El huerto en Junio. Tareas a realizar.

El huerto en junio suele estar lleno de actividad. En la totalidad de la península estamos libres de heladas y ya podemos sembrar de todo en las zonas más frías cuando antes no podíamos. En las zonas más templadas, sur y levante de España ya tenemos una alta actividad y cultivos desde hace unos meses. Veamos a qué nos tenemos que dedicar en este mes.

Clima del huerto en junio

 No será este año 2013 pero desde luego, junio debe ser un mes agradable, muy agradable, en todos los sentidos. Ya no solo en el huerto. En junio, literalmente huele a verano, los días son larguíiiiisimos y hay luz para hacer miles de cosas durante el día.

El huerto en junio no es muy diferentes y da gusto levantarse en mañanas que todavía se muestran frescas para hacer lo más duro del huerto a la espera de que llegue la mitad del día, donde el sol nos castiga un poco más. Esas mañanas frescas (según qué zonas y según qué años) son las mejores para todas las labores del huerto en junio sin que nos dé el sofocón.

Habrá que evitarlo siempre que sea posible porque en julio y agosto va a ser inevitable desde hora punta de la mañana. De todas formas, en el huerto en junio de la zona norte del interior los contrastes térmicos son de quitar el hipo así que cuidado con los resfriados de última hora!

Lo más destacado del huerto en junio es que podemos decir con toda seguridad que ya no hay heladas en todo el territorio peninsular.

Tareas a realizar en el huerto en junio

  • RIEGO. Esa es la palabra que tenemos que tener en mente a partir de este mes. Si el clima va según lo previsto, las lluvias se acaban, la temperaturas suben, y la transpiración de nuestros cultivos es mayor. Todo ello combinado con la posibilidad de vacaciones obliga a programar el riego de forma casi obligada a no ser que tengamos un familiar o vecino dispuesto a ayudar ¡a cambio de un poco de género, por supuesto! Si estamos presentes, las frecuencias de riego deben empezar a aumentar a la par que las temperaturas.
  • Debemos estar muy pendientes de las hierbas adventicias. Si es un pequeño huerto familiar, el control manual puede ser más que suficiente. Si hablamos de algo más de extensión, recurriremos a las escardas. Ya hemos hablado mucho del acolchado y sus ventajas. La menor aparición de estas hierbas es una de las más importantes. 
  • Por supuesto, desde el momento en que las temperaturas son algo más benignas, el control de plagas debe ser otra prioridad a vigilar. Ya, desde marzo y abril en las zonas más calidas, ya ponemos las orejas tiesas esperando estos peculiares y molestos visitantes del huerto. Hace un mes te contamos algo sobre los extractos de plantas para proteger los cultivos.

Siembra en el huerto en junio

En climas cálidos del medio sur de la península ya deberíamos tener sembrado y trasplantado bastante. En las zonas frías sí es cierto que ahora estaremos en plena actividad. Una vez fuera las heladas ya podemos sembrar directamente o por lo menos no tener que estar muy pendientes del semillero, cosa que se agradece.

Por lo demás en este mes ya debemos pensar en empezar a sembrar productos que pasarán el verano y recogeremos en los meses de otoño.

  • En el huerto en junio podemos sembrar todo aquello que permite su desarrollo y recolección casi todo o todo el año, como lechugas, rabanitos, apio, acelgas o zanahorias por ejemplo. Las zanahorias, rabanitos se puden plantar en siembra directa sin problemas.
    calabacines

    El calabacín. Una de las primeras cucurbitáceas que podemos disfrutar.
    Fuente: cocina.ahorro.net

  • La acelga, lechuga o apios conviene realizarlo en semillero, ahora ya al aire libre sin temor al mal tiempo porque además la ubicación final de estas hortalizas irán posiblemente en cultivos que tengamos en marcha en este momento. Así vamos adelantando acontecimientos.
  • Otras siembras que podemos seguir sembrando en este mes pueden ser las coles, coles de bruselas, brócoli, o los últimos puerros.

En este mes ya deberíamos tener sembrado y con cierto avance todo lo que da color sabor y olor al huerto. Todas las cucurbitáceas y solánaceas que comentábamos en meses anteriores como calabacín, tomate, berenjena, melón, sandía ya irán tomando forma y es muy posible que si plantaste algunas de ellas en marzo en zonas cálidas estés recolectando algún calabacín, tomate o pimiento.

Cosechas del mes de junio

Como comentábamos si tu zona es la zona cálida del mediterráneo puede que estés recogiendo algún tomate o calabacín. En zonas más frescas o templadas, en este mes puede que estés recogiendo alguna que otra fresa aunque ya no debe quedar mucho para el final de esta maravilla de primavera.

Hortícolas como nabos, lechugas, rabanitos, zanahorias, cebollas o remolachas serán otros productos que en estos meses podemos disfrutar a parte de sembrar como ya hemos mencionado.

Como siempre, os dejamos enlaces de interés para el huerto:

Un saludo. Agromática.

Mercanatura

Leave a Reply

Next ArticlePrincipales enfermedades del girasol