Guía técnica del cultivo hidropónico

cultivo hidropónicoGuía intensiva del cultivo hidropónico

Los que nos seguís en Agromática seguramente os acordaréis de una entrada que hicimos sobre el cultivo hidropónicoEstaba más enfocada al cultivo casero y a iniciarse de una manera básica. Hoy vamos a comentar algunas cosas de una forma más técnica para poco a poco introducirnos en el mundo del cultivo hidropónico en el que poco a poco iremos añadiendo más información. ¿Os animáis?

¿Qué ventajas puede tener el cultivo hidropónico o cultivo sin suelo?

  1. Se tiene un mayor control de la nutrición en la planta ya que no hay interacciones por parte del suelo (estructura, pH, biología, sales, etc.).
  2. Como es un sistema cerrado donde se reciclan las aportaciones de agua y minerales, el aprovechamiento de los recursos es altísimo.
  3. Hay muchas más alternativas de sustratos y aportaciones minerales que con respecto al cultivo tradicional en suelo.
  4. Ausencia de algunas enfermedades comunes originadas por el contacto con el suelo agrícola (hongos que viven en el suelo).
  5. Semejante uniformidad en los cultivos al tener el mismo agua y la misma solución nutritiva, y no estar influenciado por alguna características externa generada por el suelo.
  6. Aumento de la productividad.
  7. Aumento del desarrollo del cultivo y precocidad.
  8. Aumenta la facilidad de la recolección del cultivo.

¡Eeeeehhh! ¿Todo son ventajas? Por supuesto que no, también hay algunos inconvenientes:

¿Qué inconvenientes puede tener el cultivo hidropónico o cultivo sin suelo?

  1. Generas plásticos y residuos en una cantidad mucho mayor que en el cultivo sin suelo.
  2. Los sustratos, al ser inocuos, generan mayores problemas con respecto a enfermedades en la raíz. Es decir, aparecen con menos probabilidad (tal como lo hemos dicho antes) pero cuando lo hacen causan más problemas.
  3. Necesidad de realizar un control exhaustivo y permanente de la instalación. En el suelo agrícola los fallos se toleran mejor, pero en el cultivo hidropónico un fallo puede suponer la pérdida total del cultivo.
  4. Mayor coste de instalación. Sustratos, riego, estructura, contenedores, etc.
  5. Gran asesoramiento técnico debido al punto 3.
cultivo hidropónico de tomates

Una curiosa forma de cultivo hidropónico en tomates
Fuente: Kathy Kimpel

¿Qué sustrato elegir?

En el mercado hay un gran mundo de sustratos cada uno con sus propiedades particulares entre los que se incluye (aunque os parezca curioso) el agua. En este artículo que hicimos aparecen una gran parte de los sustratos que podéis comprar.

Si aún estás interesado en conocer todos los sustratos que se pueden utilizar, el ministerio de agricultura te ofrece la posibilidad de conocer las principales características de cada uno. Lo puedes hacer aquí. ¡Hay muchísimos!

Elegir uno u otro va en función del cultivo. Hay que tener en cuenta todas las características de cada uno, pero generalmente lo que se pide a un sustrato para un cultivo sin suelo es una gran capacidad de retención, drenaje rápido, buena aireación, baja densidad aparente, estabilidad y distribución del tamaño de partículas.

Capacidad de aireación

Esto significa que el sustrato debe contener aire después de regar, para que no se produzca asfixia radicularEl valor ideal con respecto a la capacidad de aireación está comprendido entre 20 y 30%. 

Agua disponible

El agua disponible es el agua que puede aprovechar la planta sin dificultad una vez se ha regado y drenado correctamente. Este valor está influido por la tensión del agua y afecta de manera importante a la productividad. Un valor óptimo puede estar comprendido entre 20-30%.

Porosidad

Con la porosidad nos referimos al espacio libre que debe haber en un sustrato para que este sea ocupado o bien por aire o bien por agua (con nutrientes). Para que sea óptimo tiene que tener un porcentaje de porosidad del 85%.

El tamaño de las partículas

El tamaño de las partículas es un factor muy importante que, de hecho, lo hemos comentado dentro de las principales características que debe tener un buen sustrato. Este factor condiciona la porosidad o espacio libre que hay en el sustrato, y a mayor tamaño de partículas, mayor espacio. Nosotros queremos que haya una porosidad del 85 %, por lo que el tamaño de las partículas debe estar comprendido entre 30 y 300 micras.

El pH

Un sustrato puede influir positiva o negativamente en el valor del pH y afectar al cultivo. Los sustratos orgánicos, como la tierra, tienen mayor capacidad tampón, es decir, mayor resistencia a variar su pH. Para que un cultivo se desarrolle correctamente tendremos que saber el Ph correcto de crecimiento, y eso lo podemos saber a partir de este artículo sobre el Ph de las plantas Normalmente estará comprendido entre 5,5 y 6,8.

Por no hacer esto demasiado pesado, en vez de poner aquí las propiedades de cada sustrato, le dedicaremos a cada uno un artículo y lo añadiremos a esta entrada, para que se pueda consultar de forma cómoda.

¿Qué fertilizantes se suelen emplear más en cultivo hidropónico?

