nematodos

Cómo afectan los nematodos a tu cultivo

Aparte de las plagas, hongos y virus que afectan a los cultivos también tenemos que prestar consideración los nematodos. Son vulgarmente mencionados como gusanos pequeños, de unos 0,2 mm, y suelen ser desconocidos por muchos agricultores, achancando algunos problemas originados por estos organismos a otro tipo de enfermedades o plagas; aunque también los hay beneficiosos. 

No todo el mundo sabe lo que ni lo que representa un nematodo en la agricultura.

Saben distinguir entre plantas y enfermedades (hongos, bacterias, virus, etc.) pero no catalogan a los nematodos.

Se me pasa por la cabeza que es una situación normal, ya que es un tipo de ser vivo que no se puede ver, que afecta a los cultivos de manera confusa (muchas veces se suele confundir con otros problemas fisiológicos) y porque su tratamiento suele ser complicado.

los nematodos en las plantas

¿Qué son exactamente los nematodos?

Están dentro del reino Animalia y son considerados como vermes (gusanos).

Además, son catalogados como pseudocoelomatas, que para no complicarnos mucho podríamos decir que es una forma de distinguir distintas formas móviles de gusanos.

Este mundo de los nematodos es terriblemente difícil de explicar y catalogar…

Aunque hay muchos organismos de esta clase de tipo acuático, los que afectan a nuestros cultivos suelen ser terrestres.

Muchos de ellos, como veremos en el listado de nematodos, son parásitos de plantas e incluso animales (incluyendo a nosotros, los seres humanos).

Dentro de los nematodos que atacan a las plantas los podemos diferenciar de la siguiente manera:

  • Endoparásitos: se encuentran dentro de la planta, incluso desarrollan sus huevos en el interior. Es el caso de Meloidogyne.
  • Semiendoparásitos: como la misma palabra lo dice, una parte de este gusano se introduce dentro de la planta y otra queda en el exterior. Por ello, la puesta la realiza en el exterior de la planta. Son semiendoparásitos  HeteroderaGlobodera y Pratylenchus.
  • Ectoparásitos sedentarios: vamos de dentro hacia fuera. En este caso, los ectoparásitos sólo introducen la cabeza dentro de la planta, desprendiéndose únicamente cuando se reproducen. Es el caso de Paratylenchus y Ratylenchus.
  • Ectoparásitos migradores: sólo pican a la planta mediante el estilete. ¿Algunos ejemplos de estos organismos? Xiphinema y Trichodorus.

¿Cómo atacan a las plantas?

En la mayoría de ocasiones, se encuentran en el suelo. Por tanto, su ataque se realiza exclusivamente sobre las raíces.

Esto supone un problema para el agricultor, pues no puede predecir o evitar el ataque hasta que ya nota un problema en el cultivo (casi como en el picudo rojo de las palmeras).

Síntomas sobre los cultivos

En la mayoría de ocasiones, aparecen los siguientes síntomas:

  • Retraso en la aparición de brotaciones.
  • Debilitamiento generalizado o falta de crecimiento.
  • Falta de desarrollo de las raíces (no perceptible por el agricultor).
  • Manchas

¿Cómo se combaten los nematodos?

El tratamiento para este tipo de gusanos resulta tremendamente complicado. Aunque varía según el tipo de especie y su clasificación (la que hemos visto anteriormente), aquellos que realizan su ciclo de vida en el interior de la planta cuesta mucho eliminarlos.

De hecho, hay muchos productos que se engloban como nematoestáticos. Son aquellos que permiten el desarrollo del cultivo teniendo en cuenta que siempre estará afectado por estos organismos.

Raíces afectadas por presencia de nematodos

Raíces afectadas por presencia de nematodos

En el mercado de productos para tratar estos animales diminutos, los podemos distribuir entre aquellos de tipo ecológico y los de tipo integral.

Hay algunas materias activas que funcionan como nematicidas, aunque muchas de ellas sólo son aplicables cuando la tierra se encuentra desnuda. Es decir, para desinfectar el suelo (como la solarización, un sistema natural de desinfección al alcance de todos).

