Inicio » Jardín » Nutrición vegetal » Macetas para cultivos tecnificados.

Macetas para cultivos tecnificados.

Los cultivos altamente tecnificados, hidropónicos, invernaderos, aquellos cultivados con luz artificial o con dosis de fertilizantes muy ajustadas requieren de elementos altamente específicos.

Algo tan sencillo como una maceta o recipiente de soporte y sustrato, puede tener variantes inimaginables para cultivos tan precisos. Vamos a ver qué importancia tiene el contenedor en el que la vamos a plantar y los tipos de maceta que podemos ver en tiendas como Eurogrow.

Proporción altura planta/volumen maceta

La proporción maceta/altura de planta es importante para un buen desarrollo radicular de casi cualquier planta. Hay plantas que requieren mucho volumen de sustrato para tener una expansión radicular importante y otras plantas como los cactus o las crasuláceas que prefieran macetas más pequeñas.

Para el cultivo de Cannabis sativa como ejemplo de cultivo muy tecnificado, se utiliza una regla general (muy general) orientativa de 1 litro de capacidad de la maceta por cada 4-5 cm de altura de la planta. Otras plantas tienen otras proporciones. Aplicando una sencilla regla de tres:

  • Planta de hasta 15 cm: 4 litros de maceta
  • Planta de unos 30cm: 7,5 litros de maceta
  • Planta de unos 60 cm: 15 litros de maceta
  • Planta de unos 100 cm: Unos 25 litros de maceta

Es algo orientativo. De hecho no encontrarás macetas de tamaños exactos a los que te ponemos, pero sí muy similares.

El drenaje. Algo vital para no encharcar el sustrato

Ya no solo en este cultivo es importante. Salvo especies adaptadas a medios saturados de agua (plantas de ribera, pantano etc.) el resto de plantas necesitan un buen drenaje. En el momento en que nosotros utilizamos un recipiente ”estanco” o sin posibilidad de salida de agua sobrante estaremos saturando el sustrato la mayoría de veces. Por ello es necesario que en el fondo haya agujeros que impidan que el agua se estanque en la maceta de cultivo.

Emisión de raíces secundarias

El sistema radicular debe estar sano, con espacio, no encharcado y la planta debe emitir una gran cantidad de superficie radicular de contacto con el sustrato para absorber los nutrientes. Una de las formas de conseguir esto es favoreciendo la emisión de raíces secundarias.

Todos los consejos redundan en una sistema radicular saludable que se basa en espacio, drenaje y posibilidad de desarrollo radicular para aumentar la superficie de contacto con el sustraro y así captar el máximo de nutrientes.

Empecemos por el básico. La maceta normativa

Macetas de plástico de todos los tamaños, colores y formas. Todas ellas tienen la ventaja de que son baratas, reutilizables por años y años y al ser totalmente impermeables, el agua aguanta más tiempo en el sustrato. Esto puede acarrear ventajas (menos frecuencia de riego) e inconvenientes (posibilidad de encharcamiento).

El color es importante según queramos cultivo exterior o interior.

  • Cultivo exterior: Preferible maceta blanca para que la radiación solar rebote en el color blanco y no sobrecalentemos el sustrato además de secarse por evaporación mucho antes.
  • Cultivo interior: Nos da un poco más igual pero puede ser negra perfectamente.

Macetas podadoras del sistema radicular

Tal y como lo oyes. Son macetas con orificios en toda la pared del contenedor. Las raíces crecen cuando se encuentran en ambientes oscuros (bajo tierra), húmedos y con la aireación justa. En el momento en el que una raíz toca el aire exterior, deja de crecer (poda aérea) y se fuerce la emisión de raíces secundarias , gobernando el sustrato y consiguiendo mayor superficie de contacto.

Macetas de tela

Es una variante de las anteriores, hechas de tela (tejido) siendo este muy poroso y teniendo por tanto grandes ventajas que enumeramos a continuación:

  • Al ser poroso cumple la función de poda aérea. En cuanto una raíz quiera «salirse del tiesto» no podrá y forzará emisión de raíces secundarias.
  • Permite una mayor aireación del sustrato. En climas muy cálidos puede ser una ventaja para que el sustrato no se sobrecaliente, al dejar más paso de aire y absorbiendo menos calor y más aún si el tejido es blanco.
  • Se pueden lavar en lavadora en caliente y reutilizar en otro cultivo sin problema (es una manera de esterilizarla si la planta ha sufrido de alguna enfermedad producida por bacterias, hongos, nematodos etc.

Bolsas de cultivo. Comodidad vs Contaminación

No es nuestro sistema favorito pero lo ponemos porque también existe. Son desechables de plástico. Son muy cómodas al ser desechables pero ya sabemos que el plástico es contaminante si no se recicla bien. En cultivos de invernadero se usan mucho pero para cultivos particulares no lo recomendamos. Hay opciones más sostenibles (todas las anteriores).

Macetas de rejilla para aeroponia e hidroponia

Son muy específicas para cultivos hidropónicos por ejemplo donde el agua con los fertilizantes exactos va en continua circulación en contacto con las raíces. También en los aeropónicos donde los nutrientes van atomizados y pulverizados en el ambiente radicular del cultivo. La NASA utiliza cultivos de este tipo para sus investigaciones de cultivos en gravedad cero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba