Cómo cultivar la papaya adecuadamente

Nos encontramos con un cultivo de frutos exóticos de gran sabor y categoría, la papaya. Su cultivo está centrado en zonas específicas donde se alcanza el clima ideal para su crecimiento, aunque cada vez más se está probando en otras zonas protegidas e incluso bajo invernadero. Te contamos algunas cosas sobre la papaya.

El cultivo de la papaya, una cuestión de clima

Uno de los factores más importantes a tener en cuenta en la papaya es el clima donde se desarrolla. Es una planta típica de las zonas calurosas de América Central, como en el sur de México.

Tiene un rango bastante corto de desarrollo, que va desde los 21 ºC hasta los 33 ºC. Se establece como temperatura óptima los 25 ºC.

Contando con esto, zonas donde en algún momento del año se alcanzan temperaturas por debajo de los 20 ºC (algo muy común en invierno), el desarrollo de la papaya va a tener muchos problemas enfocados a alteraciones en la formación de flores, producción (kg/ha) y calidad de dichos frutos.

¿No alcanzas este rango de temperaturas? Entonces no puedes cultivar papaya.

Frutos de papaya

Fotografía: H. Zell

La humedad relativa (%) necesaria

En cuanto a términos de humedad, estaríamos hablando de valores altos también, ya que es un cultivo que se desarrolla en zonas tropicales.

El margen óptimo de humedad está entre 65 y 85%. Cuando dicha humedad ambiental se encuentra por debajo, es posible que aparezcan problemas relacionados con la falta de cuajado de frutos, la caída de hojas y masas foliar y una mala calidad de la cosecha.

Características del suelo 

Nos alejamos del clima y nos acercamos al suelo. Para el correcto desarrollo de la papaya buscaremos tener un suelo con una estructura limosa, buena aireación, buen drenaje (suelo permeable) y con un nivel de materia orgánica adecuado.

¿De qué valores estaríamos hablando? Lo puedes ver en este artículo donde estudiamos una analítica de suelo.

Sin embargo, las características del suelo no son tan importantes como si lo eran las climáticas. En esta parte, la papaya admite modificaciones. Puedes tener un suelo más arenoso o arcilloso, que no habrá muchas diferencias en el cultivo.

Sobretodo mantener la importancia de un suelo con un buen drenaje (de ahí que se prefiera algo más arenoso). Nos alejamos, por tanto, de suelos pesados, compactados o con problemas de drenaje.

Si tu suelo tiene problemas de drenaje tranquilo, aún se pueden cambiar las cosas. Consulta estas técnicas para mejorar el drenaje.

Planta de papaya adulta

Fotografía: Carla Antonini

El pH del suelo

En cuanto a los valores de pH adecuado, lo idel es que se clasifique como ligeramente ácido. Esto estaría comprendido entre 5 y 7. En estos valores, es cuando mejor asimilación de macro y micronutrientes existe.

Lo puedes ver en esta tabla donde se analiza la asimilación de distintos cationes y aniones según el pH del medio.

valores ph elementos

Entre pH 6 y 7 es donde mayor asimilación de nutrientes existe

Hablando de salinidad, la papaya es un cultivo moderadamente tolerante a sales. Salvo excesos de abonado o aguas muy cargadas en conductividad, no habrá problemas al respecto.

Marco de plantación

Aunque existen variaciones según la disposición de la papaya (de pie o acostada), y el tipo de variedad, normalmente se ponen entre 2.000 y 2.500 pies por hectárea.

Multiplicación de la papaya

Llega el momento en el que queremos obtener nuevas papayas y queremos conocer el procedimiento más sencillo. Pues bien, principalmente se hace a través de semillas.

El mercado actual busca papayas hermafroditas. Al respecto, hay que comentar que este cultivo pertenece a una especie polígama, trioica. Podemos tener papayas femeninas, macho y hermafroditas. Cuando nos vamos a cultivos para mercado, la selección de semillas suele escogerse para que las papayas sean hermafroditas.

Semillas de papaya

Adaptándonos al ciclo de producción

Como hemos comentado anteriormente, las condiciones climáticas son el factor clave para el buen funcionamiento de la papaya. Por eso, es muy importante saber cuándo realizar las principales operaciones del cultivo.

En España, aparte de las Islas Canarias, está creciendo el número de hectáreas cultivadas en el sureste peninsular. Estaríamos hablando de zonas concretas con un clima especial, como la zona de Velez-Málaga y cultivo en invernadero en Almería y Costa de Granada (Motril).

Plántulas de papaya creciendo

Plántulas de papaya en maceta. Fotografía: Ksd5

En estas condiciones, la mejor fecha para plantar papaya es en marzo-abril. En semillero, el cultivo tarda en germinar y formar plántula alrededor de 45-60 días.

Las primeras flores de la papaya aparecen al mes y medio de realizar el trasplante. Si plantamos en estas fechas, podremos obtener la primera cosecha entre octubre y noviembre. Estaríamos hablando de 7 u 8 meses desde dicho trasplante.

Un saludo. Agromática.

Cómo cultivar la papaya adecuadamente
¡Vota el artículo!

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comentario

Next ArticleCómo cultivar Torvisco de los Pirineos (Daphne cneorum)