El oxamilo (comprobar su autorización) es una materia activa útil contra determinados tipos.

Se incorpora por riego por goteo y tiene cierta acción sistémica tanto por raíces como por hojas. También puedes consultar otros productos autorizados contra nematodos aquí.

Algunas esporas de hongos son utilizadas como tratamiento ecológico para el control de esta plaga.

Es el caso de Paecilomyces lilacinus, que actúa sobre ellos en todos los estados fisiológicos.

El hipoclorito sódico (la lejía de toda la vida) también se utiliza como desinfectante de suelos, incluso cuando hay plantas cultivadas.

Únicamente hay que llevar especial atención con las cantidades recomendadas (dosis de 1L/1000 m2), pues las aplicaciones por goteo pueden generar fitotoxicidades.

Listado de nematodos fitopatógenos

Nematodo Aphelenchoides fragariae (Ritzema Bos) Christie

Huéspedes: plantas ornamentales (Liliáceas, Primuláceas y Ranunculáceas) y fresa.
Sintomatología: Alteraciones de tamaño y deformaciones en hojas, tallos y yemas.

Nematodo Aphelenchoides ritzemabosi (Schwartz) Steiner and Buhrer

Huéspedes: plantas ornamentales y fresa.
Sintomatología: alteraciones de tamaño y deformaciones en tallos, hojas y yemas.

Nematodo Ditylenchus dipsaci (Khün) Filipjev

Huéspedes: plantas ornamentales (jacintos, narcisos, tulipanes), hortícolas (ajo, cebolla, fresa, guisantes, habas, patatas, puerros, remolacha, tomate, zanahorias), cereales (avena, maíz) y leguminosas forrajeras (alfalfa, trébol, veza).
Sintomatología: reducción del desarrollo terminal, alteración de la coloración y necrosis en órganos.

Nematodo Globodera pallida (Stone) Behrns

Huéspedes: patata, berenjena y tomate.
Sintomatología: síntomas de estrés hídrico y deficiencia en minerales, pudiendo morir el cultivo prematuramente.

Nematodo Globodera rostochiensis (Wollenweber) Behrns

Huéspedes: patata, berenjena y tomate.
Sintomatología: síntomas de estrés hídrico y deficiencia en minerales, pudiendo morir prematuramente.

Nematodo Globodera tabacum complex Stone

Huéspedes: tabaco
Sintomatología: síntomas de estrés hídrico y deficiencia en minerales, pudiendo morir prematuramente.

Nematodo Heterodera avenae Wollenweber

Huéspedes: avena, cebada, centeno, maíz y trigo.
Sintomatología: síntomas de deficiencia mineral y estrés hídrico. El patógeno estimula el crecimiento de las raíces secundarias, formándose nudos en las raíces donde habitan las hembras.

Nematodo Heterodera cruciferae Franklin

Huéspedes: brócoli, col, coliflor, nabo y rábano.
Sintomatología: Síntomas de deficiencia mineral y estrés hídrico. En el campo los ataques se manifiestan en rodales de plantas atrofiadas y cloróticas.

Nematodo Heterodera cyperi Golden, Rau, Cobb

Huéspedes: chufa.
Sintomatología: síntomas de deficiencia mineral y estrés hídrico. En el campo los ataques se manifiestan en rodales de plantas atrofiadas y cloróticas.

Nematodo Heterodera cifi Kirjanova

Huéspedes: higuera.
Sintomatología: el patógeno estimula el crecimiento de raíces secundarias. Sobre las raíces se forman nudos donde habitan las hembras.

Nematodo Heterodera filipjevi (Madzhidov) Stone

Huéspedes: avena, cebada, centeno y trigo.
Sintomatología: síntomas de deficiencia mineral y estrés hídrico. En el campo los ataques se manifiestan en rodales de plantas atrofiadas y cloróticas.

Nematodo Heterodera goettingiana Liebscher

Huéspedes: altramuz, garbanzo, guisante, haba, judía, lenteja, soja y veza.
Sintomatología: muestras de deficiencia mineral y estrés hídrico. La infestación inhibe la nodulación de Rhizobium y la fijación de nitrógeno. En el campo los ataques se manifiestan  en rodales de plantas atrofiadas y cloróticas y la producción resulta severamente afectada.

Nematodo Heterodera humuli Filipjev

Huéspedes: lúpulo.
Sintomatología: las plantas muestran una disminución del vigor y, en general, resultan más susceptibles a cualquier tipo de estrés.

Nematodo Heterodera latipons Franklin

Huéspedes: avena, cebada, centeno y trigo.
Sintomatología: las plantas muestran síntomas de deficiencia mineral y estrés hídrico. Sobre las raíces se forman nódulos donde habitan las hembras. En el campo los ataques se manifiestan en rodales de plantas atrofiadas y cloróticas.

Nematodo Heterodera mediterranea Vovlas, Inserra and Stone

Huéspedes: olivo.
Sintomatología: la infestación estimula el crecimiento de las raíces secundarias. El sistema radicular adquiere un aspecto enmarañado con gran cantidad de nudos donde habitan las hembras.

Nematodo Heterodera schachtii Schmidt

Huéspedes: remolacha, brócoli, col, coliflor, espinacas, nabo y rábano.
Sintomatología: las plantas afectadas muestran síntomas de deficiencia mineral y estrés hídrico. Sobre las raíces se forman nódulos donde habitan las hembras. En el campo los ataques se manifiestan en rodales de plantas marchitas o atrofiadas y cloróticas.

Nematodo Heterodera trifolli Goffart

Huéspedes: alfalfa, clavel, espinaca, guisante, soja, trébol y veza.
Sintomatología: las plantas muestran síntomas de deficiencia mineral y estrés hídrico. La infestación inhibe la nodulación de Rhizobium y la fijación de nitrógeno. En el campo los ataques se manifiestan en rodales de plantas marchitas o atrofiadas y cloróticas.

Nematodo Longidorus attenuatus Hooper

Huéspedes: parasitan gran número de plantas, entre las que destacan cereales y hortícolas.
Sintomatología: causan pequeñas agallas que repercuten escasamente en el desarrollo del cultivo. Pero, al alimentarse pueden transmitir el virus de los anillos negros del tomate (tomBRV).

Nematodo Longidorus elongatus (De Man) Thorne and Swanger

Huéspedes: gran número de plantas cultivadas.
Sintomatología: causan pequeñas agallas que afectan ligeramente al desarrollo de la planta. Pueden transmitir el virus de los anillos negros del tomate (tomBRV).

Nematodo Longidorus macrosoma Hooper

Huéspedes: gran número de plantas cultivadas.
Sintomatología: causan pequeñas agallas que afectan ligeramente al desarrollo de la planta. Pueden transmitir el virus de los anillos del frambueso (RRSV).

Nematodo Meloidogyne arenaria (Neal) Chitwood

Huéspedes: gran número de plantas huéspedes.
Sintomatología: las plantas aéreas infectadas presentan áreas cloróticas y estructuras foliares raquíticas y mal desarrolladas. Los ataques se visualizan en el campo en rodales bien definidos. Las plantas gravemente afectadas pueden marchitarse y morir, especialmente en condiciones de estrés hídrico.

Nematodo Meloidogyne artiella Frankling

Huéspedes: especies de leguminosas y gramíneas.
Sintomatología: las plantas aéreas infectadas presentan áreas cloróticas y estructuras foliares raquíticas y mal desarrolladas. Las raíces tienen nódulos bien desarrollados.

Nematodo Meloidogyne baetica Castillo, Vovlas, Subbotin and Trocoli

Huéspedes: olivo.
Sintomatología: el sistema radicular muestran nódulos característicos. Los nódulos producidos son pequeños y relacionados con una gran proliferación celular.

Nematodo Meloidogyne hapla Chitwood

Huéspedes: gran número de plantas huéspedes. En ellas se encuentra la mayoría de plantas cultivadas, excepto las gramíneas.
Sintomatología: la parte aérea de las plantas infectadas tiene partes cloróticas y estructuras foliares mal desarrolladas. El sistema radicular muestran nódulos característicos. Los nódulos producidos por estos nematodos son pequeños y redondeados. Las plantas gravemente afectadas pueden marchitarse y morir, especialmente en condiciones de estrés hídrico.

