Norma Granada. Valoración

Norma Granada. árboles en un parqueAprende a valorar parques y jardines con la Norma Granada

Cuando paseas por un parque o jardín igual ni te planteas que ese recurso de la ciudad por el que vas caminando pueda tener un valor concreto, a veces incluso bastante elevado. Pues lo tiene pero,  ¿sabemos cuánto es?, ¿sabemos cómo calcularlo?. Hoy en Agromática explicamos cómo funciona la Norma Granada.

Introducción a la Norma Granada

Desde el año 1990, la Asociación Española de Parques y Jardines Públicos  (AEPJP) ha elaborado la Norma Granada, un protocolo a seguir para la valoración de parques y jardines,  producto de la experiencia en valoración de muchos años. Desde aquel año, dicha norma ha sufrido revisiones y modificaciones. La primera fue en 1999, la segunda en 2006 con una posterior revisión en 2007. La Norma Granada pretende estandarizar las consideraciones a tener en cuenta cuando se valora un árbol, palmera, arbusto etc, para establecer un valor coherente, (en función de numerosos factores, estéticos, funcionales,sociales, culturales…) que aporta cada individuo valorado,  así como el conjunto de ellos en un entorno concreto. Evidentemente no será igual  la suma individual del valor de cada uno de los elementos valorados que lo que aportan en conjunto a un espacio o ecosistema.

La principal diferencia de la Norma Granada. Elemento sustituible o insustituible

Esta es la primera y más importante diferenciación que aplica esta norma. Lógicamente, el valor de un árbol no va a ser el mismo si se trata de un árbol longevo que no pueda ser sustituido  o se trata de uno joven que se pueda reemplazar . En este último caso, el valor básico aplicado de este último árbol será el valor medio obtenido de diversos viveros que ofrezcan ese ejemplar de iguales características. En la web tenéis numerosos viveros que ofrecen sus precios y catálogos de productos online.

norma granada arbol caido

En caso de ser insustituible no se puede partir de un valor básico ya que no hay forma de reemplazar dicho ejemplar, por tanto el valor aportado a ese ejemplar por la Norma Granada será mucho mayor. En ese caso la norma de Granada propone medir el perímetro del tronco (en cm) a una altura de 1m desde el cuello del árbol*.

Los coeficientes de la Norma Granada

Una vez obtenidos el valor básico (en sustituíbles) o el perímetro del tronco a un metro del cuello (insustituíbles), se aplican una serie de coeficientes en función de una serie de observaciones que comentamos a continuación:

Árbol insustituible

En primer lugar se aplica un coeficiente de idoneidad del suelo donde se encuentra el ejemplar.

Norma Granada. partes arbol

Anatomía del árbol. (Covarrubias, 1991)

Luego se debe establecer un coeficiente en función de la zona climática en la que se encuentre el árbol o arbusto.

  • Csa: Clima mediterráneo subtropical
  • Csb: Clima mediterráneo templado
  • Cfb: Clima templado húmedo

A partir de este momento se evalúa el arbol para una serie de factores intrínsecos y extrínsecos

Factores intrínsecos: Estado sanitario del árbol en cada una de sus partes

  • Zona radical
  • Tronco
  • Ramas principales
  • Ramas secundarias y terminales
  • Hojas

Factores extrínsecos: Valores de representatividad en el entorno, estética, situación…)

  • Estético y funcional
  • Representatividad y rareza
  • Situación

Árbol sustituible

Dentro de esta consideración la norma divide el tipo de valoración en función de si es a efectos de simple valoración (saber el valor del ejemplar), o a efectos de sustitución (valor del ejemplar más los costes de eliminación, transporte, preparación del terreno,  plantación del nuevo ejemplar, porcentaje previsto de arraigo).
  • A efectos de valoración: Únicamente se tomará el valor básico corregido con los coeficientes intrísecos y extrínsecos mencionados anteriormente.
  • A efectos de sustitución: El valor final corresponderá al valor anterior (a efectos de valoración) más los costes de eliminación del ejemplar tasado, costes de transporte, preparación y acondicionamiento del terreno, tipo de interés oficial, coste de mantenimiento del alcorque y otros costes que sean considerados por el valorador.

Valoración de heridas

También puede existir el caso en que no sea necesario hacer una valoración por sustitución, sino simplemente una valoración de heridas o daños parciales que hayan perjudicado al ejemplar. En este caso la Norma Granada no toma el valor básico de vivero al no ser necesaria su sustitución. Sólo estamos evaluando un daño.

En este caso se hace una valoración de la parte afectada, ya sea el tronco, la copa o las raíces. Se toma el perímetro del tronco a 1m de altura (igual que en insustituibles) y se aplican los coeficientes de idoneidad de suelo, factores intrínsecos, extrínsecos y de zona climática.

Valoración de arbustos

Norma Granada. Valoración parque arbustosLa última parte de la Norma Granada es la valoración de arbustos que aunque más sencilla, no carece en absoluto de valor. En esta valoración no se tienen en cuenta todos los coeficientes anteriores ya que la parte arbustiva en la mayoría de casos es fácilmente sustituible. Se hace la valoración en función del precio de mercado de la especie a valorar y se tiene en cuenta:

  • Coste de eliminación del ejemplar.
  • Coste del transporte.
  • Coste de preparación y plantación.
  • Tipo de interés oficial.
  • Coste de poda.
  • Coste de mantenimiento de alcorque.
  • Edad idónea del ejemplar a tasar.
  • Edad del arbusto que adquirimos en vivero.
Una vez leído esto os diréis: Muy bien, fantástico pero… ¿Y los coeficientes, de dónde los saco, cómo lo aplico?. Evidentemente hay bibliografía donde consultarlos, pero en Agromática os queremos dar una solución muy práctica y sencilla. La AEPJP ha elaborado en su web un formulario muy sencillo en el que aplicar todos y cada uno de los coeficientes necesarios para la valoración. Tenéis que registraros y podréis hacer uso de la herramienta las veces que sean necesarias e incluso, vuestras valoraciones quedarán guardadas en el sistema.
Miento, para empezar una valoración lo primero que tienes que hacer es ¡IR AL PARQUE!.  Identificar las especies, hacerte un mapa de situación, medir los troncos y sobre todo, llevarte una buena cámara y hacer muuuuuuchas fotos de cada árbol.

*Nota: El cuello del árbol se define como el punto en que las raíces se unen con el tronco. Normalmente será el nivel del suelo, pero en ejemplares muy longevos, por ejemplo, gran parte de las raíces pueden estar al descubierto, quedando el cuello más elevado del nivel del suelo.

11 Comments

  1. Carlos Galvez
    • Juan
  2. alfredo gallegos tenorio
    • Jose Agromática
  3. will
    • Juan
  4. felipe andres
    • Juan
  5. reme
    • Jose Agromática
  6. Pacoq

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.