Semillas comestibles, ¿qué te puedes comer?

Guía de semillas comestibles para enriquecer tus platos

En el mercado puedes encontrar una gran variedad de semillas que puedes comer y que te aportan múltiples beneficios. Imagina un mundo de nuevos sabores para aderezar tus platos y, encima, aportan beneficios para la salud y gran poder nutricional. Esta es nuestra guía de semillas comestibles. 

Semillas de calabaza

Seguro que más de una vez las has probado. Aunque no a todo el mundo les encaja, por su incomodidad de pelarlas, tienen un gran poder nutricional, ácidos grasos esenciales y vitaminas del tipo B (tiamina, niacina, B-6, etc.).

Semillas comestibles de calabaza

Pipas de Cucurbita pepo var. styriaca. Fotografía: Kulac

Si os animáis a cultivar calabaza tenéis que tener una cosa en cuenta. Su asociación con otras hortalizas. Recordamos este artículo de asociaciones favorables y desafavorables donde decíamos lo siguiente de la calabaza:

ASOCIACIONES FAVORABLES: albahaca, capuchina, judía, maíz y tomate.

ASOCIACIONES DESFAVORABLES: rábano.

Semillas de sésamo

Cada vez va siendo más conocido añadir semillas comestibles de sésamo en platos que, de por sí, tienen una textura diferente. Caso concreto es las ensaladas, donde se combinan estas semillas para añadir un toque crujiente a la mezcla.

Un punto a favor del sésamo es que contienen muchas proteínas (aunque su tamaño diga lo contrario). Son ricas en calcio, ofrecen metionina y contribuye a reducir los niveles de colesterol.

Ahora bien, todo el mundo conoce el sésamo como las semillas o, al menos, es lo que más le suena. Sin embargo, ¿conoces como es la planta de sésamo?

Se conoce científicamente como Sesamum indicum y aparte de sésamo también se conoce como ajonjolí.

Planta de sésamo

Sésamo o ajonjolí. Fotografía: Traper Bemowski

¿Un alimento muy conocido que contiene semillas de sésamo? El pan de las hamburguesas, por ejemplo.

Chía (Salvia hispanica L)

Tenemos una planta que, hasta hace poco, era desconocida por muchos. Sin embargo, poco a poco va cogiendo fama debido a las propiedades beneficiosas que ofrece.

¿Y de dónde viene tanta fama?

De que es una de las plantas con mayor concentración de ácidos grasos omega-3. De aquí que se extraigan sus semillas y se utilicen como alimento de cada vez más platos.

Aunque parezca una planta exótica, sobre todo por su nombre común y porque proviene del centro y sur de México, no deja de ser una planta de la familia Lamiaceae, como la salvia común (Salvia officinalis).

Semillas comestibles de Chía

Semillas de Chía. Fotografía: Daniel Schwen

Ojo, que la Chía también tiene sus contradicciones. No todo el mundo es apto para tomarlas, por lo que se debe consultar con expertos antes de incorporarla a nuestra dieta.

Semillas comestibles de quinoa

La quinoa (Chenopodium quinoa), otra planta que cada vez es más conocida en Europa y consagrada en América Latina (Perú, Ecuador, Chile, Colombia, etc.).

¿Qué llama la atención de la quinoa?

Que sus semillas contienen 8 aminoácidos esenciales (los 8 que el ser humano necesita). Además, por su sabor forma parte de numerosos platos que no terminan únicamente en tostar las semillas. Éstas se utilizan fermentadas para producir cerveza (también chichas), pastas, galletas, copos, etc.

Y si abandonamos el ámbito nutricional y nos acercamos al medicinal, la quinoa, como semilla comestible, se ha utilizado desde tiempos antiguos para combatir síntomas de ansiedad, osteoporosis (por su contenido en magnesio), migrañas, etc.

Semillas comestibles de quinoa

Semillas de quinoa. Fotografía: Pom²

Semillas de lino o linaza

Visitando tiendas especializadas de dietética seguro que encontrarás semillas de lino. Hay un gran listado de propiedades donde científicamente se ha asegurado que las semillas de lino pueden ayudar a mejorar nuestra salud.

¿Sabes cómo es la planta de lino?

Si nos vamos al tema vegetal, conocerás el lino (Linum usitatissimum) como una planta herbácea de la familia Linaceae. Un factor que llama la atención del lino son sus llamativas flores azules (lino perenne), que te enseñamos a continuación.

Flor de lino

Flor de lino. Fotografía: Johnathan J. Stegeman

De entre las propiedades a destacar del lino, como ingesta habitual, destacan las siguientes

  • Potencial para reducir el colesterol. Contiene una sustancia de similar acción que la prostaglandina, para regular la presión arterial.
  • El mucilago del lino ayuda a reducir inflamaciones del aparato respiratorio, también vinculado a su contenido en prostaglandinas PG3 con poder antiinflamatorio.
  • Actualmente se está estudiando su potencial como anticancerígeno, debido a su gran contenido en Omega 3.
  • Como adelgazante, ya que el lino contiene mucha fibra saciante. Mejora el tránsito intestinal y ayuda a reducir el ansía por la comida.

Eso sí, hay muchísimas más. ¡Anímate a comentar y enséñanos tu ideas!

Saludos.

Semillas comestibles, ¿qué te puedes comer?
2 (40%) 1 vote

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next ArticleCómo fabricar tu propia mesa de cultivo con palets de madera