Nematodo Meloidogyne hispanica Hirschmann

Huéspedes: melocotonero y tomate.
Sintomatología: la parte aérea de las plantas afectadas presenta partes cloróticas y estructuras foliares mal desarrolladas.
Las raíces secundarias presentan los nódulos característicos por presencia de nematodos.

Nematodo Meloidogyne incognita (Kofoid and White) Chitwood

Huéspedes: gran número de plantas huéspedes, entre las que se incluyen gran parte de las plantas cultivadas.
Sintomatología: las partes aéreas de las plantas infestadas presentan áreas cloróticas y estructuras foliares mal desarrolladas. Las raíces secundarias de las plantas tienen nódulos característicos por presencia de nematodos, donde habitan las hembras.

Nematodo Meloidogyne javanica (Treub.) Chitwood

Huéspedes: gran número de plantas afectadas, entre las que se incluyen la mayoría de plantas cultivadas.
Sintomatología: la parte aérea de las plantas infectadas presenta áreas cloróticas y estructuras foliares mal desarrolladas. Las raíces secundarias de las plantas tienen nódulos característicos por presencia de nematodos, donde habitan las hembras.

Nematodo Paratrichodorus minor (Colburn) Siddiqi

Huéspedes: gran número de plantas, entre las que se incluyen la mayoría de cultivos.
Sintomatología: provocan lentitud en el crecimiento de raíces y una reducción general en el crecimiento radicular.  Las plantas afectadas muestran menor crecimiento, clorosis foliar y vulnerabilidad a la sequía. Estos nematodos son vectores del virus del cascabeleo del tabaco (TRV).

Nematodo Paratrichodorus pachydermus (Seinhorst) Siddqi

Huéspedes: gran número de plantas afectadas, entre las que se incluyen la mayoría de cultivos.
Sintomatología:  provocan lentitud en el crecimiento de raíces y una reducción general en el crecimiento radicular.  Las plantas afectadas muestran menor crecimiento, clorosis foliar y vulnerabilidad a la sequía. Estos nematodos son vectores del virus del cascabeleo del tabaco (TRV).

Nematodo Paratrichodorus teres (Seinhorst) Siddiqi

Huéspedes: gran número de plantas afectadas, entre las que destacan cereales y hortícolas.
Sintomatología: provocan lentitud en el crecimiento de raíces y una reducción general en el crecimiento radicular.  Las plantas afectadas muestran menor crecimiento, clorosis foliar y vulnerabilidad a la sequía. Estos nematodos son vectores del virus del cascabeleo del tabaco (TRV)

Nematodo Pratylenchus coffeae Zimmerman

Huéspedes: café, banana y cítricos.

Sintomatología: causan lesiones en las raíces, de las que son endoparásitos. Las raíces adquieren un característico color marrón oscuro por la necrosis de las células afectadas.

Nematodo Pratylenchus vulnus Allen and Jensen

Huéspedes: frutales.
Sintomatología: causan lesiones en las raíces, de las que son endoparásitos. Las raíces afectadas adquieren un color marrón oscuro causado por la necrosis. En el campo los ataques se manifiestan asociados a problemas de decaimiento de la plantación y a problemas de replantación.

Nematodo Trichodorus cylindricus Hooper

Huéspedes: gran número de plantas, entre las que destacan hortícolas y frutales.
Sintomatología: conducen a la detención del sistema radicular de la planta y el desarrollo de la parte radicular.

Nematodo Tylenchulus semipenetrans Cobb

Huéspedes: cítricos, olivo y vid.
Sintomatología: necrosis y defoliaciones en las raíces. Las raíces infestadas presentan coloración oscura y a la sustancia gelatinosa que segregan las hembras de los nematodos. En el campo, los ataques producen un decaimiento lento de los cítricos, falta de vigor y clorosis foliar.

Nematodo Xiphinema diversicaudatum (Micoletzky) Thorne

Húespedes: amplia gama de huéspedes, tanto herbáceos como leñosos.
Sintomatología: causan pequeñas agallas en la zona radicular, además de necrosis apicales que repercuten ligeramente en el desarrollo de la planta. Pueden transmitir el virus del mosaico del Arabis (AMV).

Nematodo Zygotylenchus guevarai (Tobar) Braun & Loof

Húespedes: avena, garbanzo y vid.
Sintomatología: estos nematodos producen grandes cavidades internas en las raíces, que afectan al desarrollo radicular y al crecimiento de la planta.

¡Ojo! No todos los nematodos son perjudiciales para nuestros cultivos

Hasta este momento, sólo hemos hablado de lo problemáticos que pueden los nematodos fitopatógenos  pero como en todo grupo de organismos, los hay perjudiciales y los hay beneficiosos. Ahora toca hablar de estos últimos para dejarnos un buen sabor boca (quizá no sea la expresión más acertada..).

Hablamos de los nematodos entomopatógenos, aquellos que parasitan obligatoriamente insectos.

Aquí es donde la etimología nos ayuda a memorizar los términos:

  • Fitopatógenos: Fito viene del griego y significa planta. Patógeno a su vez viene de phatos (enfermedad) gen- (producir, engendrar).
  • Entomopatógeno: Entomo viene del griego y significa insecto.

Te puedes imaginar por dónde van los tiros ¿no? Pueden ayudarnos al control de plagas.

No es que sean la panacea pero hay estudios prometedores al respecto y algunos de ellos tienen eficacia probada frente a ciertas plagas.

Son lo que se engloba dentro de los bioinsecticidas para el control biológico de plagas.

¿Cómo actúan los nematodos entomopatógeno?

Como acabamos de mencionar, estos nematodos hospedan de forma obligatoria insectos. Pero no es el nematodo el que acaba con el insecto.

Es todo mucho más complejo y digno de un plan maquiavélico. Es lo que se conoce como simbiosis nematodo-bacteria. Digamos que el nematodo es el vector de la bacteria que infecta el organismo del insecto.

Un vector biológico es cualquier ser vivo que sirve de transporte y transmite un agente infeccioso a otro organismo.

Ciclo de vida del nematodo y método de infección (simplificado)

El nematodo accede al interior del insecto por las vías naturales de este como con boca y ano principalmente.

Una vez dentro, llega al sistema digestivo y perfora ciertas membranas del interior del tracto digestivo mediante acción mecánica (como los que atacan en plantas) y mediante enzimas. Cuando el nematodo ha entrado en el sistema hemolinfático del insecto libera la bacteria.

Todo este proceso ocurre en pocas horas e incluso sin llegar a la hora desde la infección.

Ahí es cuando la bacteria que ha accedido a la hemolinfa acaba matando al insecto por septicemia en uno o dos días.

¿Y el nematodo? ¿Qué ocurre con él?

Pues al tratarse de una simbiosis, por definición, tiene que tener un beneficio al igual que la bacteria y es que se alimenta de ella (que se ha reproducido por todo el interior del insecto), completa el último estadio pasando a ser nematodos con capacidad reproductiva (ya sea dioica o hermafrodita).

Al final se genera una segunda generación de adultos y así sucesivamente hasta que escasean los  recursos alimenticios que son el propio cadáver.

En ese momento de escasez es cuando los nematodos pasan al estadio infectivo, abandonan el insecto (o lo que quede de él) en busca de un nuevo huésped.

Todo esto ocurre en horas y en producción exponencial.

Visto esto puede dar hasta miedo porque a mí lo primero que se me viene a la cabeza es si son inocuos para nosotros ya que al fin y al cabo estas sofisticadas máquinas de matar insectos están en los cultivos de los cuales nos alimentamos.

No tienen ningún problema y son totalmente seguros para el hombre, las plantas e incluso otros animales. Son muy selectivos con los insectos que atacan.

Por ese motivo resultan tan interesantes, por su alta especificidad.

¿Cómo se aplican los nematodos entomopatógenos? 

Al igual que el Bacillus thuringiensis, al ser un organismo microscópico, puede aplicarse con los tradicionales pulverizadores, ya sean mochilas manuales o montados en un tractor, inyectores e incluso en el agua de riego.

Además son compatibles con muchos plaguicidas químicos pudiendo complementarse y así bajar la dosis del primero. Debemos tener en cuenta dos ventajas frente a un plaguicida químico:

  • El plaguicida químico parte de una dosis inicial que se va agotando con el tiempo y acción. En el caso del nematodo, la acción será justo la contraria. Desde una primera aplicación, mientras haya insectos, la población de nematodos aumentará exponencialmente.
  • El plaguicida actuará por contacto; sin embargo, el nematodo es un organismo vivo, con movilidad que en su estado infectivo busca a su víctima, pudiendo acceder a zonas donde el químico no llega en la aplicación.

También tiene algunas desventajas. Al ser organismos vivos, tienen unos rangos de “comodidad” de desarrollo y fuera de ellos su efectividad se reduce por razones biológicamente obvias.

Su óptimo desarrollo y por ende su efectividad depende de:

  • Grado de invasión
  • Establecimiento del nematodo y multiplicación de la bacteria
  • Persistencia en el medio
  • Resistencia al sistema inmunitario del hospedante.
  • Resistencia a condiciones ambientales (temperatura, pH, humedad y composición del suelo).

Dos familias de nematodos entomopatógenos: Steinernematide y Heterorhabditidae

NematodoSteinernema carpocapsae

Es la más estudiada de todos los entomopatógenos. Ataca a larvas de lepidópteros principalemente.

Nematodo Steinernema glaseri

Ataca principalemnte a larvas de coleópteros. Las formas infectivas son muy móviles y son adecuadas para parasitar insectos de movilidad reducida.

Nematodo Steinernema scapterisci

Este nematodo es de altísima especificidad ya que es efectiva para los grillotopos.

Nematodo Steinernema feltiae

Ataca principalemente a larvas de dípteros y puede resistir temperaturas muy bajas en el suelo.

Nematodo Steinernema riobravis

Es menos específica (de más amplio espectro) y ataca a varias órdenes de insectos. Se caracteriza por estar adaptado a altas temperaturas del suelo  y condiciones de sequedad.

Nematodo Heterorhabditis bacteriophora 

También es de amplio espectro y ataca a varios larvas de lepidópteros, coleópteros y otros insectos. Es muy eficaz contra gorgojos de raíz. Está adaptada a temperaturas de suelo cálidas. Otra especie de características similares es la Heterorhabditis megidis.

Existen mucha más especies y hablaremos largo y tendido de más de casos particulares de nematodos entomopatógenos.

¿Qué productos matan y cuáles son (simples) repelentes?

Actualmente hay un caos en el tema del registro y venta de productos fitosanitarios, fitofortificantes y demás.

Incluso algunos productos certificados como ecológicos ocasionan al poco graves problemas referidos a alertas sanitarias por contenidos en fosfonatos y otros compuestos que contribuyen a contaminar suelo y planta.

Y todo esto, con el tema de los nematodos, también hay mucho que decir.

El papel todo lo aguanta y muchas veces nos encontramos con gran cantidad de productos que presumen de actuar contra los nematodos cuando en realidad lo que hacen es estimular el desarrollo de la raíz.

Esto para un agricultor no experimentado puede valer, puesto que sus ojos ven cómo la planta parece que empieza a crecer y salir del engorroso pasado en que sus raíces estaban siendo “devoradas” por estos pequeños bichitos conocidos como nematodos.

Ahora bien, si pudiésemos controlar lo que sucede de tallo para abajo, la cosa cambiaría bastante.

En este caso, un producto que actuase estimulando el desarrollo de la raíz prácticamente estaría dando más comida a los nematodos.

El crecimiento de la planta se notaría, pero si la población de nematodos continúa creciendo (por fácil disponibilidad de alimento y buena temperatura y humedad en el suelo), la planta se someterá a un nuevo estrés biótico (causado por organismos) y volverá a estar sometida al yugo de esta difícil plaga.

