El huerto en el mes de agosto

Tu huerto en agosto. ¡A trabajar!

El huerto en agosto tiene dos ambientes. Calor extremo por un lado y alguna que otra tormenta de verano. Aún así, debemos controlar todavía el riego porque las tormentas son puntuales y el calor sigue siendo protagonista. Es también mes de cosechas y hacia finales de mes empezaremos a sembrar productos de otoño. Vamos a verlos paso a paso.

El clima del huerto en agosto

Un mes que de forma simbólica podríamos dividir en dos. Los primeros 10 o 15 días suelen ser como la segunda quincena de julio: un calor sofocante que no deja títere con cabeza. La última quincena dependerá de años, pero se suelen ver tormentas de verano que calman ese calor y suele bajar las medias mensuales además de por la lluvia, porque anochece antes y el sol calienta un poco menos que hace mes y medio. En los climas calurosos costeros apenas se nota pero en las zonas continentales en agosto a finales se suelen suceder registros más bajos que luego recuperan en septiembre con el apreciado veranillo de San Miguel.

Puntos importantes del huerto en agosto

Características del riego 

Vuelve a ser el protagonista de este mes. Seguimos teniendo días con temperaturas altísimas y la deshidratación de los cultivos está asegurada sin un riego efectivo y eficiente. Si se suceden tormentas de verano en los próximos días hemos de controlar igualmente el riego para no saturar el suelo. Lo de regar lloviendo no es que sea la mejor manera de ahorrar recursos.

El acolchado que tanto nos ha ayudado en el resto del año, remarcamos su uso en los meses calurosos, que junto el riego, será la mejor forma de ayudar a mantener la humedad del suelo.

Cuidado con las plantas que dejemos en casa si nos vamos de vacaciones. Este truco te puede ayudar mucho.

riego en el huerto en agosto

Atención a la velocidad de crecimiento del huerto en agosto

Con las altas temperaturas y días largos, el desarrollo final de muchas de los cultivos que tenemos en el huerto es exageradamente rápido. Tendrás que echar un ojo casi a diario porque es muy posible que tengas recolectar algo casi todos los días!

Este punto podríamos incluirlo también en el mes de julio, aunque como las recolecciones masivas de casi todo lo que tenemos plantado suelen hacerse más en agosto que en julio, creemos más importante mencionarlo en este mes.

Las vacaciones ideales

 Las vacaciones son un elemento o contratiempo más en el huerto. Todo el mundo nos tenemos que tomar un merecido descanso y agosto suele ser el mes preferido. El problema es que el huerto no descansa y las hortalizas siguen creciendo y creciendo. Hace unos años le pedías al vecino o a algún familiar que te regara las plantas.

Ahora vas a tener que decirle ¡que te coseche el huerto! Y si te das cuenta, regar las plantas no le reporta nada al vecino, pero no hay mejor manera de agradecer los servicios prestados que brindándole una estupenda cesta con todo lo recogido, ¿no te parece?. Es muy posible que se interese e intente hacer el suyo.

Las siembras de agosto

Cultivo de tomate en el huerto en agosto

Durante los primeros días estaremos atareados con las recolecciones pero tenemos que ir preparando el terreno para los cultivos de otoño.

En esta época podemos sembrar en semillero al aire libre o directamente, cebollas, coles y todo lo que podemos sembrar durante todo el año como lechugas, rabanitos o acelgas.

+ Cultivo de lechugas en el huerto

+ Cultivo de rabanitos

+ Cultivo de acelgas

En cuanto a los trasplantes, es ya momento de empezar a trasplantar coliflor y brócoli de cara al otoño.

Las recolecciones de agosto

Absolutamente de casi todo. Menos alachofa, apio, brócoli espárragos y cuatro cosas más tenemos de todo para disfrutar del huerto. Todas las solanáceas (pimiento, tomate, berenjena) y las cucurbitáceas (melón, sandía, pepino, calabacín). Si en el mes de julio destacábamos al melón y a la sandía como la fruta estrella, en agosto cobran aún más protagonismo porque son los reyes de este mes.

Controlando las adventicias

Antes hemos comentado que la velocidad de crecimiento de tus cultivos durante este mes es muy acelerada. Lo malo de esto es que no es solo la de tus cultivos. Las adventicias también crecen igual de rápido o más si cabe.

Tendremos que estar al loro de ir haciendo un desherbado manual de vez en cuando para ¡evitar invasiones! Si nos vamos unos días de vacaciones esta tarea no la podemos programar como el riego así que tendrás que echar mano de nuevo de familiares y/o vecinos si quieres mantenerlo en orden. Si no es así, cuando vuelvas de tus días de descanso vas a tener que dedicarle un mañanita quitar lo acumulado.

El acolchado ayudará a controlar el crecimiento exagerado de estas inevitables compañeras del huerto.

Mercanatura

Leave a Reply

Next ArticleAlyssum maritimum (Lobularia maritima) en el jardín