5 Plantas tapizantes para tu jardín

plantas tapizantes (consuelda)5 Plantas tapizantes para el pie de tus árboles del jardín.

Los diseños de jardines son infinitos. Partiendo de las variaciones intrínsecas de cada jardín, como la zonas climática, orografía, tipo de suelo, tamaño del jardín etc. las posibilidades en cuanto a la flora ornamental disponible son interminables. Si tenemos un jardín con mucha frondosidad arbórea, las plantas tapizantes deben ser tolerantes a la sombra. Te proponemos 5 ejemplos. 

Cuando tenemos árboles en un jardín, una de las zonas más complicadas para plantar césped, es justo alrededor del pie del árbol o en zonas donde los arbustos dominan. Si se tiene un número considerable de árboles, es común la situación de tener calvas de tierra alrededor de los troncos sin que el césped crezca adecuadamente.

Para solventar esta situación, la naturaleza tiene de todo y entre los cientos de miles de plantas que existen, hay un grupo idóneo para estas situaciones. Las deoniminadas plantas tapizantes. Son plantas rastreras que crecen a lo ancho y no tanto a lo alto. Muchas de ellas son muy rústicas y soportan suelos difíciles, zonas sombrías y encajan perfectamente en el dilema jardinero que nos estamos planteando hoy.

¿Qué características tiene el pie de un árbol?

Por lo general, son sitios donde la profundidad del suelo es algo limitada. Hemos de sortear las raíces del árbol. La humedad y el frescor es mayor que en otros puntos del jardín por la sombra que aporta el árbol o arbusto. Por tanto, necesitamos plantas tapizantes con las siguientes caracterísitcas:

  • Plantas que se contenten con un amplio rango de suelos (el esfuerzo en hacerlas crecer debe ser mínimio).
  • Han de crecer en suelos húmedos y frescos.
  • Su sistema radicular es conveniente que sea algo superficial (para no competir con las raíces del árbol).
  • Deben tolerar situaciones de sombra o semisombra.

Ahí van nuestras cinco plantas.

Consuelda o Búgula (Ajuga reptans)

Una planta que le gusta protegerse del sol. Los soporta si el suelo se mantiene húmedo y fresco. Si además de un suelo fresco, el ambiente es de semisombra o sombra, la consuelda mantiene su follaje todo el año siendo una estupenda tapizante. Sus flores azules en espiga se levantan sobre el follaje tapizante durante la primavera y el verano vistiendo el pie del árbol. Es recomendable pinzar los brotes terminales de los primeros años para favorecer la ramificación y poblar la zona a tapizar lo antes posible. No es excesivamente exigente en suelos. Además el extracto de consuelda sirve para hacer tratamientos naturales para nuestras plantas del huerto. Junto con el extracto de ortiga ayudan a fortalecer los cultivos del huerto frente a ciertas plagas entre otras cosas. Por todo esto, la Consuelda se convierte en nuestra primera opción como planta tapizante.

plantas tapizantes (consuelda)

Consuelda
Fuente: perennialconnection.org

Geranium macrorrhizum

Nuestro segundo ejemplo de plantas tapizantes para el pie de los árboles tenemos este geranio vivaz que consigue poblarlo con eficacia, gran vigor. Toleran suelos muy normalitos y mantiene el verdor todo el año. Sus flores rosadas-lilas aparecerán desde mediados de la primavera hasta mediados del verano. Toleran bien la semisombra. La sombra algo menos aunque no tendremos demasiados problemas.

Geranium macrorrhizum plantas tapizantes

Geranium macrorrhizum
Fuente: commons.wikimedia.org

Pachysandra terminalis

Conocida como Pachysandra, esta tapizante la hemos elegido por su elegancia como factor principal. Cuando está formada, cosigue un tapiz uniforme, muy tupido y con grandes hojas de un verde brillante durante todo el año. La única desventaja es su velocidad de crecimiento. Es la más lenta de las 5 plantas tapizantes que hemos elegido. Todo depende de la superficie a cubrir, siendo de 3 a 5 años de media, los necesarios para un follaje digno. Su crecimiento es lento, sí, pero seguro. Si la eliges, la tendrás por muchos años y se fortalecerá año a año. Es muy útil también en zonas de pendientes muy pronunciadas donde puede ser complicado plantar céspd, no porque no crezca, sino por dificultar las labores de mantenimiento y siega.

Pachysandra terminalis plantas tapizantes

Polygonum persicaria

La hemos elegido por su carácter tapizante extremo. Crece muy muy apretada y ahoga cualquier intento de desarrollo de mala hierba. Si ella está presente, ninguna mala hierba podrá emerger de su denso tapiz. Tampoco es exigente en suelos y tolera tanto sol como sombra si el suelo es fresco y húmedo, condición que cumpliremos con creces al pie de la copa de un árbol.