Formación de agallas por ataque de nematodos en apio

Conclusión número 1: los productos contra nematodos son caros

Una infección grande de nematodos en un suelo es un verdadero quebradero de cabeza. Si realmente se desea seguir cultivando y llegar a obtener una cosecha más o menos apropiada, hay que ponerle freno al avance de esta plaga.

Quizá para los cultivos de invierno se note menos, dado que las condiciones del suelo son bastante frías y los riegos se reducen a los mínimos. En definitiva, las condiciones para el desarrollo de la población de nematodos no es la idónea.

Sin embargo, cuando poco a poco llega el calor, los riegos aumentan y la temperatura del suelo empieza a subir, los nematodos se preparan para el ataque, los huevos empiezan a eclosionar y cualquier raíz instalada en el suelo se convierte en un festín para estos pequeños bichejos.

El agricultor, con el miedo en el cuerpo, decide comprar algún producto para combatir los nematodos, a partir del cual, el juego del marketing de productos unido a la desesperación por salvar el cultivo hace que el desembolso monetario sea mayor y nos llevemos productos que luego no hacen lo que pensamos que van a hacer.

Nematicida = reducir la población de nematodos

Es necesario aclarar la diferencia que hay entre distintos términos relacionados con el mundo de los nematodos.

  • Nematicida: un producto a partir del cual, desde el momento de su aplicación se consigue reducir la población de nematodos en el suelo.
  • Repelente: un producto que no reduce la población de nematodos, pero sí consigue evitar un contacto directo, por tiempo limitado, entre la plaga y la raíz.
  • Nematoestático: una solución que mantiene a raya la evolución de los nematodos, los cuales mantienen una población estable en el tiempo. No crece, pero tampoco baja.
  • Fitofortificante: un producto basado en estimular el desarrollo de las raíces para favorecer el crecimiento de la planta, sin llegar a actuar sobre la población de nematodos.

¿Cuál es el mejor? 

Desde nuestro punto de vista, la acción combinada del primero y del último. Claro está, siempre y cuando el dinero lo permita.

No habrá mejor respuesta sobre la planta que la unión de conseguir reducir la población de nematodos y estimular el desarrollo de la raíz.

Ataque de nematodos en el suelo

¿Cómo se si un producto mata a los nematodos y no me están engañando?

Lamentablemente, para poder realizar dicha comprobación no podemos fiarnos de lo que ven nuestros ojos.

Es posible incluso que reduciendo el número de nematodos presentes en el suelo la planta no logré el estímulo necesario para seguir creciendo, por estar el cultivo muy afectado.

Lo que hay que hacer es exigir un análisis realizado por un laboratorio especializado en nematología, donde se realiza un conteo del número de nematodos para una muestra, antes y después de realizar el tratamiento.

Con esto se puede saber el número exacto de individuos presentes en la muestra, machos, hembras, estados juveniles(J1, J2, J3 y J4).

Normalmente, a partir del estado juvenil J2 es cuando se empieza a producir la infección. Hay que tener en cuenta que la hembra deposita entre 600 y 1.000 huevos en cada puesta, y suelen tener un alto porcentaje de supervivencia.

Por eso, un buen producto nematicida se basaría en realizar un ataque efectivo sobre los niveles juveniles, como el J2, para lograr que la población sea incapaz de regenerarse.

Ahora bien, el momento de aplicación también es importante, y muchos buenos nemtaticidas han ido al cementerio de los fitosanitarios por no saber utilizarlos correctamente. C

omo se suele decir, el buen agricultor hace bueno al producto.

El momento justo de aplicación determina la eficacia del producto nematicida

Si tenemos una solución nematicida eficaz para los estados jóvenes del nematodo, interesará gastarlo en los primeros riegos al inicio del cultivo.

Esto se debe porque este gusano microscópico necesita humedad para activarse y reproducirse.

Cuando la tierra se humedece, se produce el cambio, caso concreto de Heterodera, de huevo a J1, de J1 a J2 y de J2 a J2s.

y tú, ¿has tenido problemas con los nematodos?
 
Cómo afectan los nematodos a tu cultivo
5 (100%) 1 vote

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Article13 Tipos de lechuga. ¡Variedad en el huerto!