Inicio » Jardín » Suelo » Sustrato para orquídeas: materiales y fórmulas
sustrato para orquídeas

Sustrato para orquídeas: materiales y fórmulas

Encontrar el perfecto sustrato para orquídeas no es tarea fácil pero vamos a intentar definir qué elementos lo pueden componer y cómo mezclarlos.

La orquídea es una flor tan tan especial, que no responde a ningún cuidado estándar de la mayoría de plantas. Ni en riego, ni condiciones de iluminación, temperaturas (día/noche) y mucho menos en lo que a tierra se refiere. Y es lo que vamos a intentar abordar en este artículo.

¿Cómo se comportan las raíces de una orquídea?

Esta es una pregunta muy amplia y es lo malo de este gran grupo de plantas. Hay diferentes tipos de orquídeas, con raíces de comportamiento muy distinto y por ende, sustratos para orquídeas igual de variados. Particularmente y de forma común se establece una clasificación de orquídeas terrestres y epífitas.

En general podemos decir que las orquídeas más comunes que se suelen tener son epífitas y constan de raíces aéreas. Epífitas quiere decir que se sujetan en otros vegetales, no en tierra específicamente. Hablamos normalmente del género Phalaenopsis Vanda o Dendrobium, tres de las más famosas. Hay diferencias entre ellas. Las más cómodas son las primeras porque sus raíces aéreas parten de la base. Vanda por ejemplo las genera más arriba, entre las hojas.

Esto significa que el sustrato no debe ser tierra habitual. Seguro que habrás visto recipientes transparentes y cosas como cortezas de árbol o similar. Esto se debe a que las raíces son aéreas, verdes, tienen función clorofílica y su función principal es la de sujetar a la planta, recoger humedad ambiental y alimentarse de los micronutrientes que van «escurriendo» por la corteza del árbol.

Mucha gente piensa que son parásitas pero no, porque no impiden ni merman el crecimiento del árbol o planta a la que se agarran.

Haciendo un resumen nos podemos fijar en la importancia de las raíces en estas plantas. Son prácticamente totipotentes!

  • Agarran la planta al sustrato
  • Hacen función clorofílica
  • Captan nutrientes
  • Y sobre todo captan humedad ambiental. Esto es crucial para su buen desarrollo.

¿Entonces cuál es el sustrato para orquídeas ideal?

La respuesta fácil es que no lo hay. Hay tantos sustratos como variedades de orquídeas, pero lo que sí podemos es enumerar los materiales más usados. Vamos a ello.

Corteza de coníferas. Empezamos por el más utilizado. Y hay varios motivos. 

Es quizá el elemento más visto en las orquídeas de vivero que nos regalan. Si no se va a seguir una fertilización rigurosa a través del agua de riego, la corteza supone un elemento de reserva de nutrientes muy bueno a medida que se va descomponiendo.

Es muy recomendable utilizarla por varios motivos:

  • Aporta nutrientes a diferencia de otros materiales como la perlita o la lana de roca.
  • Al ser de coníferas acidifican el medio. Las orquídeas en general necesitan un pH bastante ácido (entre 5 y 6).
  • Su estructura dura permite un sustrato hueco, ligero y es una reserva de nutriente a largo plazo.

Si utilizas este sustrato como base, la recomendación es que trasplantes la orquídea una vez al año para reponer corteza nueva y eliminar la descompuesta.

Uno de los errores más comunes es dejar que se descomponga del todo. El suelo se apelmaza, no drena y la orquídea se ahoga. Es muy buen sustrato para orquídeas teniendo en cuenta este factor.

sustrato para orquídeas cortezas
Corteza de coníferas

Bolitas de arcilla expandida (arlitas)

Otro de los elementos para mantener la humedad y una buena aireación al mismo tiempo. Lo hemos recomendado muchas veces para la solución de proporcionar humedad en el entorno de la planta con un plato ancho con bolas de estas y agua. En este caso también puede usarse como parte del sustrato.

