Cómo cuidar la mimosa

Los cuidados de la mimosa en el jardín

Hoy nos toca hablar de la mimosa (Acacia dealbata), un árbol de la familia de las leguminosas. Sus flores amarillas proporcionan al jardín una fabulosa tonalidad, que contrasta con el verdor del resto de plantas. Es una especie considerada como vulnerable en su estado de conservación, así que nos toca evitar esto último cultivándola.  ¡Atento a las condiciones de cultivo que seguro que con estos consejos crecerá sin problemas!

Su nombre científico es Acacia dealbata, y tiene varios nombres, puede conocerse como acacia, aromo francés, mimosa plateada, etc. Si se cultiva bien puede llegar a los 10 metros de altura, es perenne y tiene un crecimiento rápido, por lo que seguramente lo veremos alcanzar esa altura sin problemas. La mimosa tiene su origen en Australia (esta vez el árbol no es asiático), pero vamos a adaptarlo a nuestras condiciones de cultivo.

El clima y el suelo. Adaptando la mimosa a nuestro clima

Es una especie de clima templado donde  florece en invierno. No presenta problemas en cuanto al frío, pero matizamos. Frío por debajo de 5 grados bajo cero supone un daño severo a la planta. Debemos protegerla de heladas fuertes y sobre todo de los vientos fuertes, que pueden resquebrajar sus ramas.  En cuanto a la iluminación, se puede exponer sin problemas al sol directo.

La estructura del suelo debe ser o franca o arenosa (preferencia por esto último), pero no tolera muy bien los suelos arcillosos. Deben tener riqueza en abonos orgánicos, que sean profundos para el desarrollo de sus raíces y con gran permeabilidad.

Abonado, ¿que requerimientos exige la mimosa?

Se debe aportar materia orgánica (compost, estiércol, etc.) antes de plantar y al menos se debe incorporar al suelo 3 veces al año. Las raíces se extienden muchísimo, por lo que tampoco hará falta incorporar el compost justamente en el tallo, si no que formaremos un círculo de materia orgánica rodeando el árbol con un diámetro equivalente a su copa.

¿Cómo regaremos la Acacia dealbata?

La mimosa aguanta bien periodos de sequía típicos de la zona del mediterráneo, pero no es lo más adecuado si lo vamos a cultivar en nuestro jardín. Aseguraremos un riego frecuente manteniendo la humedad del suelo y como consejo aplicaremos un acolchado de paja o compost, sobre todo en verano.

Acacia dealbata

Producir nuevas mimosas. Multiplicación

La multiplicación de la mimosa puede hacerse a través de semillas o esquejes.  Para multiplicar por esquejes, se seleccionan tallos que no hayan florecido, en verano, y se plantan en interior con un sustrato mezcla de turba y arena. Aseguraremos la humedad y la temperatura (sin fluctuaciones) en todo momento y en un plazo de 2 o 3 meses enraizarán. También podemos acelerar el proceso mediante el uso de geles enraizadores.

La multiplicación mediante semillas es más sencilla y recomendable. Éstas se cultivan en un semillero asegurando una temperatura de 20º C, en lugar húmedo y con sombra. Poco a poco crecerá, y tendremos que esperar alrededor de 1 año para tener una mimosa de unos 15- 20 cm, momento perfecto para trasplantar a macetas.

¿Es necesario podarla?

No es un árbol que requiera un mantenimiento de poda anual pero sí que tendremos que controlar su crecimiento. Esto lo haremos mediante la poda de formación, ya que suelen crecer de manera caótica y desorganizada.  Eliminaremos los tallos o ramas que nazcan de la base, que se entremezclen o que estén dañados, pero evitaremos podas de media rama (partir una rama ya formada) porque desequilibra la estructura del árbol.

Y tú, ¿tienes alguna mimosa en el jardín?

14 Comments

  1. JOSE CERVERA
    • admin
  2. conxhita
    • Jose Agromática
  3. brenda
    • Jose Agromática
  4. Emilio Espadas
  5. Merchu
  6. Hamid
  7. ariel
  8. Diego
  9. Cristofol Casanovas
    • Jose Agromática
  10. aguasanta

Leave a Reply

  • Responsable: Agromática
  • Fin del tratamiento: gestión de comentarios, gestionar el Spam
  • Legitimación: tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: no se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: acceso, rectificación, portabilidad, olvido
  • Contacto: info@agromatica.es
  • Información adicional: ver nuestra política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.