Cómo realizar el abonado del rosal

Cuida tus plantas con el abonado del rosal

Las rosas son plantas con requerimientos importantes de abonado. Para crecer y desarrollarse de forma óptima, las rosas necesitan todos los nutrientes.

Para el abonado del rosal, los fertilizantes complejos , 10-10-10 (N-P-K), se deben aplicar en la época de crecimiento, cada 4 semanas, en forma de granulado. Durante la época de calor, en verano, conviene utilizar fertilizantes con menor concentración en nitrógeno 6-12-6 (N-P-K).  Otra fórmula recomendada es 12-12-17-2 (N-P-K-Mg).

Antes de establecer el abonado del rosal, primero vamos a conocer las carencias de minerales que pueden aparecer.

Síntomas de carencias de nutrientes en el rosal

Macronutrientes básicos o esenciales en rosal

  • Nitrógeno (N): El follaje se torna amarillento, las hojas permanecen pequeñas y no se observan crecimientos nuevos. En general la planta carece de vigor, brillo y la floración es pobre. En carencias prolongadas las hojas caen, los tallos alcanzan poca altura y la planta se debilita.
  • Fósforo (P): Las hojas jóvenes se tornan oscuras y el envés con tonalidades violáceas. Las hojas del rosal se caen y los tallos alcanzan poca altura y se debilitan.
  • Potasio (K): El margen de las hojas se vuelve amarillento, y con el tiempo se necrosa y adquiere tonalidades negruzcas.  Los botones florales aparecen poco desarrollados y las flores no adquieren crecimiento. El potasio, junto con el nitrógeno y el fósforo forman uno de los componentes esenciales el abonado del rosal.

El potasio se suele aplicar después de primavera se debe aplicar un abonado a base de potasio, aplicando de nuevo a finales de verano, principios de otoño.

Macronutrientes secundarios en rosal

  • Calcio (Ca): la carencia de calcio provoca  un crecimiento desigual de la planta así como un desarrollo anormal de las raíces.
  • Magnesio (Mg): Las hojas del rosal se vuelven pálidas en el centro, apareciendo sobre ellas manchas necróticas. Si la carencia se prolonga a lo largo del tiempo, las hojas terminan cayendo.

Micronutrientes u oligoelementos en rosal

  • Hierro (Fe): aparece una clorosis férrica destacada por hojas amarillas con nervios sin clorosis. Común en suelos alcalinos.
  • Manganeso (Mn): las hojas se vuelven pálidas, moteadas, sobre todo en hojas viejas o inferiores. Esta carencia se suele presentar en suelos alcalinos.

 como abonar el rosal

[alert style=»yellow»]Cuando se observa un rosal con manchas amarillas de forma generalizada y un aspecto de poca vitalidad, flores escasas y hojas pequeñas, se trata de un rosal con deficiencia en nitrógeno.[/alert]

Enmiendas orgánicas, como el compost, reduce o inhibe esta deficiencia.

La corrección ante carencias de nitrógeno se basa en la aplicación de fertilizantes nitrogenados de acción rápida, como el nitrato potásico.

[alert style=»yellow»]Un programa básico de fertilización para rosales consiste en la aplicación, 1 vez por mes, de un fertilizante completo.[/alert]

La incorporación de nutrientes en el rosal será abundante en cuanto a nitrógeno y potasio, y menor volumen en fósforo. Dependerá de la extracción de nutrientes del rosal, para establecer el abonado de cobertera.  Ferrer y Salvador aconsejan los siguientes niveles de aplicación:

  • Nitrato amónico (33%): 10 g/m2 y mes
  • Fosfato biamónico (21% N 53% P2O5):   5 g/m2 y mes
  • Nitrato potásico (13% N,  44% K2O): 12 g/m2  y mes

 Abonado orgánico para el rosal

El abonado orgánico es muy importante en el rosal. En otoño se procederá al abonado con materia orgánica en una relación de 1 kg por metro cuadrado, reforzando el abonado después de la poda para fomentar el crecimiento de ramas nuevas.

Si tu terreno es pobre y mal drenado tienes que acolcharlo. Esto se realiza incorporando al terreno compost, hojas secas, césped, paja, etc.

Añade una gran capacidad de retención a la tierra y a su vez incorpora nutrientes orgánicos como abonado del rosal.

No incorpores más de 3 cm de acolchado. Con el tiempo el proceso de compost reducirá está altura y deberás proceder a la mezcla equilibrada con la tierra que rodea el rosal.

Cuando el acolchado se elimine, repite el proceso.

Aplicación de enmiendas y fertilizantes. ¿Cuándo abonar?

Momento del año a aplicarEnmiendasFertilizantes
En la preparación del suelo antes de la plantación (finales de otoño)Orgánicas: Estíercol de animal o compostOrgánicos: Harina de huesos
Químicos: Superfosfatos de calcio
A las 3 semanas de la podaOrgánicas: Harina de huesos
Químicas: Superfosfatos de calcio
De tipo químico: 6-12-6 (N-P-K) 1 vez al mes
En primavera/verano y en rosales ya implantadosOrgánicas: Rastrojos o cortes de pastoEn tiempo caluroso, la mitad de la dosis

Fuente: Martha Álvarez

12 Comments

  1. Antonio F
    • JA mula
  2. Betty
  3. Lina Fernanda Ramírez Lamprea
    • Jose Agromática
  4. Francisco Sarria
  5. Carmen Payan
  6. agustin valdez
    • Jose Agromática
  7. Delmy
    • Jose Agromática

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.