las heladas, sobre todo recién plantado o cuando aún es muy joven. En este caso concreto, dependiendo del clima invernal de la zona donde lo cultives, deberás protegerlo del frío. Que lo plantes al Sol o semi sombra dará igual, piensa que cuando alcance la altura del ejemplar adulto pocas cosas podrán generarle sombra, así que no tengas muy en cuenta esta variable a la hora de plantarlo.

Dado que el ceibo respeta los trasplantes y es bastante tolerante a estos traslados, se puede cultivar los primeros años en macetas con buen sustrato, y ya cuando tenga buena altura (y sea menos susceptible al frío) trasplantarlo a suelo definitivo. Ten en cuenta  cultivarlo en zonas alejadas de tu casa, ya que sus raíces se extienden bastante en busca de humedad.

El suelo, ¿Qué factores he de controlar?

Al ceibo le van muy bien los suelos con gran capacidad de retención de humedad, profundos y con buen drenaje. En cuanto a los requerimientos nutricionales, es decir, la capacidad de materia orgánica del suelo, necesita moderados requerimientos nutricionales. Asegúrate de que siempre tiene una buena dosis de materia orgánica, compost o estiércol, dependiendo de lo que normalmente uses para abonar tus plantas en el jardín. En cuanto al pH, suele tender a la neutralidad, corrige algunas posibles desviaciones tanto ácidas como alcalinas de tu suelo si quieres cultivar el ceibo.

Cómo efectuar el riego del ceibo

Como hemos comentado antes, el árbol del coral requiere una fuente constante de humedad. Nos bastará con un riego regular, pero nunca excesivo (acuérdate de no encharcar el suelo, ya que resultará perjudicial para la respiración de sus raíces). Controla la dosis de riego de forma que en invierno tengas que aplicar menos cantidad de agua y en días más separados y en verano tengas que aumentar tanto la frecuencia de riego como la cantidad. Es cuestión de evaluar periódicamente el estado de la tierra. En invierno, por ejemplo, los riegos a aplicar, por estar en parada vegetativa, serán muy reducidos.

cultivo del ceibo en el jardín

La poda

Cuando llega el invierno y se le caen las hojas se puede proceder a realizarle una poda de limpieza. Consiste en eliminar ramas que se crucen, ramas dañadas o darle la forma adecuada al árbol.

A la hora de querer multiplicarlo…

Se suele hacer por semillas o esquejes de consistencia semi leñosa. Si tienes semillas las pones a remojo entre 1 y 2 días y las cultivas en sustrato con humedad, sin sol y en interior, con una temperatura media entre 20 y 24 ºC. La siembra se suele hacer en primavera.

Si quieres otra forma de multiplicar el ceibo, también lo puedes hacer mediante esquejes semi leñosos (estacas), recogidas de la poda. Para ello necesitarás hormonas de enraizamiento, un buen sustrato y calor para generar las raíces.

Algunas plagas susceptibles de instalarse en tu ceibo

El árbol del coral es sensible a la aparición de algunas plagas, como el pulgón, las cochinillas (se pegan al tronco y a las ramas) y arañas rojas. En cuanto a enfermedades, también pueden presentarse algunas de tipo fúngico.

 ¿Te animas a plantarlo en tu jardín?

44 Comments

  1. Luis Pablo
    • María Sánchez
      • Juan
  2. Juan
  3. María José
    • Jose Agromática
      • María José
  4. victoria kolesar
    • Jose Agromática
  5. Carlos
  6. Luis
  7. Dr. Max Schermeyer, Marbella -España
  8. marina
    • Jose Agromática
  9. Lucia
    • Jose Agromática
  10. luis Rodriguez
    • Jose Agromática
  11. emanuel
    • Jose Agromática
  12. ezequiel
  13. yole arrambide
  14. Paola
    • Juan
      • Paola
        • Jose Agromática
  15. Adriana Morini
    • Juan
  16. Cecilia
  17. Lucas
  18. Helena Carriquiriborde
    • Juan
  19. julio carlizzi
    • Dora
  20. José Luis
  21. Grethell
  22. Daniel Hernández
  23. alixia argentino
  24. Beatriz
  25. Juan C
  26. Raulodelc
  27. Inés López
  28. Gabriela

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.