Fibra de coco

Tanto la fibra como pequeños trozos de la cáscara dura (marrón) del coco son un buen aliado para las orquídeas. Hacen que el agua drene pero ellas mismas mantienen bastante humedad. El entorno de la raíz estará húmedo pero no empapado.

Los trozos pequeños triturados de la corteza de coco también son un excelente material para airear un sustrato que ya de por sí debe ser ligero, poco compacto.

fibra de coco tierra para orquídeas
Fibra de coco

Corcho

Puede ser de un corcho viejo de pared de esos de pinchar fotos o los de las botellas de vino. Si hay un país donde sobren por casa los corchos de botellas de vino es España. Se puede mezclar viruta de corcho con musgo de enfango o corteza a partes iguales.

Ahora vamos a ver dos de nuestros elementos favoritos como sustratos para muchas plantas de los que ya hemos hablado particularmente y de forma extensa. Como sustrato para orquídeas son salvavidas.

Virutas de corcho
Virutas de corcho

Perlita

Esta maravilla geológica (vidrio volcánico) es un elemento para mantener un excelente drenaje. No aporta nutrientes pero deja una estructura de sustrato muy aireada y con una buena retención de agua.

Vermiculita

Muy utilizada en macetas pequeñas como los bonsais. La vermiculita tiene un potencial de retención de agua absurdamente alto y además es una estructura mineral cristalina muy ligera. Y esta a diferencia de la perlita sí aporta nutrientes a la planta.

Pincha en vermiculita o perlita para conocer en detalle todas sus propiedades.

sustrato para orquídeas
Vermiculita (izda) y perlita (dcha)

Lana de roca

Otro elemento en este caso que aportará aireación y retención de agua pero al ser muy muy inerte no se descompondrá, manteniendo un nivel de aireación adecuado. Por el contrario no aporta nutrientes así que deberás tenerlo en cuenta y mezclarlo con musgo o corteza que sí aportan.

Musgo de Sphagnum. Otro de los esenciales

Lo acabamos de mencionar en la mezcla anterior es otro material vegetal que retiene mucha humedad. Lo hay en abundancia en el norte de Inglaterra, Irlanda, Escocia y otros muchos lugares donde existen turberas. Se llama musgo de turba. Es también de ambientes ácidos por lo que resulta un buen elemento como sustrato para orquídeas.

Se vende compactado y seco y hay que rehidratarlo. Si tienes acceso a él de forma natural es importante saber que debe estar libre de patógenos y semillas de malas hierbas. De lo contrario, la orquídea podría enfermar.

Musgo de Sphagnum
Musgo de Sphagnum

Piedra pómez

Otra piedra volcánica de grandes propiedades de retención de agua, usado como la vermiculita en este sentido. Puede retener grandes cantidades de agua que liberará poco a poco. No se descompone ni se compacta por lo que es un elemento para sustratos para orquídeas casi permanentes (de poco trasplante).

¿Y qué sustrato para orquídeas hacemos con todo esto?

Hay mil y una fórmulas distintas para sustrato de orquídeas

Vamos a poner algunas pero navegando te podrás encontrar cientos de ellas y muchas de ellas muy concretas para cada tipo de orquídea.

  1. Receta básica básica para orquídeas Phalaenopsis
    • 80% corteza de abeto
    • 20% turba de esfagno
  2. Receta sin corteza de conífera.
    • La mezcla de 1/4 vermiculita, perlita y carbón vegetal o corteza a partes iguales
    • 3/4 de musgo de Esfagno.
  3. Receta 2 algo más compleja para orquídeas epífitas
    • Una parte de corcho
    • Una parte de turba
    • Una parte de alitas de arcilla expandida
    • Tres partes de corteza de conífera
    • Tres partes de corcho
  4. Otra fórmula
    • 3 partes de corteza de abeto o pino mediterráneo
    • 1 parte de perlita
    • 1 parte de musgo de esfagno picado

Foto de portada de: Scott Zona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba