Cómo proteger un suelo frente al sellado y encostramiento

encostramiento y agrietamiento del suelo


Protección del suelo frente a dos fenómenos físicos que reducen su calidad estructural

Hoy nos adentramos un poco en dos fenómenos que pueden ocurrir y ocurren a nivel de suelo, modificando enormemente su estructura física y cuya consecuencia es nefasta para los cultivos, sobre todo en las primeras fases de desarrollo. Hablamos del sellado, encostramiento y las acciones para la protección del suelo de nuestro huerto ecológico.

¿Es lo mismo sellado que encostramiento?

Muchas veces se utilizan indistintamente para designar una compactación de las partes más superficiales del suelo de cultivo pero no son exactamente lo mismo. Los procesos que los forman y el estado del suelo en cada uno de ellos es distinto pero pueden estar íntimamente relacionados. La principal diferencia y la más importante es que el estado del suelo en cada una de las dos es completamente diferente. El sellado se produce con un suelo húmedo y el encostramiento el estado del suelo es seco. Vayamos uno por uno.

¿Qué es el sellado del suelo?

El sellado del suelo es una delgada capa compacta de unos pocos milímetros de espesor, que se forma debido a la fuerza cinética de las gotas de lluvia o riego al caer sobre la superficie. Entremos un poco más en detalle.

protección del suelo sellado encostrado

Efecto del golpe de la gota de agua contra la superficie del suelo

En un suelo desnudo, sin vegetación, las gotas de agua, ya sean de lluvia o de riego por aspersión, contienen una fuerza cinética que al caer en la superficie, van deshaciendo y rompiendo los agregados del suelo* en la parte superficial.

Esta situación ocurre después de las siembras, en las primeras fases de desarrollo de las plantas donde la cubierta vegetal no es muy espesa o en suelos recién labrados.

En estos tres casos, la proporción de suelo desnudo con respecto a la cubierta vegetal está muy descompensada y las gotas de agua golpean la fracción suelo irremediablemente.

Esta energía que rompe los agregados del suelo, provoca una dispersión de partículas finas que se irán movilizando por la superficie del suelo e irán rellenando los poros, consiguiendo así el llamado efecto de sellado.

Esto ocurre a escala milimétrica o incluso menor, pero al final, el resultado es el siguiente:

  • La densidad aparente del suelo aumenta, al quedar los poros rellenos con las partículas resultantes de la desagregación. Se hace un suelo más pesado.
  • Disminuye la porosidad.
  • Dificultad de infiltración del agua en el suelo debido a este sellado y se producen encharcamientos o escorrentías en caso de terrenos con pendiente.
  • Si el suelo se seca, daremos paso a la fase de encostramiento.

El encostramiento del suelo

 Como hemos comentado antes, a diferencia del sellado, la costra superficial se produce en un suelo seco.

Está relacionado con el sellado, ya que si se produce este fenómeno y posteriormente, la humedad contenida en el suelo desaparece, se produce dicha costra que tiene una serie de características que impiden el crecimiento adecuado de nuestros cultivos:

  • Es de consistencia muy dura. El suelo estará muy muy compactado por lo que las raíces en las fases de nascencia la planta tiene muchas difucultades para emerger la parte vegetativa por la imposibilidad de romper dicha costra.
  • Es muy poco permeable al agua y al aire produciendo un fácil encharcamiento sin haber la infiltración de agua en las fases más internas del suelo.
  • Si la costra se forma en la base de la planta (si ha conseguido emerger) se puede producir estragulamiento y por tanto la planta morirá.

¿Qué podemos hacer frente a estos fenómenos?

