El cultivo de girasoles

cultivo de girasolesCultivando girasoles en tu huerto

Hoy en Agromática nos toca hablar del Helianthus annuus o como solemos conocerlo, el girasol. Os vamos a contar un poco de historia y origen de esta famosa planta y como solemos hacer, aconsejaros sobre cómo se debe realizar su cultivo. Y como plus a este artículo os diremos una gran curiosidad, la razón por la que los girasoles miran al Sol. ¡Empezamos!

Nosotros en España conocemos al Helianthus annuus como girasol, pero también tiene otros nombres como mirasol, maíz de teja, jáquima, calom, etc. Pertenece a la familia de las asteráceas (compuestas), grupo al que pertenecen más de 23.500 especies entre 1.600 géneros. Su origen se data en América, pero actualmente está extendida a lo ancho y largo del planeta, tanto como planta productora de alimentos, como ornamental u oleaginosa (producción de aceite).

Necesidades climatológicas en el cultivo del girasol

En cuanto a las temperaturas, el correcto gradiente térmico determina el óptimo crecimiento del girasol, pero por suerte este suele ser amplio. Las temperaturas más altas que soporta son de 30 ºC cuando son constantes (soporta picos más altos) y las más bajas  sobre los 10 ºC.

¿Necesidades de luz? ¡Claro, si es un girasol! De nada sirve tenerlo a la sombra. Una vez tenga acceso directo a la luz solar él solito se encargará de dirigirse de forma perpendicular a sus rayos, como veréis al final de la entrada.

El suelo idóneo

Dado su sistema radicular (lo comentaremos después), es una planta que se adapta con facilidad a cualquier tipo de suelo siempre que las condiciones de este tengan buen drenaje.  Los suelos alcalinos generalmente no le provocan problemas de deficiencias minerales. Los ideales son aquellos que tienen buen contenido o bien en arena o bien en arcilla (aunque tampoco encontrareis problemas con otras estructuras de suelo).

Requerimientos de abonado

Para conocer cómo será el abonado en el cultivo de girasoles lo vamos a hacer de dos maneras. Una que sería utilizando compost, cuya cantidad irá a ojo, bordeando la planta y actuando como mulching o acolchado para prevenir la sequedad radicular, y otro mediante aportación de datos con respecto al contenido la mayoría de minerales, tal y como lo hicimos con unos cuantos cultivos en el artículo de las necesidades nutricionales. Aquí tenéis los datos:

Requerimientos nutricionales del girasol

Requerimientos nutricionales del girasol

Necesidades de riego del girasol

Hay que tener en cuenta que los girasoles alcanzan bastante altura y tiene gran producción de frutos y contenido oleaginoso. Esto traducido de alguna manera significa que necesita riegos importantes, sobre todo en su floración y fructificación (inicio de los botones florales y 15 días después de la floración).

Una cosa buena que tiene es que tiene un sistema radicular potente, por lo que extraerá agua de estratos del suelo donde otras plantas no son capaces de hacerlo. Justo por eso soporta bien temporadas de sequía (a pesar de que requiera riegos abundantes para tenerla sana y productiva), ya que aguanta bien la deshidratación temporal de sus tejidos. 

¿Por qué los girasoles giran siguiendo al Sol?

El girasol, como muchas otras plantas (sólo que este es el caso más conocido y famoso) tiene fototropismo. Esto quiere decir que hay una respuesta por parte de la planta ante un estímulo de luz, como la radiación solar.  Dentro del fototropismo encontramos el heliotropismo y que está directamente relacionado con el sol (Helio). Encontraréis una respuesta mucho más completa en esta página repleta de curiosidades de todo tipo.

El cultivo de girasoles
¡Vota el artículo!

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next ArticleCultivo de romero en el huerto