herbicidas utilizados en la agricultura

Herbicidas usados en la agricultura

El uso moderno de los herbicidas

Cada vez más podemos encontrar distintas materias activas para controlar malas hierbas. La evolución de este tipo de productos pasa por ser lo más selectiva posible a este tipo de plantas y reducir, en la medida de lo posible, su capacidad para dejar residuos en la tierra y contaminar futuras plantaciones.

Dentro de los distintos tipos de herbicidas, podemos encontrar distintas divisiones. Algunos controlan hoja ancha y otros hierbas de hoja estrecha, aunque también los hay que eliminan los dos.

Por otra parte, también podemos encontrar herbicidas de pre-emergencia y herbicidas de post-emergencia. La diferencia radica que el primero se usa para evitar la nascencia de malas hierbas, normalmente usado junto con la germinación, y el otro, post-emergencia, cuando ya encontramos malas hierbas visiblemente en el suelo, creciendo poco a poco.

Esta sería una diferencia de la actividad de los herbicidas según el tipo de hierba y su nascencia.

Aplicación en pre-emergencia

aplicación de herbicidas en preemergencia

Aplicación en post-emergencia

aplicación de herbicidas en postemergencia

Distintos tipos de herbicidas según su materia activa

Amitrol 24% + Tiocianato amónico 21%

Mezcla de 2 sustancias activas, amitrol y tiocianato amónico, con actividad herbicida post-emergencia.

Controla hierbas resistentes características del olivar como Allium sp., Erodium sp, Conyza bonariensis, Diplotaxis sp., Conyza canadensis, Malva sp., etc.

La dosis varía entre 4 y 6 L/ha para cultivos como el olivar, los cítricos, el avellano, vid o frutales de pepita.

Bentazona 48%

Herbicida selectivo para malas hierbas de hoja ancha (las más comunes) tipo dicotiledóneas, especialmente adaptado al cultivo del arroz, hortícolas como guisante o judía, alfalfa y patata.

La dosis está comprendida entre 1,5 y 2 L/ha en la mayoría de cultivos.

Dicamba + MCPA + 2,4-D

Una mezcla triple de herbicidas con distintos efecto para potenciarse entre sí. Este herbicida se utiliza en post-emergencia (una vez han germinado las malas hierbas) y sirve para el control de hoja ancha en cultivos como cereales y césped.

Se utiliza en cultivos de cereal como avena, centeno, trigo, cebada, etc., a una dosis de 0,8-1,5 L/ha

Diflufenican 50% p/v

Materia activa herbicida muy conocida en la agricultura, utilizada ampliamente en cereales y olivar. Suele tener gran acción contra dicotiledóneas, aplicado a una dosis de 0.5-0.7 L/ha contra Conyza, Ecballium, Lactuca, Picris, etc.

Contra vallico y otras malas hierbas de difícil eliminación, la dosis se aumenta hasta 1 L/ha, teniendo una gran persistencia en el suelo.

  • Aplicación entre octubre y noviembre: 4-5 meses en suelo.
  • Aplicación entre marzo y abril: 3-3,5 meses.
  • Aplicación entre mayo y junio: 2-2,5 meses.

Diflufenican 50% es capaz de controlar malas hierbas como Bledo, Borraja, Abremanos, Manzanilla, Camomila borde, Caléndula, Hierba cana, Diente de león, Cerraja, Jaramago, Verónica, Pinito, Altamisa, Malva, Ortiga, Mujares, etc.

Diquat (Bromuro) 20% p/v

Herbicida no selectivo pero con la ventaja de que no es residual, usado en control post-emergencia de malas hierbas.

Está especialmente indicado para hierbas de hoja ancha aplicado a un gran número de cultivos, como maíz, patata, ajo, cebolla, perejil, pimiento, frutales, cítricos, olivo, etc. Su efecto contra hierbas se puede ver en un plazo máximo de 1 semana.

Suele utilizarse un volumen de caldo total que varía entre 300-400 L/ha, con una dosis que va entre 1,5 y 2 L/ha.

Fluazifop-p-butil (Ester) 12,5% p/v

En este caso, esta materia activa herbicida al 12,5% si es selectiva en cuanto a la eliminación de malas hierbas. Controla gramíneas anuales y perennes con un amplio espectro de cultivos.

Se aplica en post-emergencia (una vez vemos que nacen las malas hierbas). Impide la formación de ácidos grasos y fosfolípidos por la planta, causando la muerte en un plazo corto de tiempo.

Este herbicida controla malas hierbas como Almorejo (Setaria sp.), Vallico (Lolium sp.), Avena loca (Avena fatua), Cola de Zorra (Alopecurus myosuroides), Grama (Cynodon dactylon), Grama de Agua (Paspalum distichum) y Cañota (Sorghum halepense).

Glifosato 36% p/v

Este herbicida muy conocido por todos se utiliza para aplicación en post-emergencia y localizado sobre malas hierbas de tipo monocotiledónea y dicotiledónea.

La dosis varía entre 3-6 L/Ha para control de gramíneas de poca altura y entre 5-10 L/ha para grandes hierbas.

El caldo utilizado depende de la maquinaria, contando un gasto de entre 300-400 L/ha para aplicación a través de maquinaria hidráulica, con una dosis máxima en todo caso de 10 L/ha.

15% glufosinato amónico

Herbicida de contacto con una pequeña acción sistémica con el efecto positivo (para determinados cultivos) de que no ofrece ninguna actividad cuando las plantas emergen después de aplicar la materia activa.

Se puede utilizar tanto en cultivos leñosos como no leñosos, para control de gramíneas y dicotiledóneas, o bien para la supresión de rebrotes o hijos, aplicado en la base del tronco (cítricos, olivo, frutales, etc.).

En cualquier caso, se puede consultar este enlace para conocer de primera mano qué herbicidas están autorizados según el cultivo.

Oxifluorfen 24% p/v

Esta materia activa es muy conocida y utilizada como herbicida para dicotiledóneas y gramíneas, tanto en preemergencia como en post-emergencia.

Tiene una dosis de entre 1-2 L/ha, dependiendo de la altura de la planta a un gran abanico de cultivos (ajo, alcachofa, algodón, cítricos, crucíferas, frutales, hortícolas, olivar, vid, etc.

Combinando Oxifluorfen y Diflufenican,  se aumenta el abanico de control tanto en hoja ancha como en hoja estrecha, jugando a una dosis de 2 L/ha en aplicación para olivar y cítricos.

Triasulfuron 20% p/p

Herbicida específico utilizado en cultivo de cereal, que ofrece control contra malas hierbas de tipo anual y de hoja ancha.

Este producto tiene su registro en cultivos como el trigo o la cebada, a una dosis que va entre 20 y 40 gramos por hectárea.

Dicamba 50% + Prosulfuron 5%

Suma de 2 materias activas para estimular y potenciar el efecto herbicida. Este herbicida está pensado para el control de malas hierbas en cultivos de cereal.

Se utiliza únicamente en post-emergencia (cuando ya ha emergido la hierba), a una dosis de entre 0,3-0,4 kg/ha, con sólo 1 aplicación por campaña autorizada.

Controla malas hierbas dicotiledóneas en cereal como Abutilon theophrasti, Amaranthus blitoides, Amaranthus retroflexus, Chenopodium album, Datura stramonium, Diplotaxis erucoides, Mercurialis annua, Polygonum aviculare, Polygonum convolvulus, Polygonum persicaria, Raphanus raphanistrum, Salsola kali, Solanum nigrum, Sonchus arvensis y Xanthium strumarium.

Mesotriona 10% p/v

Ofrece un buen control como herbicida contra hierbas de hoja ancha ( Abutilon theophrastis, Amaranthus sp, Chenopodium album, Convolvulus sp, Datura stramonium, Solanum sp, Sonchus sp, Xanthium sp) en maíz, a una dosis de 0,75-1,5 L/ha.

Isoproturon 50%

Herbicida sistémico con actividad contra malas hierbas en cultivos como cebada, centeno y trigo. Controla hierbas anuales de hoja ancha, con una dosis de tratamiento de 3 L/ha, tanto en pre-emergencia como en post-emergencia.

Linuron 45%

Herbicida selectivo usado ampliamente en la agricultura. Controla en pre-emergencia malas hierbas anuales de hoja ancha (que se encuentran en mayor número).

Suele utilizarse en un amplio abanico de cultivos y actúa por inhibición de la actividad fotosintética. La dosis a utilizar varía entre 1,5 y 2,5 L/ha.

Metribuzina 70%

La materia activa Metribuzina 70% es un herbicida selectivo para controlar malas hierbas anuales de gramíneas y dicotiledóneas, tanto en pre-emergencia como en post-emergencia.

Se utiliza en un amplio abanico de cultivos (patata, tomate, espárrago, trigo, cebada, alfalfa, etc.). Se utiliza una dosis de 0,5-0,7 kg/ha gastando un caldo de 400 L/ha.

Pinoxaden 5%

Pinoxaden 5% es utilizado como herbicida contra gramíneas en cultivo de cereal en post-emergencia (después de la nascencia de las malas hierbas).

Controla malas hierbas típicas de cultivo de cereal como avena loca (Avena sp.), vallico (Lolium sp.), alpiste (Phalaris sp.) y cola de zorra (Alopecurus myosuroides).

La dosificación de esta materia activa herbicida es de 0,5-1 L/ha, usando la dosis más alta para las malas hierbas más complicadas de eliminar, como el vallico (Lolium sp.)

Mucho cuidado con la deriva de los herbicidas utilizados

quemaduras por herbicida

Daños en cultivo por herbicida

Uno de los mayores problemas de los herbicidas y un actual quebradero de cabeza es la dispersión de los elementos químicos en plantas que no nos interesa tratar.

Esto ocurre cuando realizamos la aplicación de estos productos en condiciones no óptimas, como días de viento, uso de boquillas que no son idóneas, no disponer de un cabezal protector de la deriva, etc.

