Deficiencias de las plantas




Carencias de las plantas

Hoy en Agromática os vamos a hablar de algunos problemas que pueden presentarse en nuestro huerto o jardín y que tiene que ver con la aparición de deficiencias minerales. Éstas se originan porque nos falta añadirle algún abono rico en el mineral concreto y hallar el problema es difícil. Si quieres aprender a identificar estas carencias ¡este es tu artículo!

Cómo identificar las deficiencias de las plantas

Si analizásemos una planta en un laboratorio extraeríamos más de 100 elementos minerales. Satisfacer 1 por 1 las necesidades de cada 1 es imposible por lo que generalmente se dividen en 2 tipos: microelementos y macroelementos.

Cuando el suelo no es capaz de satisfacer las necesidades de la planta o el cultivo, aparecen los primeros síntomas visuales de deficiencias o carencias minerales. Identificar la causa del problema es vital para iniciar el tratamiento y en algunos casos resulta bastante complejo saber qué elemento es el que no están en suficiente cantidad en la planta debido a que se puede enmascarar con plagas o enfermedades, falta de riego, insolación etc.

El hecho de diferenciar microelementos y macroelementos no se basa en función de que unos minerales sean más importantes que otros, pues todos son igualmente indispensables y son conocidos como elementos esenciales (su ausencia paraliza una función fisiológica e intervenir en una reacción enzimática de la planta, y no puede desarrollarse sin ellos).

La diferencia entre micro y macro radica en la cantidad.

En el caso de los microelementos, que diremos a continuación cuáles son, necesitan menores aportaciones para el óptimo desarrollo de la planta y todo lo contrario a los macroelementos, que tiene que encontrarse en mayor cantidad en la planta.

deficiencias minerales de las plantas

Una sola carencia desajusta por completo la nutrición de la planta

Macronutrientes o macroelementos

 Macroelementos esenciales

  • Carbono: 40-50 %
  • Oxígeno: 42-44 %
  • Hidrógeno: 6-7 %

 Macroelementos primarios

  • Nitrógeno
  • Potasio
  • Fósforo

Macroelementos secundarios

  • Calcio
  • Magnesio
  • Azufre

 Micronutrientes o microelementos

 Microelementos esenciales

  • Hierro
  • Manganeso
  • Boro
  • Zinc
  • Cobre
  • Molibdeno
  • Cloro

 Puede ser que a pesar de que hayamos añadido nuestra materia orgánica, en suficiente cantidad o no, aparezcan síntomas en la planta, que suelen visualizarse sobre las hojas, flores o frutos, con cambios de color o marchitamiento general.

El problema de la deficiencia de los elementos indispensables es que la falta de uno reduce el rendimiento del resto de minerales, debido a la movilidad y presencia de antagonistas entre ellos, por lo que el problema se agrava. Identificar qué elemento es el que falta y corregirlo a tiempo asegurará una buena producción a final de temporada y un rendimiento positivo de nuestro huerto.

 Vamos a ver la función de cada elemento y los síntomas que presenta la planta cuando no se encuentran en suficiente cantidad. Los macroelementos esenciales (carbono, oxígeno, nitrógeno) no son mencionados como susceptibles de deficiencias ya que se extraen del aire o del agua de riego y no forman parte, como los que aparecen a continuación, de la extracción de los sólidos del suelo.

Deficiencia de nitrógeno

 Síntomas en la planta

Los primeros síntomas en la planta se observan sobre las hojas más antiguas. Estas hojas pierden su color verde natural y se tornan progresivamente amarillas, incluidas las nerviaciones. Si la deficiencia continúa, las hojas nuevas también se tornarán amarillas.

Deficiencia de fósforo

Síntomas en la planta

la carencia de fósforo en la planta produce alteraciones en las hojas antiguas. Sobre ellas se aprecia un cambio de color hacia verdes oscuros. Este color, con el avance de los síntomas se vuelve rojizo y se seca.

También se puede averiguar el problema debido a una reducción del tamaño de estas, aunque este síntoma aparece cuando la carencia de este elemento es pronunciada. Además, los tallos y brotes se adelgazan y produce un marchitamiento o pérdida de vigor generalizado sobre la planta, en estados avanzados del problema.

Deficiencia de potasio

Síntomas en la planta

Al igual que en el caso dela falta de nitrógeno en la planta, esta carencia se presenta en las hojas antiguas, pero su aspecto es totalmente distinto al del anterior caso. Las puntas y los bordes de las hojas se amarillean para, con el tiempo, necrosarse y secarse. En algunos casos (aunque no es lo común) se observan una coloración rojiza sobre las hojas jóvenes.

Deficiencia de calcio

El calcio es un elemento que garantiza el vigor de la planta y otorga rigidez a los tallos que sostienen las hojas y las flores. Presenta el problema de que es un elemento poco móvil en la planta y a las raíces les cuesta absorberlo con facilidad.

Es un gran compañero del Boro, y se ha demostrado que sin la presencia de este elemento, el calcio no se fija muy bien sobre el cultivo.

 Síntomas en la planta

L carencia de calcio suele ocurrir en suelos ácidos (por debajo de pH 5) o en suelos muy básicos (pH >9) y los primeros síntomas aparecen en las hojas jóvenes, donde se forman unas manchas circulares que se vuelven marrones con el tiempo y necrosan.

En los tallos también se observan un debilitamiento (como en el fósforo) y un amarilleamiento sobre los brotes jóvenes.

Carencia de magnesio

 Síntomas en la planta

Los primeros síntomas de las deficiencias de magnesio aparecen en las hojas antiguas. La hoja se torna de color amarillo que torna con el tiempo a rojizo o bronceado.  En el caso del limón, por ejemplo, aparece una V invertida en la base de la hoja.

Carencia de hierro

La falta de hierro en las plantas provoca la conocida clorosis férrica, en cuyo artículo encontrarás información completa para identificarla y corregirla.

Más para leer

Haworthia fasciata

Haworthia fasciata: guía de cultivo de la planta cebra

La planta cebra o, como se conoce científicamente, Haworthia fasciata, es muy conocida dentro del cultivo de plantas en el ...
Leer Más
cómo hacer un jardín

Cómo hacer un jardín desde cero

Siempre hemos hecho artículos sobre cómo empezar un huerto pero nunca nos hemos planteado qué podemos hacer cuando tenemos un ...
Leer Más
Árbol nuez de cola

Nuez de cola: guía de cultivo y propiedades

Las plantas exóticas y tropicales llaman mucho la atención. De los estudios que se están haciendo de muchas de ellas ...
Leer Más
Floración Calendula arvensis

Características de caléndula silvestre (Calendula arvensis)

Dentro del género de plantas Calendula, una de las más conocidas por sus propiedades medicinales es la caléndula común, aunque ...
Leer Más
Cultivo de Photinia

Photinia: un arbusto idóneo para el jardín

Los setos forman el gran atractivo del jardín, separando espacios separados y cubriendo con su gran densidad de hojas partes ...
Leer Más
Electroválvula de riego

Cómo funciona una electroválvula de riego

El riego automático ha supuesto una verdadera innovación en la agricultura, permitiendo automatizar más tareas y optimizar el tiempo empleado ...
Leer Más
Araña amarilla vid

Identificación y control de araña amarilla

Aunque la araña roja (Tetranychus urticae) es, probablemente, uno de los ácaros más conocidos, existen especies relacionadas que afectan a ...
Leer Más
Zamioculcas zamiifolia

Zamioculcas zamiifolia para cultivo interior

Hoy traemos una planta cuyo nombre científico se olvida a los 5 segundos de haberlo leído, es la Zamioculcas zamiifolia ...
Leer Más
Pulgón negro de las habas

Cómo combatir el pulgón negro de las plantas

El pulgón es, con diferencia, una de las plagas más conocidas por los agricultores, afectando a una grandísima cantidad de ...
Leer Más
Detalle de Festuca glauca

Festuca glauca para tu jardín de rocalla

Hoy tenemos en Agromática una gramínea, herbácea con alta resistencia y relativamente pocos cuidados, la Festuca glauca, muy adecuada para ...
Leer Más

3 Comments

  1. MARCELA Hernández
  2. Andres
    • Juan

Leave a Reply