Uso de lisímetro en suelo

Pequeños apuntes sobre los lisímetros

Los lisímetros. Instrumentos para conocer el balance hídrico del suelo

Todos conocemos la importancia del agua en las plantas. Es un hecho resabido desde hace milenios. Donde hay agua hay vida y unas de las primeras especies en mostrarse son las plantas. En Agromática ya hemos hablado sobre el riego, el agua en la planta y en el suelo pero hoy vamos a ahondar ligeramente en un concepto algo más desconocido en la medida del agua del suelo. La lisimetría.

El agua en el suelo y en la planta, un repasillo.

Antes de hablar de cómo medir el agua contenida en el suelo, deberíamos saber en qué formas se presenta dicho agua. Esto ya lo hemos contado en anteriores artículos así que si queréis consultarlo a continuación os dejamos el enlace sobre el agua en el suelo y su comportamiento. Podemos contar con los dedos de una mano las formas en las que se encuentra el agua en el suelo. El agua libre, la capilar y la higroscópica. La que nos interesa para los cultivos es la capilar que es la de fácil disponibilidad para las plantas.

Agricultor

El agua en el suelo y su comportamiento

Lo mismo ocurre con el agua en la planta. También sabemos cómo se comporta y cómo el reino vegetal hace uso de ella. En otro artículo que escribió nuestro colaborador Eduardo Casasnovas, nos contaba cómo interaccionaba el agua en la planta y la imporatancia de regar bien, de forma optimizada para no incurrir en desequilibrios hídricos tanto por defecto como por exceso.

Agricultor

El agua y el riego en las plantas

Medición de humedad vs balance hídrico

En el primer enlace sobre el agua en el suelo que os hemos dado aquí, se habla de la humedad del suelo. Este concepto nada tiene que ver con la lisimetría. Vamos a diferenciarlos.

El contenido en humedad de un suelo medido de forma correcta debería ser una vez se haya drenado el sobrante de forma natural. Con esto conseguimos saber el contenido en agua que queda retenida, que al fin y al cabo, parte de ese agua es la que las plantas van a utilizar en sus procesos. Este contenido en humedad se puede medir fácilmente por un tensiómetro, o sonda de humedad que nos puede dar mediciones puntuales en el tiempo con la frecuencia que se estime.

Sin embargo el lisímetro es mucho más complejo en los datos que ofrece. El agua en un suelo sufre cambios y procesos físicos de todo tipo como ya vimos en los anteriores artículos. El lisímetro, gracias a su principio de funcionamiento puede registrar las salidas de agua en el suelo. Como entradas principalmente en una parcela agrícola podemos tener 2 que son las precipitaciones y el riego que nosotros le podamos dar. Esto lo medimos fácilmente con pluviómetros, caudalímetros etc.

Y como salidas podemos tener el drenaje, la evapotranspiración (si hay cubierta vegetal) y el agua que se queda en el suelo. Con un tensíometro conseguimos conocer la humedad del suelo en un momento dado que en teoría debe ser cuando el agua de drenaje ya ha pasado. Lo que no es fácil es determinar en qué momento ocurre eso en el suelo. El lisímetro consigue medir la cantidad que se pierde por evapotranspiración y drenaje por tanto, también podemos conocer el volumen de agua que queda en el suelo.

lisimetro esquema

Esquema básico de un lisímetro A: Volumen de suelo de estudio B: Balanza C: Medida de agua de drenaje D: Medida de agua de escorrentía. Foto: Wikipedia.org

La evapotranspiración es una medida muy utilizada ya que permite conocer el consumo hídrico de los cultivos y por tanto nos da exactamente las necesidades hídricas a aportar en forma de riego. Se puede calcular mediante fórmulas ya muy establecidas como Penman-Montheith que lo estiman de forma indirecta. Sin embargo el lisímetro puede calcularlo de forma directa previa calibración y validación.

No vamos a entrar en los tipos de lisímetro hoy porque nos estaríamos horas y cada uno es un mundo pero básicamente os podemos decir que depende para qué se quiera, podemos tener lisímetros que nos calculen el agua de drenaje del suelo y el balance hídrico y otros en los que podemos recuperar la solución del suelo para determinar la composición de la solución del suelo y ver posibles contaminantes, exceso o falta de nutrientes para el cultivo etc. Son los llamados lisímetros de succión.

lisimetro 1

Lisímetro d e succión. Fuente: agrometria.it

La alteración del suelo de muestreo por el lisímetro

Una de las batallas más acuciadas en la medida de los lisímetros es la separación del volumen de suelo que se evalúa. Al estar separado del suelo real, puede haber variaciones en las medidas aunque a día de hoy, ya existen materiales y diseños que compensan y eliminan el error o “efecto de borde” que puede provocar ese volumen de suelo necesario para el instrumento.

Otro día hablaremos de diferentes tipos de lisímetros.

Un saludo de Agromática

Pequeños apuntes sobre los lisímetros
5 (100%) 1 vote

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 comentarios

  1. Jorge alberto

    Muy interesante e instructivo .Un gran aporte para los que estamos interesados en probar nuestras habilidades en jardinería y tener un poco mas de certeza en relaciona a los resultados que podemos obtener.Muchas gracias

  2. Juan

    Gracias Jorge Alberto!

    Nos alegra que te haya sido de utilidad.

    Un saludo!

Next ArticlePlantas purificadoras de agua