Género Epimedium

Esta es la última de las plantas tapizantes de nuestro top 5. Ha sido elegida por ser la más tolerante con la falta de luz de todas ellas. Si los árboles son muy frondosos, esta planta es la más idónea. Dentro de las 5 plantas tapizantes escogidas, también es la que más atención necesita con respecto a suelo. Algún aporte de mantillo es necesario. Al menos una vez al año al comienzo de a primavera. Si el árbol es de hoja caduca mucho mejor. Así como en el césped, las hojas del otoño pueden ser un problema, para Epimedium resultará un excelente abono una vez descompuesta. Florece durante la primavera y sus elegantes flores con espolones combinadas con su colorido follaje vestirán digno, el pie del árbol bajo el cual se protegen.

4 acciones básicas para acomodar plantas tapizantes

El primer día de este 2014 publicamos una entrada haciendo una pequeña selección de 5 plantas tapizantes para el jardín. Plantas de porte rastrero que van rellenando huecos entre las piedras o bajo los árboles donde resulta difícil que el césped crezca con facilidad. El post de hoy va encaminado a daros 4 tareas básicas de mantenimiento de las plantas tapizantes. 

Como ya vimos en su día, las plantas tapizantes son un recurso esencial para rellenar huecos o la zona circundante al tronco de los árboles donde el césped tiene difícil crecer con normalidad. 

Por lo general, las plantas tapizantes son vivaces, no perdiendo el follaje durante el invierno en la gran mayoría de especies, aspecto que se agradece por parte de jardines y jardineros de todo el mundo.

Otras características son su bajo mantenimiento, su vigor y rusticidad, que permiten, una vez instaladas, que nos olvidemos de su mantenimiento o por lo menos que éste sea mínimo. Aún así, hay ciertas tareas que no podemos olvidar para mantener las tapizantes en buen estado.

Principalmente son 4. El riego, la poda, los binados y el acolchado.

El riego

Dependiendo del tipo de clima, los riegos requeridos por las tapizantes serán mayores. Suelen ser plantas que gustan de ambientes frescos aunque hay variedades para xerojardinería, cómo no. Una ventaja de las tapizantes y el riego es, que si son suficientemente tupidas, siempre podemos esconder en las mismas un tubo de riego agujereado por diferentes puntos, de forma que vaya empapando el recorrido de la tapizante y riegue lo más homogeneamente posible. Huelga decir que el agua de riego en forma de lluvia (manguera, aspersión), es necesaria en algunas especies sobre todo en zonas climáticas donde las lluvias se hagan de rogar. Es necesario apuntar que para los primeros meses de arraigo de las tapizantes, los riegos abundantes vienen bien para un mejor enraizamiento.

La poda 

Puede parecer innecesaria la poda en plantas tapizantes. En realidad no siempre es necesaria. Sólo se aplica en ciertos momentos y para algunas especies. No viene mal saber cuándo se deben podar las plantas tapizantes.

En primer lugar debemos tener en cuenta el primer año de desarrollo de la tapizantes.

Para favorecer un crecimiento en horizontal, los pinzamientos de los brotes terminales son más que necesarios, sobre todo en especies que tengan tendencia a levantar del suelo en altura. En las típicamente rastreras, esta parte sea quizá menos importante o completamente innecesaria. Se ramifican mucho por propia naturaleza.

A partir de ese momento, más que podas, podemos denominarlo control de tapizantes. Las que tengan carácter invasivo habrá que controlarlas todos los años para que no se nos vayan donde no queremos.

Binados

Durante el establecimiento de la tapizante (primer año), es importante tener control de las malas hierbas para evitar competiciones indeseadas. Además, el binado permite mullir la tierra y airearla para un mejor enraizamiento y extension de la tapizante.

Una vez que la tapizante crezca y cubra el suelo el binado será impracticable pero no hará falta porque las tapizantes, una vez han colonizado una superficie, dificultan mucho el crecimiento de hierbas competidoras.

Acolchado

Ya hemos visto muchas de las ventajas del acolchado en los cultivos del huerto. De la misma manera, tiene un efecto beneficioso en el jardín. El hecho de que las plantas sean ornamentales no quita para que el acolchado funcione igual de bien.

En las plantas tapizantes es una acción complementaria al binado para dificultar todavía más el crecimiento de las malas hierbas durante el periodo de desarrollo. Además es muy aconsejable en aquellas plantas que necesitan una humedad más constante. El binado también favorece la retención de agua.

Así como en el huerto los acolchados comunes suelen ser paja por ejemplo, en el jardín se puede sustituir por otros elementos algo más “ornamentales”. Tenemos cortezas de pino o grava, e incluso podríamos aprovechar y triturar restos de poda y acolchar con ello.

5 Plantas tapizantes para tu jardín
4.3 (85%) 4 votes

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next ArticleGuía de setas venenosas