Planta Convolvulus cneorum

Correhuela turca (Convolvulus cneorum)

En climas muy cálidos y secos, los jardines de verdes pastos de cesped y helechos está claro que no son posibles. No hay que desanimarse porque para estos climas existen infinidad de plantas resistentes al calor y la sequía con estupendas y coloridas flores. Hoy os traemos una resistente planta con blancas y delicadas flores para tu jardín mediterráneo. La Correhuela turca

Hace ya unos meses se habló del jardín de rocalla y de la xerojardinería. Dentro de este tipo de jardín existen un innumerable catálogo de plantas para completar y vestir jardines mediterráneos que, con un poco de organización y un riego bien distribuido y eficiente, podrás tener un auténtico oasis en medio del duro y caluroso verano de estas zonas climáticas. Hoy os contamos las características de una planta muy resistente y que a la vez posee una delicada flor que no parece que pertenezca a esta planta. Hablemos de la correhuela turca.

Características de la correhuela turca (Convolvulus cneorum)

Esta es una mata de hoja perenne de un verde grisáceo y de aspecto sedoso, muy parecido al verde de la hoja de olivo. El aspecto de esta planta acaba formando una bola densa que cuando es cultivada cerca de un borde (diferentes niveles de un jardín de rocalla o un muro), caerá como una pequeña cascada.

Las flores poseen una corola blanca o ligeramente rosa (nervaduras) con un centro amarillo. El periodo de floración de la correhuela turca se mantiene durante la primavera y parte del verano, concretamente desde abril a julio aproximadamente. Los capullos que brotan son de color rosa que al abrirse dan paso a la flor blanca que vemos en las fotos.

Planta de jardín Convolvulus cneorum

¿Qué clima necesita?

Teniendo en cuenta que su procedencia son las costas de Croacia y su hábitat actual se sitúa en las zonas mediterráneas de África, Italia, Croacia, España etc, está claro cuál será su hábitat. A pesar de encontrarse en zonas más bien cálidas hemos de decir, que durante el reposo invernal la planta puede soportar temperaturas de hasta -12 ºC. La exposición preferida por esta planta es pleno sol. No sufre a pesar de largas exposiciones.

El tipo de suelo es importante

Es un pelín caprichosa con el drenaje. Está pensada para zona de rocalla y normalmente los lugares rocosos, pedregosos son lugares idóneos para esta planta por lo que el drenaje se hace esencial, casi vital. Por lo demás soporta muy bien los suelos pobres y calizos típicos de zonas mediterráneas.

Plagas y enfermedades de correhuela

En general puede ser atacada por pulgón y cochinilla y si está en ambientes con veranos demasiado húmedos puede ser víctima de enfermedades criptogámicas debilitando la planta.

Si se desea se puede plantar en maceta pero al igual que remarcábamos las condiciones de suelo en jardín, el drenaje debe ser la máxima prioridad. Se ha de conseguir un sustrato drenante compuesto por sustrato arena y piedras para un correcto crecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio