Inicio » Off Topic » Los vegetales en la alimentación de mascotas
Vegetales para mascotas

Los vegetales en la alimentación de mascotas

En la mayoría de piensos para mascotas (principalmente perros y gatos) encontramos una fuente importante de cereales y vegetales que forman parte de su alimentación.

Aunque las proteínas juegan un papel fundamental en las mascotas, los perros han ido adaptándose lentamente a la alimentación omnívora, y los gatos siguen el mismo camino, donde se ha demostrado científicamente que mejora la calidad de vida de nuestros pequeños de la casa.

Por eso, hemos querido dedicar un artículo a los principales vegetales y cereales que están implicados en la alimentación (húmeda y deshidratada) de las mascotas, fundamentalmente porque son usadas por las marcas de piensos más conocidas a nivel mundial.

En cualquier caso, antes de comprar online comida deshidratada para perros, es sumamente importante conocer la composición del alimento, así como el nivel de procesado del alimento y los aditivos que contiene, algo que condiciona el resultado final del pienso. 

Todos los piensos contienen la lista de ingredientes, ordenados generalmente por orden de concentración. Es decir, al principio aparecen los alimentos que se encuentran en mayor cantidad en el pienso.

¿De qué está hecho el pienso de nuestras mascotas?

Tanto los perros como los gatos son omnívoros, y son capaces de ingerir alimentos de origen animal y vegetal. Esta conversión de carnívoros a omnívoros ha sucedido a lo largo de muchísimos años durante su proceso de domesticación.

De hecho, a un gato salvaje no lo vamos a encontrar escarbando en un huerto para conseguir patatas, pero eso no quiere decir que no sea lo mejor para su alimentación.

Es muy importante que la alimentación de tus mascotas le proporcione los aminoácidos esenciales que su cuerpo no puede sintetizar, por lo que lo ideal es conseguir una mezcla ideal de proteína animal y vegetal, pero siempre contando con que la proteína animal debe ser la principal.

Proteínas

Las proteínas son uno de los elementos más importantes para las mascotas, y deben encontrarse en cantidades suficiente según el animal del que esté ideado el pienso.

En general, encontramos carnes frescas y deshidratadas, harina de proteína animal y proteína hidrolizada (aminoácidos). Lo más habitual es encontrar una variedad amplia entre pollo, buey, ternera, salmón y otros pescados grasos.

Cereales y vegetales

Dentro de los productos vegetales, diferenciamos las verduras y los cereales. Esta parte es importante, al menos la primera, ya que aporta las vitaminas y los oligoelementos que las mascotas necesitan

Dentro de los cereales, los más utilizados para la fabricación de pienso son los siguientes:

  • Arroz: bastante utilizado por su composición y coste de obtención.
  • Maíz: uno de los cereales más utilizados en piensos para perros.
  • Trigo: fuente de almidón y proteína vegetal, utilizándose principalmente la harina de trigo y la harina de germen de trigo.
  • Avena o soja: ingrediente fundamental en piensos especiales para mascotas con problemas digestivos.

Muchos veterinarios coinciden en que los piensos que incluyan cereales en su composición deben ser naturales,  sin azúcares añadidos, sin gluten, sin conservantes ni harinas extras. A día de hoy hay controversia sobre el papel de los cereales en la alimentación, ya que hay opiniones diferenciadas donde valoran mucho más el contenido en proteínas animales.

Entre los vegetales incluimos una gran variedad de fuentes de plantas que proporcionan principalmente azúcares naturales, fibra y la mayor concentración de vitaminas, indispensable para la salud de los animales.

Aunque casi todas las mascotas pueden comer cualquier tipo de verdura, en los piensos hidratados y secos encontramos únicamente aquellas que se manipulan bien en industria y tienen un alto poder de conservación.

Vegetales en piensos para mascotas

Algunos de los vegetales utilizados para mascotas son los siguientes:

  • Patatas
  • Zanahoria
  • Calabaza
  • Remolacha
  • Judías verdes
  • Guisantes
  • Espárrago
  • Soja verde
  • Coliflor y brócoli
  • Boniatos
  • Coles de Bruselas
  • Espinacas

También podemos encontrar en algunos piensos, aunque no tan común, frutas como la pera, manzana, plátano o berries. Y tampoco hay que descuidar el aporte de vitaminas y minerales que ofrecen los ingredientes procedentes de plantas aromáticas y semillas, como perejil, tomillo, semillas de lino, etc.

Las legumbres son utilizadas como fuente de carbohidratos y proteína vegetal de calidad.

Frutas no adecuadas para perros

No todas las frutas se adaptan perfectamente a la alimentación de nuestras mascotas, ya que algunas pueden ser contraproducentes según la cantidad en la que se aporten.

  • Uvas: pueden resultar tóxicas a medio plazo, provocando problemas renales.
  • Cerezas: si se ingieren con el hueso, puede contener cantidades minúsculas de cianuro, pero en concentraciones altas, pueden provocar una intoxicación. Lo mismo sucede con la ciruela y con los dátiles, además de que el hueso puede provocar un problema digestivo.
  • Higos: su alto contenido en azúcares y fibras puede provocar desórdenes intestinales a las mascotas, especialmente diarrea. Alguno de sus componentes (ficina y fucosina) no son muy amigables para tu perro.
  • Aguacate. Este fruto contiene persina, un componenten que puede provocar vómitos y diarrea a los perros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba