El cultivo del comino en el huerto

Cultivo del comino en el jardínEl comino, una especia típica del mediterráneo

Se presenta ante nosotros en este día soleado de domingo una herbácea originaria del mediterráneo conocida como comino, y que muchos conoceréis. Os vamos a contar algunas cosas de esta planta muy utilizada en la cocina hindú para la elaboración de curry, además de otras cocinas exóticas y no tan exóticas, ya que en España se utiliza bastante en algunas zonas. ¿Vemos cómo se cultiva?


Como estamos empezando, vamos a hablar un poco de esta herbácea y describir la planta. El comino, conocido científicamente como Cuminum cyminumpertenece a la familia de las Apiáceas, un grupo en el que se incluyen tanto herbáceas como arbustos y que anteriormente eran conocidas como umbelíferas, y que a día de hoy se sigue utilizando ese nombre con mayor prioridad que el de las Apiáceas.

Necesidades climáticas en el cultivo del comino

El comino crece en climas templados y cálidos, típicos del clima mediterráneo, con gran exposición solar. Esto último es un factor importante, ya que nos tenemos que asegurar que no exista zonas de sombra cuando plantemos comino. En cuanto a las temperaturas, soporta un gran abanico de calor y frío. En cuestión de este último, soporta temperaturas bajo cero y es bastante resistente a las heladas.

Características del suelo

En cuanto a las características del suelo y el margen de pH donde se desarrolla el comino, los entornos donde suele crecer sin problemas son calizos, de pH básico, muy típicos de la zona mediterránea. La estructura del suelo no es muy importante ya que se desarrolla sin problemas en suelos arenosos, francos o arcillosos, es decir, ya sean suelos ligeros como los típicos arenosos, o algo más pesado, característico de los suelos arcillosos. Sin embargo, es importante que tengan buen drenaje (recuerda cómo mejorar el drenaje de un suelo) y sean fértiles (ya sea por su propia naturaleza o porque lo abonamos con estiércol o compost periódicamente).

planta de comino

El riego y abonado del comino

Es una herbácea bastante rústica y soporta riegos espaciados y poco abundantes. En verano deberemos hacer hincapié en los riegos dadas las altas temperatura que se obtienen y que el comino crece con plena exposición solar.

En cuestión del abonado tampoco es muy exigente pero le conviene que al inicio de la plantación tenga una base de turba o estiércol mezclada con la tierra, siendo importante que esté bien descompuesto.

Reproducción y multiplicación

Tal como podéis ver la foto principal de este artículo, esas son las semillas de esta herbácea que tanto nos interesan como especia, y para, llegado el momento, utilizarlas para plantar de nuevo y obtener nuevas generaciones de plantas de comino. Se puede plantar las semillas de comino en primavera, más o menos en el mes de abril, lejos de las heladas tardías, enterrándolas a 1 cm de profundidad. Es importante que la zona donde se cultiva esté soleada y protegida del viento. La recolección se realizará varios meses después y coincidirá con el final del verano.

Algunas propiedades medicinales del comino

Al probar el comino, tiene gran intensidad de sabor, una mezcla entre amargo y dulce muy aromático debido a la gran cantidad de aceites esenciales que contiene. Son estos aceites los que albergan diversas propiedades medicinales, como las siguientes:

  • Propiedades carminativas: favorece la expulsión de los gases.
  • Propiedades sedantes, parecidas a las del anís, el hinojo o la alcaravea.
  • Propiedades diuréticas y antihelmínticas.
  • Propiedades galactogénicas (estimula la producción de la leche materna).
  • Propiedades hipoglucemiantes (antidiabético).

Platos típicos con esta especia

especia de comino

Como hemos comentado antes, la cocina india y el resto de países que utilizan ingredientes exóticos, el comino está presente en la mayoría de platos. Pero no nos tenemos que ir muy lejos de España para comprobar que el comino también se utiliza en platos mediterráneos, como el mojo picón canario. La morcilla de Aranda (variedad de la morcilla de Burgos) lleva comino entre sus ingredientes.

Es una especia que estaría en segundo grado (considerando que en el primero estarían especias más populares como la pimienta, el orégano, la albahaca (¿Te acuerdas cómo se cultivaba?),  el tomillo, etc.) pero que también, dependiendo de los platos que se realicen y los gustos que se tengan, se utiliza bastante, así que no vendrá mal tener una pequeña zona de nuestro huerto dedicado al comino, ayudando a combatir plagas y enfermedades de hortalizas y verduras.



One Response to El cultivo del comino en el huerto

  1. Freddy Sanchez dice:

    Un saludo cordial que Dios le siga derramando bendiciones aprovechando la ocasion para comunicarles el interés que tengo de la siembra del comino yo resido en Venezuela el cual tiene diversidad de climas tierras nevadas templadas aridos medanos parecidos a desiertos arenosos
    me place estar en contacto con uds y millón de gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>