Abonos en la agricultura. Guía de utilización y “recetas”

abonos 1Los abonos. “No PeKar”

Hoy en Agromática, Eduardo, nuestro colaborador, nos deleita con un completísimo y acertado artículo sobre los abonos en la agricultura. Nos metemos de lleno en el mundo de la nutrición vegetal, de los elementos y los macronutrientes  que toda planta necesita. Nitrógeno (N), Fósforo (P) y Potasio (K) y lo más importante, su uso racional, evitando intoxicaciones y contaminaciones innecesarias. Un artículo de esos para sentarse y acabar el día leyendo. 

Aquí, como en las Siete y Media, no me pasaré.

“Don Mendo: Y un juego vil

que no hay que jugarlo a ciegas,

pues juegas cien veces, mil,

y de las mil, ves febril

que o te pasas o no llegas.

Y el no llegar da dolor,

pues indica que mal tasas

y eres del otro deudor.

Mas ¡ay de ti si te pasas!

¡Si te pasas es peor! “

Pues en nuestro caso es igual. Pasarse es igual a contaminación, derroche, intoxicación de las plantas, de la tierra y hasta del agua subterránea. Existen unos 17, o sin unos, 17 a secas elementos esenciales para las plantas, los tres más importantes son el complejo NPK.

Nitrógeno (N)

            N = nitrógeno, del latín “nitrum”, pero no era conocido el gas, sino que se aplicaba a sus sales, es posible que se aplicara a los excrementos, especialmente de aves, porque ya hay referencia en Grecia y luego en Roma de ellas. La más importante y conocida acumulación de heces de ave es el Nitrato de Chile  también conocido como guano u oro blanco, aunque el primer sitio en ser explotado fue en unas islas Peruanas, explotadas aún hoy en día de manera racional. Incluso provocó una guerra entre Chile, Perú y Bolivia, la guerra del Pacífico o del Nitrato, en la que Chile quitó el desierto de Atacama a Bolivia y su salida al mar. Posteriormente, durante la gran guerra, los alemanes pagaban a corsarios para hundir barcos con nitratos, con ellos se fabrican los explosivos.

abonos nitrato de chile

Típico anuncio de Nitrato de Chile

En 1918 el químico Haber recibe el premio Nobel de Química por la síntesis del amoniaco. Curiosamente fue el desarrollador de los gases durante la 1ª guerra mundial, a consecuencia de ello se suicidaron su mujer e hijo. Si alguien tiene curiosidad puede buscar “iperita” o “gas mostaza” o “gas dicloro”.

El Nitrógeno lo utiliza la planta para formar compuestos orgánicos, aminoácidos esenciales a la hora de formar proteínas. El nitrógeno es altamente contaminante, es degradado y lixiviado a capas profundas penetrando en los acuíferos formando nitratos, cancerígenos para los más pequeños, y nitritos que suelen delatar presencia de bacterias fecales.

Fósforo (P)

            P = fósforo, del griego Phosphorus, que lleva luz, recordemos que es “fosforescente” y está en los huesos. Pero no sólo ellos, también forma parte del AMP, ABP ATP, adenosín mono, bi y trifosfato que son las moléculas que realizan el intercambio energético, en animales y plantas, a través de saltos más pequeños para que aprovechemos mejor la energía almacenada en la molécula. Si se quiere más información buscar “fosforilación”. El P forma parte de los cromosomas, ADN, y otras moléculas igual de esenciales.

Si contamos que EEUU consume el 70% de los fosfatos en abono y le sumamos, jabones y otros productos estamos ante un consumo del 75 al 80% de fosfatos sólo en EEUU, sin comentarios.

El fósforo es esencial para el crecimiento de la planta, aunque sólo formen entre el 0,1 al 0,5% del total, sin embargo está presente en todos los rincones del vegetal, ya sea almacenado o presente en todos los procesos de fosforilación. Una molécula de ADP capta energía del sol, en la hoja, fotosíntesis, y produce otra de ATP más rica en energía y útil para otros procesos, acordaros de la absorción del agua por las raíces siempre en presencia de un oxígeno.

El abonado con P nos garantiza nuevas células y algo importante: el desarrollo de semillas y frutos, pues en ellos se almacena el fósforo en forma de fitina, por lo que su déficit suele causar frutos y semillas más pequeños.

Potasio (K)

            K = potasio,  (del latín Kalium y del árabe al-qalya). Si pronunciamos rápido y repetidamente la palabra llegamos a “álcali” que identifica a “base” en química. También se ha traducido por “ceniza de plantas”, pero creo que tendría que ver más con la elaboración artesanal del jabón realizado con “cenizas de plantas”. El jabón, al fin y al cabo, se hace con un álcali que se obtiene quemando plantas. Una vez explicado todo parece mucho más sencillo, ¿verdad?

El potasio es importante para diversos procesos, se encarga de la regulación de la evaporación, apertura y cierre de estomas, en el almidón y formando la “bomba de sodio-potasio” en la cual, a través de el ADP, el ATP y un fósforo inorgánico se encarga del transporte intracelular de los iones inorgánicos. Es parte esencial de una proteína celular que está en todos los seres vivos.

Fijaros que todas estas cosas anteriores que parecen inconexas y faltas de interés se traducen en que, gracias a la bomba Na-K, hemos evolucionado los animales y somos lo que somos, ya que permiten una transmisión de señales eléctricas entre células, sinapsis entre neuronas.

Conocidos los tres elementos esenciales, ¿cómo abonar y cuándo abonar?

