Labores específicas en el cultivo del tomate

labores específicas en el cultivo del tomateClaves para disponer una tomatera en su máximo esplendor

El cultivo del tomate es uno de los grandes protagonistas en el huerto. Dejando de lado algunas hortalizas también muy importantes, cuando hablamos de un huerto, de las primeras verduras que nos viene a la cabeza es el tomate. Por eso, es importante saber cuidarlas a través de estos consejos. Veamos algunas labores olvidadas en el cultivo del tomate.

Para ponernos al día con el cultivo del tomate tenemos preparados dos artículos que están muy relacionados con este. Uno es el cultivo del tomate, donde comentamos las principales características de su cultivo (clima, suelo, riego, abonado, plagas, etc.). También otro tema importante es saber elegir la mejor variedad. Eso lo podemos saber con el artículo de las variedades de tomates.

Ya que estamos cogiendo forma con el artículo ahora vamos a conocer algunas tareas para mejor (aún más si cabe) nuestra tomatera. El cultivo del tomate es una tarea ardua y laboriosa pero de la que se obtienen grandes resultados.

cultivo del tomate

La poda de la tomatera

Como ya comentamos en la poda del pimiento, las herbáceas también necesitan de vez en cuando realizar podas de mantenimiento. Con ello conseguimos mejorar el estado general de la planta y recolectamos frutos de mejor calidad y tamaño.

Poda de formación en el cultivo del tomate

Dicha poda cuando cuidamos nuestra tomatera comienza cuando empiezan a brotar tallos laterales, los cuáles eliminaremos. También debemos prescindir de las hojas enfermas o viejas, o aquellas que se sitúen cercanas al suelo (aunque estén sanas y sean jóvenes). Así facilitamos la técnica del aporcado, evitamos la propagación de ciertas enfermedades y mejoramos la aireación del tallo principal.

Despuntado

Con el despuntado o destallado lo que estamos buscando es darle mayor importancia (mayor aportación de nutrientes) al tallo principal, en detrimento de los secundarios. Suele realizarse en la época estival con una frecuencia de una vez cada semana (más espaciado en invierno).

¡OJO! Muy importante el material con que vamos a realizar los cortes. Ha de estar desinfectado o por lo menos tener la seguridad (aunque no podemos saberlo) de que no hay virus, bacterias u hongos en los materiales de corte. Si es así, estamos propagando enfermedades y llevando a nuestro huerto al desastre.

Si nuestra tomatera tiene demasiadas hojas…

Si has seguido los consejos del cultivo del tomate y la planta se encuentra fuerte y vigorosa, es posible que la densidad de follaje de la tomatera sea excesiva. Con ello se nos presentan problemas de aireación, maduración homogénea y posibilidad de que se instalen ciertas plagas o enfermedades. Debemos deshojar.

Dicha técnica se realiza de la siguiente manera. Debemos eliminar hojas que se solapen o estén muy pegadas y aquellas que estén muy cerca de los frutos, impidiendo la entrada homogénea de luz en todo el fruto. Por otra parte, tenemos que deciros que no seáis generosos con dicha operación. Las hojas de la tomatera son bastante grandes y una eliminación en exceso de dichas partes puede suponer una bajada de la asimilación fotosintética, además de que expones a la radiación directa del sol a los frutos.

No elimines más de 3 o 4 hojas por vez. Es decir, un día localizas 2 o 3 hojas que no te gustan y las quitas, otro día otras. Sin reducir la densidad en exceso.

 La importancia del entutorado en el cultivo del tomate

Muchas veces hemos comentado el entutorado en determinados cultivos que lo requieren. Uno de ellos (quizá el que más) es el tomate.

Tutorado en el cultivo del tomate

Hay diversas técnicas para entutorar la tomatera, como puedes ver en la imagen anterior. Normalmente se usan hilos de rafia o alambres, según el sistema. Con esta técnica conseguimos mejorar la aireación, guiar el crecimiento de la tomatera y facilitar la recolección

La escarda o eliminación de malas hierbas

Desgraciadamente, la tomatera es un cultivo bastante sensible a plagas y enfermedades. Por eso, es importante eliminar cualquier posible atracción de insectos o plantas portadoras de virus o enfermedades. No queremos malas hierbas en nuestro huerto. El mejor sistema es la escarda manual. Cogemos nuestra azada y poco a poco la vamos eliminando. Si lo hacemos con frecuencia, al fin y al cabo no tendremos que trabajar mucho. La escarda química es mucho más efectiva pero aquí entra en juego el uso de fitosanitarios y los cultivos ecológicos. Cada cuál que analice cómo quiere cultivar su huerto. En nuestra opinión, ya que se tiene un huerto pequeño y familiar, que sea ecológico.

 Un saludo. Agromática.

Labores específicas en el cultivo del tomate
3 (60%) 2 votes

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 comentarios

  1. Miguel A Marrero Araña

    Cómo debemos actuar para que el fruto del tomate salga sano y sin picadas de lagartos o unas manchas redondeadas que parece que el fruto se comienza a pudrir. Normalmente no logro que el fruto este sano, y las tomateras se pone el tallo principal como oxidado y va perdiendo las hojas, comienzan como a oxidarse y la planta se pierde, gracias por la respuesta de antemano.

  2. maritza

    deseo saber que debo hacer, los tomates se les pone una mancha negra debajo, gracias

Next ArticleSempervivum arachnoideum, la planta araña