Aunque seguramente haya muchos más, estos son los más empleados:

  • Nitrato magnésico: MgNo3 6H20
  • Nitrato cálcico: Ca(No3)2
  • Nitrato potásico: KNO3
  • Fosfato monoamónico: NH4H2PO4
  • Ácido fosfórico (100%): H3PO4
  • Ácido nítrico (37%): HNO3
  • Sulfato magnésico: MgSO4 7H2O
  • Sulfato potásico: K2SO4
  • Fosfato monopotásico: KH2PO4
  • Ácido fosfórico (37%): H3PO4
  • Nitrato amónico: NH4NO3
  • Ácido nítrico 100%: HNO3

 4 ejemplos de soluciones nutritivas en 1.000 L 

Solución nutritiva 1:

  • Nitrato de cal: 49,4 kg
  • Nitrato potásico: 38,4 kg
  • Microelementos: 2 kg

Solución nutritiva 2:

  • Nitrato potásico :31,8 kg
  • Nitrato amónico: 4 kg
  • Ácido fosfórico 75%: 12,3 L (líquido)

Solución nutritiva 3:

  • Nitrato potásico: 36,6 kg
  • Sulfato potásico: 16,5 kg
  • Microelementos: 2 kg

Solución nutritiva 4:

  • Nitrato potásico: 32,1 kg
  • Sulfato potásico: 1,4 kg
  • Fosfato monopotásico: 20,4 kg
  • Sulfato magnésico: 35,9 kg

Punto de control. ¿Va todo bien?

cultivo hidropónico

Hay una serie de medidas y comprobaciones periódicas para ver si está todo correcto y no nos hemos equivocado en la elección del sustrato, al cantidad de riego o el tipo de abonado. Vamos a verlo caso por caso:

El drenaje

El drenaje del sustrato en el cultivo hidropónico viene dado por la cantidad de agua de riego y las características del sustrato. Una forma de calcular el drenaje y saber si todo marcha bien es hacer lo siguiente:

  1. Ver la cantidad de agua con la que se inicia el riego. Ejemplo: 100 Litros
  2. Ver el número de goteros, aspersores o medios de riego que tenemos. Ejemplo 4
  3. Ver la cantidad de agua que vuelve al origen, es decir, que se recicla: Ejemplo 85 Litros.
  4. Calcular el porcentaje de agua drenada.

Hacer el cálculo es muy sencillo:

fórmula drenaje hidropónico

Esto lo podemos hacer por partes en la instalación para comprobar si todas esas partes tienen el mismo % de drenaje, lo cuál quiere decir que todo está en orden, no hay problemas de riego, de obstrucción de goteros o aspersores, etc.

Dotación de riego

El riego es una variable muy importante (indispensable) en el cultivo hidropónico y se tiene que estudiar detenidamente. Variará, como es lógico, según el cultivo y el sustrato que utilicemos, ya que cada planta tiene sus necesidades y cada sustrato tiene sus características (capacidad retención, porosidad, drenaje, etc.).

Hay que tener en cuenta lo que es la fracción de agotamiento, que significa el máximo porcentaje de agua que se pierde por evaporación o drenaje sin que se refleje efectos negativos en la planta, como marchitez. Para el caso del cultivo hidropónico, en la mayoría de sustratos, la fracción de agotamiento es del 5% y supone una forma de determinar la separación y tipo de riego a realizar.

Riego en el periodo 1:

Pasadas unas horas del amanecer, el sustrato tiene una fracción de agotamiento superior al 5% si no se ha regado por la noche, por lo que se debe regar para recuperar los niveles de humedad adecuados. La cantidad de riego se mide por el porcentaje de drenaje que se calcula a partir de la fórmula anterior, y en este periodo ha de estar comprendida entre un 5y un 10 %.

Riego en el periodo 2:

Corresponde a las horas de mayor radiación solar y en definitiva, de mayor calor. La humedad relativa desciende y ha de compensarse mediante el riego. Los niveles de drenaje han de ser más altos pero la frecuencia de riego menor, llegando al caso de tener que realizar dos riegos en un periodo inferior a 1 hora (algunos casos 30 min).

Riego en el periodo 3:

Son las últimas horas del día y apunto de anochecer. El nivel de drenaje se ha de reducir y corresponde al momento en el que las necesidades hídricas son bastante bajas.

Riego en el periodo 4:

El periodo 4 corresponde a la noche, con los niveles mínimos de temperatura y evapotranspiración. Normalmente no se riega salvo épocas muy calurosas, ya que se requiere una buena oxigenación de las raíces. Los niveles de drenaje están comprendidos entre el 10 y el 25 % al inicio del cultivo, y entre 25 y 30 % en su etapa de maduración.

Sistemas de recirculación del agua con nutrientes en cultivo hidropónico

Sistema NFT

Sistema NGS

¡Y eso es todo! Nos hemos dejado algunas cosas en el tintero porque el cultivo hidropónico es un mundo, pero poco a poco iremos completando secciones con artículos nuevos que vayamos escribiendo. Un saludo. Agromática.

Guía técnica del cultivo hidropónico
¡Vota el artículo!

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 comentarios

  1. Roberto Paez

    Y en las soluciones nutritivas como agregan los micronutrientes, en que cantidades, porcentajes o ppm? Gracias,

  2. Fernando Noa

    Muy interesante el proyecto hidropónico q requiere menor espacio y fácil de manejar en cuanto nutrientes puede ser como los abonos orgánico, en cuanto el agua ¿PUEDE SER TAMBIÉN AGUA POTABLE, NO LE HARÍA DAÑO EL CLORO? Este proyecto sería una ayuda en la economía del hogar.

  3. JUAN CARLOS GALLEGO

    Tengo una pregunta, deseo construir un cultivo hidroponico y utilizare como sustrato arena de rio, lo hare en botellas pet; estas se parte a la mitad, una parte se llena con el nutriente y la otra parte se llena con la arena, luego se introduce para que absorba el nutriente, mi pregunta es: Debo regar mi planta diariamente con el nutriente o lo puedo hacer con agua potable ; es de resaltar que esta como todos saben contiene cloro. Gracias por su respuesta.

Next ArticleTop 5 de plantas de interior fáciles de cuidar