Cuando escribí No PeKar hacía un juego de palabras para indicaros que es preferible no llegar que pasarse. Si nos pasamos perdemos lo que se disuelve en el agua de riego, que siempre alguna fracción se disuelve y se va, por tanto al abonar en menor dosis perderemos menos abono. Aquí no estamos hablando de una gran plantación en la que compensa realizar un análisis químico.

Yo, normalmente, utilizo la mitad de dosis que la aconsejada en el envase y, como mucho, la mitad de veces de lo estipulado, con lo que abono una cuarta parte de lo que me indican, y la cosa no me va mal. Incluso estoy tres a cuatro meses sin abonar y no noto diferencias. Recordemos que tanto la tierra como la planta son un almacén de elementos minerales.

Otra cosa distinta es el desequilibrio, eso sí que es doloroso para la planta. Pensemos que la planta toma los minerales en la proporción en que los necesita, una parte lo almacena, otra se queda en la tierra. ¿Qué ocurre si falta un mineral sinérgico con otro?

RAE (diccionario): sinergia: 2. f. Biol. Concurso activo y concertado de varios órganos para realizar una función.

Sustituyamos órganos por elementos esenciales y vemos que si nos falta uno la función no se lleva a cabo aunque estén los demás. Para empeorar la cosa resulta que el exceso de alguno de ellos se puede convertir en tóxico al estar en exceso y no poder absorberse por la raíz.Precaución, pues, cuando compramos un abono para floración más rico en fósforo, acordaros de la fitina, distinto para verde (verde = crecimiento) muy rico en nitrógeno, o para otoño más pobre en nitrógeno de manera que la planta se vuelva más dura y soporte mejor los fríos.

Con todo lo anterior no es fácil decir, ahora abona con esto, ahora con lo otro, quita N y pon K, no, esto funciona con sentido común. Abonar lo justo y equilibradamente y, en caso de querer una floración espectacular, de PLANTAS SANAS, utilicemos un abono indicado para floración.

Si no queremos las semillas, como ocurre en las rosas, cortamos la flor en seco para evitar mayor consumo y pérdida de energía de la planta que mejor la utiliza en su crecimiento.

 Mucho cuidado con las cenizas, si queréis añadírselas a un compost me parece bien, directamente en tierra junto a las plantas no es aconsejable, demasiados elementos demasiado rápido, provoca toxicidad y no sabemos la composición de las cenizas. También sube el pH cosa no aconsejable en nuestras latitudes que ya está bastante alto.

Mi receta

Ahora en marzo voy a preparar un complejo: hierro disuelto, abono foliar y si noto alguna carencia la incorporaré. Con 100 litros abono mojando todo el follaje y riego el terreno, algo más de 100 m².

Guardo una parte para todas las plantas en maceta, bien exterior, bien interior, no hago distingos.

En junio si el tiempo viene muy cálido, aporto otro abonado, normalmente de liberación lenta, entre medio a un kilogramo para el jardín. Las plantas de interior continúan con abono foliar, eso sí, el mejor ya que por su valor te va a durar de 2 a 3 años y cada abonado sale bastante económico.

 No tengo heladas, algún frío que ronda los 0º 0 -2º C durante poco tiempo, con alguna nevada extemporánea y corta, por ello no necesito un abonado fuerte en potasio en otoño. Vuelvo a jugar con abonos equilibrados y el abono foliar, especialmente en aquellas plantas en flor o que la van a tener.

 Pero, si en tu caso tienes heladas, conviene un abonado pobre o exento de nitrógeno y rico en potasio.

El resto de elementos se pueden añadir con el abono foliar y, salvo excepciones, tendréis las carencias cubiertas. Pero os diré que cada microelemento deja una huella característica en las plantas, igual que el amarilleamiento de la hoja es falta de hierro (Fe), (SUELE, no siempre es cierto), el boro (B) también hace amarillear pero de otra forma o el magnesio (Mg), la carencia primero se nota en las hojas viejas y luego se traslada al resto, hacia los extremos de las ramas.

Existen carencias por ausencia de otro elemento, ya lo dije, o por estar bloqueado en el terreno. Como todo esto es muy interesante procuraré estudiarlo, buscar fotos, que no es fácil, y contaros como funcionan el resto de los elementos químicos.

 Nitrógeno inorgánico o nitrógeno de compost. La polémica está servida.

¿Qué diferencia existe entre un N de un abono inorgánico que otro de un compost biológico? O en general ¿qué diferencia existe entre abonar químicamente u orgánicamente? En principio la planta no distingue uno de otro, pero ni el mejor laboratorio químico o clínico del mundo con los mejores analistas encontrarían la diferencia.

compost volteo

            Partamos de la premisa esencial que la tabla periódica de los elementos, Mendeléiev, es invariable, no distingue átomos de un sitio o de otro, la planta tampoco por tanto irá tomando de aquí o de allá. ¿Dónde, pues, está la diferencia? Cada uno que opine y permaneced atentos porque  la respuesta la daremos dentro de unos días.

Artículo redactado por: Eduardo Casasnovas

Abonos en la agricultura. Guía de utilización y “recetas”
5 (100%) 1 vote

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 comentarios

  1. Manuel

    ¡Magnífica entrada! Sobre todo me ha encantado el apartado “Mi receta” con los consejos pertinentes. Seguiré de cerca esta web y todos sus colaboradores. Un saludo

  2. Rodolfo Navarro P.

    Una indicacion …..el huano de pajaro chileno es rico en fosfatos no en nitratos y existen dos tipos el blanco en veda permanente pues son zonas de nidificacion y el rojo denominado huano fosil por ser de antiguas huaneras.
    El nitrato proviene de extensos terrenos en el desierto de atacama en la zona norte de chile denominados calicheras. Saludos

Next ArticleLiriope muscari. Una especie para zonas de sombra