La gran importancia de las hormonas vegetales




plantas aplicadas con hormonas vegetales

Descubre las hormonas vegetales o fitohormonas

La agricultura actual no se basa en sembrar una semilla, añadir agua y abono y esperar recoger un pimiento rojo, de sabor perfecto y de gran tamaño. Lamentablemente hemos llegado a niveles en los que tenemos que buscar arducias para mejorar las producciones. En esto tiene un papel vital las hormonas vegetales, ya sea aplicadas por nosotros o bien generadas de forma natural por la planta. En cualquier caso, hoy toca descubrir sus particularidades.

¿Qué son las hormonas vegetales o fitohormonas?

Las fitohormonas son sustancias naturales producidas por las células vegetales de nuestras plantas. Se producen en sitios y momentos estratégicos (básicamente, cuando la planta quiere 🙂 ). Por tanto, estas hormonas vegetales, producidas en un momento concreto de la vida de la planta y aplicadas en un punto concreto del vegetal, producen una determinada acción y regulan fenómenos fisiológicos.

Como curiosidad deciros que si, por ejemplo, la planta quiere estimular una parte concreta de su tejido, las células no han de producir dichas hormonas vegetales en ese sitio concreto, sino que se pueden desplazar líbremente a través del xilema y el floema.

¿Qué hormonas vegetales conocemos?

Actualmente conocemos y tenemos a nuestra disposición 6 hormonas vegetales. Sin embargo, también podemos encontrar otros compuestos que, aun no siendo consideradas como fitohormonas, producen o estimulan fisiológicamente a la planta. Es el caso de la sistemina, la estrigolactona, los salicilatos, la oxilipina, la poliamina, las oligosacarinas, etc.

hormonas vegetales en frutos

Algunas hormonas vegetales pueden mejorar la maduración y homogeneización de los frutos

Ácido abscísico

Dónde podemos encontrarlo: en hojas, tallos y frutos verdes antes de madurar.

Auxinas

Las auxinas (ácido indolacético) actúan como reguladores del crecimiento vegetal.  Lo que hacen, en términos básicos, es aumentar el tamaño de las células, por lo que se traduce en un mayor tamaño de la planta. Además retrasa la caída de las hojas, induce al gravitropismo, promueve el crecimiento del fruto y el crecimiento de raíces laterales, etc.

Dónde podemos encontrarla: en el embrión de semillas, en hojas jóvenes, tejidos meristemáticos de yemas apicales, etc.

Citocininas o citoquininas

Ya hablamos de forma más completa de las citoquininas por lo que no vamos a decir nada nuevo. Su función en la planta es estimular el crecimiento celular. Si las auxinas aumentaban su tamaño, esta fitohormona lo que hace es aumentar el número de células.

Dónde podemos encontrarla: en las raíces, aunque se pueden transportar a otras zonas de la planta.

Etileno

El etileno estimula la maduración de los frutos y provoca la caída de las hojas. Hay una gran curiosidad en cuanto a su descubrimiento. En el siglo XIX se observó que los árboles situados justo encima de las farolas se defoliaban irremediablemente. Esto les llevó a la conclusión de que las farolas producían etileno que provocaba la abscisión de las hojas.

Dónde podemos encontrarlo: en el tejido de frutas maduras, en los nódulos de los tallos, hojas y flores en etapa de senectud.

Muchos agricultores lo conocerán como etefón. La hidrólisis de este compuesto es lo que produce el etileno, y tiene las siguientes funciones:

  • Retrasar el crecimiento de las plantas y aumentar la tolerancia al frío.
  • Estimular la brotación de bulbos.
  • Ruptura de la dormancia en semillas.
  • Favorecer la precocidad y uniformidad en la maduración de los frutos.
  • Estimular la apertura de las cápsulas en algodón.
hormonas vegetales en caqui

Adelanto de la maduración en caqui con la aplicación de etefón

Giberelinas

Dónde podemos encontrarlo: en los meristemos de yemas apicales, en las raíces, en hojas jóvenes y en embriones.

Brasinoesteroides

Muchos desconocen estas fitohormonas y se quedan o le suenan las anteriores. Sin embargo, los brasinoesteroides desempeñan un papel importantísimo en las plantas, sobre todo para solucionar problemas relacionados con el estrés ambiental o biótico.

Tienen acción de crecimiento sobre células, su división y diferenciación celular, por lo que contribuyen, de manera importante, a mejorar el rendimiento de los cultivos.

Una carencia de estos brasinoesteroides supondría problemas gravísimos para la planta, tales como enanismo, mal enraizamiento (y futura muerte súbita de la planta), pérdida de fertilidad, subdesarrollos en hojas y tallos, etc.

El mercado de fitohormonas y su dosificación

La aplicación de hormonas vegetales al cultivo tiene su peso en momentos concretos de la planta donde se exige una mejora de la asimilación energética de la planta. Por ejemplo, es el caso de la aplicación de aminoácidos, una fuente energética de fácil disponibilidad de la planta, usada para solventar situaciones concretas de la planta, como estrés ambiental (granizo, altas o bajas temperaturas), etapas críticas (germinación, floración, cuajado, etc.).