Muchas veces pasa que, desafortunadamente, al aplicar el herbicida se dispersa a otros cultivos sensibles, no se lava bien la cuba de aplicación o la mochila y causamos fitotoxicidad en plantas de producción. 

Por ello, hay que tener especial cuidado en la aplicación de los herbicidas, hacerlo a una distancia prudente del suelo, lavar bien los equipos de tratamiento o usarlos únicamente para la aplicación de este tipo de productos, etc.

¿Existen los herbicidas ecológicos?

Esta es, quizá, una pregunta que se hacen todos los que desarrollan una agricultura sostenible y ecológica. Hasta ahora, la mejor forma de eliminar hierbas era el escardado manual, una técnica que exige mucho sacrificio si disponemos de grandes extensiones pero idónea para pequeños huertos.

En el mercado, hasta hace poco, podíamos encontrar algunas bases fertilizantes (Abono CE) utilizadas como herbicida, aunque no quede bien expresado en la etiqueta por tratarse de un abono.

Es el ejemplo de formas de fósforo (hidroxi fosfato) de gran higroscopicidad (capacidad de absorber la humedad) que, a dosis altas (¡muy altas!) consiguen secar las malas hierbas. Ojo, malas y buenas hierbas, hortícolas, etc. No es selectivo.

La dosis varían entre 8% y 12,5 % (80-125 ml/L de caldo). Dosis muy altas pero con un certificado ecológico que fue válido hasta 2.015.

El hecho de que actualmente no tenga certificado ecológico, no quiere decir que no  sea positivo sustituirlo con respecto a otros herbicidas y, al menos, que no afecte tanto al suelo como otras materias activas de reconocida importancia.

Aplicación de herbicidas

Desde nuestra opinión, para pequeños huertos o plantaciones, la escarda manual con azada u otras herramientas siempre será mejor para el suelo, pues eliminaremos malas hierbas, las incorporaremos al suelo para su descomposición y mejoraremos la capacidad de aireación y volteo del suelo.

¿Cómo elegir el mejor herbicida?

Distinguir entre malas hierbas de hoja ancha y malas hierbas de hoja estrecha.

Malas hierbas de hoja estrecha (monocotiledóneas)

Las hierbas de hoja estrecha suelen ser gramíneas y monocotiledóneas, utilizando herbicidas no selectivos que terminan por secar la hoja desde la raíz y evitan su posterior nascencia.

Algunos ejemplos de malas hierbas de este tipo y, con ello, saber elegir perfectamente los herbicidas a utilizar:

  • Cola de caballo, Almorejo, Pega Ropa, etc. (Setaria sp.)
  • Avena loca (Avena spp.)
  • Alpiste (Phalaris spp.)
  • Cola de zorra (Alopecurus myosuroides)
  • Grama (Cynodon dactylon (L.) Pers.)
  • Juncia (Cyperus esculentus L.)
  • Mijo (Panicum miliaceum L.)
  • Mijera (Echinochloa sp)
  • Vallico (Lolium rigidum)
planta vallico malas hierbas

Lolium rigidum (Vallico)

Malas hierbas de hoja ancha

Estas malas hierbas se corresponden con dicotiledóneas (las hojas que salen de la semilla tienen 2 cotiledones) y se encuentran en mayor número que las malas hierbas de hoja estrecha, las que conocemos como monocotiledóneas.

Este es un listado resumido de algunas plantas de hoja ancha que nos podemos encontrar, para así identificarla y poder usar el mejor herbicida posible. Más efectivo y menos residual.

Mercanatura
  • Abrepuños (Ranunculus arvensis L.)
  • Amapola (Papaver roheas)
  • Cardo cundidor (Cirsium arvense (L.) Scop.)
  • Cenizo blanco (Chenopodium album L.)
  • Cerraja (Sonchus arvensis L. )
  • Cola de caballo (Equisetum arvense L.)
  • Conyza (Conyza canadensis)
  • Diente de león (Taraxacum officinale Weber)
  • Esparcilla (Spergula arvensis L.)
  • Geranio (Geranium molle L.)
  • Hierba cana (Senecio vulgaris L.)
  • Jaramago amarillo (Sinapis arvensis)
  • Lechecino (Sonchus oleraceus L.)
  • Malva enana (Malva neglecta Wallr.)
  • Manzanilla borde (Anthemis arvensis L.)
  • Mostacilla (Thlaspi arvense L.)
  • Ortiga (Urtica dioica L.)
  • Verbena (Verbena officinalis L.)
  • Verdolaga (Portulaca oleracea L.)
  • Veza (Vicia sativa L.)
  • Zurrón de pastor (Capsella bursa-pastoris (L.) Medik.)

Leave a Reply

1 comentario

  1. albwuan

    el vinagre al 20% que no sea de derivado del petróleo funciona muy bien como herbicida , no deja residuo en la tierra ademas es fungicida y acaricida

Next ArticleEl huerto en mayo