El huerto elevado, para los más cómodos

siembra manual el huerto elevado¿Dolores de espalda? Hazte un huerto elevado y olvídate de “agachar el lomo”

Mucha gente tiene problemas de espalda o de otra índole que les impide hacer un huerto en condiciones, sin sufrir las consecuencias del esfuerzo tan duro que supone para el cuerpo el trabajar a nivel del suelo. Aún sin problemas, no deja de ser cansado y duro el cuidar de tu huerto. Te proponemos algún que otro método para hacer un huerto elevado y evitar esta dificultad, o por lo menos, hacerla más llevadera.

Hemos dedicado varias horas a comentar, dar recomendaciones, consejos, formas, tipos y metodologías para hacer un huerto. Pero nunca hemos hablado de lo costoso que es. No podemos negarlo. El trabajo de campo es duro; gratificante, pero duro. Lo más normal, es sufrir dolores de espalda dado que nos pasaremos bastante tiempo agachados. Si, ya lo se… Los médicos te dicen que te agaches con las rodillas en vez de con la espalda. Lo intentamos, pero todos sabemos que muchas veces no se hace. Al final, tendremos un hermoso dolor espalda que nos quitará las ganas de seguir con nuestro huerto. Te duele, te frustras y lo abandonas. Por otro lado están los problemas de espalda ya adquiridos (no causados por el huerto en sí mismo) y ni si quiera te puedas plantear el hacer un huerto. Te damos hoy un par de soluciones que pueden ayudar a hacerte más llevadero esto y no frustrarte por un dolor que te impida seguir haciendo lo que te gusta.

El bancal

Los bancales en la agricultura han sido y son, un sistema de agricultura muy común con numerosas ventajas. Igual nunca te has planteado qué ventajas pueden tener pero son unas cuantas:

  • El de más relevancia. Definimos bien el espacio de cultivo y lo pisamos procurando una mejor estructura, la no existencia de suela de labor que cause el mal desarrollo de las raíces del cultivo y haciendo más complicada la vida y actividad de lombrices y diversos microorganismos necesarios en el mantenimiento de un suelo vivo.
  • La postura de trabajo mejora ligeramente al estar elevada la superficie de cultivo de 30 a 50 cm.
  • La técnica del acolchado con paja u otros materiales encaja muy bien con esta disposición de cultivo.
  • Un inconveniente es la mayor evaporación de agua. Pero recordad las técnicas de acolchado y riego por exudación para evitar al máximo esta pérdida.
  • Por contra tendremos una mejor aireación de la zona radicular del cultivo
  • Mejor capacidad drenante del suelo.

El bancal elevado

Huerto elevado con rasillón cerámico

Disposición de rasillas y redondos de acero

Si además del bancal clásico le añadimos un murete de contencióin fabricado con ladrillo de rasilla o madera, obtendremos ventajas que van desde mantener la altura del bancal hasta la menor pérdida de humedad del suelo.

Para fabricarlo bastará con cavar una guía perimetral de unos 10 cm donde encajaremos las rasillas. Clavamos unas estacas de hierro corrugado de 1 m de longitud en los extremos de cada rasilla como muestra la figura. Tendremos un huerto elevado con murete de contención de rasillas cerámicas. También se puede hacer de madera. De esta forma elevamos la superficie de cultivo lo necesario para trabajar bien en cuclillas o apoyados con las rodillas. Las rasillas cerámicas pueden de 30-40cm de altura así que aproximadamente esa será la altura de trabajo. Suficiente para que la espalda sufra  menos en la mayoría de operaciones del huerto.

Como veis es un sistema con numerosas ventajas, pero cierto es que la altura del mismo no es suficiente para mantener una postura totalmente erguida a la hora de trabajar. Para hacer un huerto elevado en el que podamos trabajar totalmente de pie,  necesitamos una altura equivalente a la posición de una mesa, que será alrededor de unos 70 cm. La solución para ello sería unir dos ladrillos para duplicar la altura pero nos metemos en una obra un poco más seria para dejar bien unidas las rasillas. Otra opción para conseguir semejante altura es la madera. Con tablones o troncos podremos conseguir la altura sin tanta “obra”.

Es evidente que el preparar todo esto es un duro y pesado trabajo. Posiblemente necesitemos ayuda para llevarlo a cabo. El movimiento de tierras que hay que hacer es considerable. El ir montando el murete de contención, clavar los redondos etc. puede ser muy largo y tedioso para uno solo. Así que buscaos ayuda a cambio de los futuros productos que dará tu maravilloso huerto elevado. Os dejamos un par de ejemplos del resultado final de huertos con bancal elevado en madera y con ladrillo.

Huerto elevado en madera

Fuente: jardinerosenaccion.es

Un saludo. Agromática.

Mercanatura

Leave a Reply

Next ArticlePlantas medicinales y aromáticas