Muchas veces, dichas hormonas vegetales van sumadas a otros componentes que proporcionan un aporte extra de energía a la planta. Por ejemplo, se añaden ácidos carboxílicos, disacáridos, vitaminas, etc.

Los ácidos carboxílicos se han estudiado por su potencial para evitar rajados en plantas (con su pérdida total de comercialización), para aumentar la calidad organoléptica en frutos e incrementar la vida post-cosecha, entre otras cosas.

Los disacáridos (sacarosa, maltosa, lactosa, etc.) son hidratos de carbono que la planta produce en la fotosíntensis y permite aumentar la calidad de los frutos y proporcionar energía para el crecimiento de partes vegetativas en la planta.

Por ejemplo, un compendio de citoquininas, auxinas y giberelinas más alguno de los compuestos anteriormente mencionados pueden actuar de la siguiente manera:

  • Crucíferas y compuestas: para aumentar el tamaño y la uniformidad de las cabezas.
  • Cucurbitáceas: para mejorar el desarrollo inicial de la planta.
  • Pimientos: para aumentar la vida de la planta, reducir el envejecimiento y paliar los efectos del estrés.
  • Patata: para aumentar el tamaño de los tubérculos en el momento de la tuberización.
  • Tomate: para aumentar el desarrollo de los frutos y su amarre.

En este aspecto, la dosificación es muy importante. Una cantidad superior  o inferior de una determinada hormona vegetal induce una respuesta distinta.

Un producto que, por ejemplo, contenga auxinas (ANA + ANA AMIDA) no produce la misma respuesta en cultivos distintos. Aunque normalmente este grupo de hormonas vegetales sirvan para estimular la floración en momentos específicos del cultivo. En cultivos como pimiento, mejora el cuajado de flores (la formación de frutos), y en frutales de hueso o pepita, estimula la actividad vegetativa o evita la caída de frutos.

hormonas vegetales experimentales

En conclusión, las hormonas vegetales pueden resultar muy interesantes aplicados sobre los cultivos cuando necesitan una respuesta contundente en momentos donde el clima, el abonado o el suelo no son favorables. El mercado de productos vegetales también hace que la aplicación de estos compuestos aumenta con los años (exigencia de mayor precocidad, sabor, calibre, etc.).  Sin embargo, podríamos decir que es un «premio» al cultivo, como cuando se le da una bolsa de chucherías a un niño :). Cuanto más azúcar se añada al café, más dulce estará. Así de simple.

Y vosotros, ¿pensáis necesario añadir estas hormonas vegetales al plan de abonado de cualquier cultivo?

 Un saludo. Agromática.

Más para leer

Haworthia fasciata

Haworthia fasciata: guía de cultivo de la planta cebra

La planta cebra o, como se conoce científicamente, Haworthia fasciata, es muy conocida dentro del cultivo de plantas en el ...
Leer Más
cómo hacer un jardín

Cómo hacer un jardín desde cero

Siempre hemos hecho artículos sobre cómo empezar un huerto pero nunca nos hemos planteado qué podemos hacer cuando tenemos un ...
Leer Más
Árbol nuez de cola

Nuez de cola: guía de cultivo y propiedades

Las plantas exóticas y tropicales llaman mucho la atención. De los estudios que se están haciendo de muchas de ellas ...
Leer Más
Floración Calendula arvensis

Características de caléndula silvestre (Calendula arvensis)

Dentro del género de plantas Calendula, una de las más conocidas por sus propiedades medicinales es la caléndula común, aunque ...
Leer Más
Cultivo de Photinia

Photinia: un arbusto idóneo para el jardín

Los setos forman el gran atractivo del jardín, separando espacios separados y cubriendo con su gran densidad de hojas partes ...
Leer Más
Electroválvula de riego

Cómo funciona una electroválvula de riego

El riego automático ha supuesto una verdadera innovación en la agricultura, permitiendo automatizar más tareas y optimizar el tiempo empleado ...
Leer Más
Araña amarilla vid

Identificación y control de araña amarilla

Aunque la araña roja (Tetranychus urticae) es, probablemente, uno de los ácaros más conocidos, existen especies relacionadas que afectan a ...
Leer Más
Zamioculcas zamiifolia

Zamioculcas zamiifolia para cultivo interior

Hoy traemos una planta cuyo nombre científico se olvida a los 5 segundos de haberlo leído, es la Zamioculcas zamiifolia ...
Leer Más
Pulgón negro de las habas

Cómo combatir el pulgón negro de las plantas

El pulgón es, con diferencia, una de las plagas más conocidas por los agricultores, afectando a una grandísima cantidad de ...
Leer Más
Detalle de Festuca glauca

Festuca glauca para tu jardín de rocalla

Hoy tenemos en Agromática una gramínea, herbácea con alta resistencia y relativamente pocos cuidados, la Festuca glauca, muy adecuada para ...
Leer Más

7 Comments

  1. Jules Palma
  2. mariA jose
  3. Felipe
  4. Ricardo L. Biselli
  5. Juan

Leave a Reply