Ya hemos hablado de diversas técnicas que favorecen la estructura del suelo para evitar estas compactaciones pero hagamos una recopilación de técnicas para la protección del suelo:

  • Una de las razones por las que se producen estos fenómenos es por la inestabilidad de los agregados del suelo. La materia orgánica, un suelo humificado, favorece la estabilidad de estos agregados, por tanto, mantener un suelo nutrido con compost, mantillo o estercolados es esencial para hacer un suelo estructuralmente estable.
  • Dejar el suelo desnudo lo menos posible (razonablemente). La plantación de abonos verdes es una solución que enriquece el suelo en materia orgánica y favorecemos la protección del suelo con la cubierta vegetal de las especies que plantemos como abono verde mientras se estén desarrollando.
  • Las técnicas de acolchado o mulching son uno de las mejore formas para evitar la desestructuración del suelo y por tanto los fenómenos de sellado y encostramiento aportando una protección del suelo modélica frente a estos fenómenos.
protección del suelo encostramiento sellado

Acolchado de paja para la protección del suelo

  • El laboreo es necesario pero un exceso, puede ser contraproducente, por tanto, hacer el laboreo estrictamente necesario.
  • Evitar la suela de labor, no pisando el terreno de cultivo o haciéndolo lo menos posible (ya sea en el huerto con los pies, o en explotaciones con el pase de maquinaria)
  • Con el riego por exudación o goteo, la energía cinética de la gota es casi nula frente a la aspersión (la gota no golpea el suelo).

*NOTA: Agregados del suelo: Cohesión y adhesión de las partículas del suelo (arenas, limos, arcillas, materia orgánica…) con diferentes grados de estabilidad estructural. Cuanto más fuerte sea la unión, mejor estructura poseerá el suelo y por tanto, mayor porosidad y permeabilidad, permitiendo un mejor intercambio y movilización de las fases aire y agua. Si quieres saber más sobre la estructura y agregación del suelo os dejamos este enlace de la FAO donde se explican los fenómenos y las diferentes formas de agregación estructural del suelo

Una frase para el final: La protección del suelo, así como la mejora continua de sus propiedades físicas, químicas y biológicas es algo que nunca debemos descuidar si queremos un huerto ecológico modélico

Más para leer

hierba gatera

Hierba gatera o menta gatera (Nepeta cataria)

La hierba gatera, menta gatera (catnip en inglés) o nébeda, es una planta de la familia de la menta muy ...
Leer Más
Planta sedum morganianum

Sedum morganianum, una fantástica planta colgante

Las plantas crasuláceas o suculentas siguen de moda entre los cultivadores domésticos, ya que son planta que requieren pocos cuidados ...
Leer Más
Eutrofización del agua

Eutrofización y el abuso de fertilizantes en el ecosistema

El ecosistema era altamente estable hasta que llegó la industrialización y el avance tecnológico. De esta forma, el medio ambiente ...
Leer Más
Cultivo del manzano silvestre

Manzano silvestre: guía de cultivo y características

El manzano común es de sobra conocido por todos, un cultivo extendido por todo el mundo que produce una de ...
Leer Más
Aloe aristata

Aloe aristata para interiores. La planta antorcha

Aloes hay muchos, y aunque el Aloe vera sea la reina por sus propiedades ya tan conocidas, hay otras especies ...
Leer Más
Lepidium latifolium

La planta rompepiedras (Lepidium latifolium)

Lepidium latifolium se consagra como otra planta usada tradicionalmente como medicinal gracias a las propiedades que luego veremos. Su nombre ...
Leer Más
Festuca alta

Festuca arundinacea. Césped de bajo mantenimiento

Hoy toca hablar de la Festuca arundinacea. Hace poco hablábamos de Festuca glauca, de color azul, con carácter muy ornamental ...
Leer Más
Haworthia fasciata

Haworthia fasciata: guía de cultivo de la planta cebra

La planta cebra o, como se conoce científicamente, Haworthia fasciata, es muy conocida dentro del cultivo de plantas en el ...
Leer Más
cómo hacer un jardín

Cómo hacer un jardín desde cero

Siempre hemos hecho artículos sobre cómo empezar un huerto pero nunca nos hemos planteado qué podemos hacer cuando tenemos un ...
Leer Más
Árbol nuez de cola

Nuez de cola: guía de cultivo y propiedades

Las plantas exóticas y tropicales llaman mucho la atención. De los estudios que se están haciendo de muchas de ellas ...
Leer Más

Leave a Reply