El cultivo de Ficus Benjamina

cultivo de ficus benjaminaCultivando en el jardín o en el hogar el Ficus Benjamina

Hoy os vamos a contar algunas cosas del árbol oficial de la capital de Tailandia, Bangkok. Aunque es nativo del Sur de Asia, así como de algunas zonas del norte de Australia, en España u otros países también podemos disfrutar de este magnífico árbol. Sólo hace falta saber cómo sacar el máximo partido y convertirlo en la estrella de nuestro jardín o huerto. Vamos a ello.


Algunas cosas que os tenemos que contar del Ficus Benjamina

El Ficus Benjamina pertenece a la familia de las Moráceas, una familia que tiene la peculiaridad de producir látex, como la higuera, y al que pertenecen más de 2.500 especies, algunas de gran importancia económica. Es un árbol de grandes dimensiones, ya que en las mejores condiciones puede llegar a superar los 30 metros de altura y generar sombra a una plaza entera, tal cuál se puede encontrar en algunas ciudades de Andalucía o Tenerife, ya que está ampliamente utilizado como árbol ornamanetal por la forma y caída de sus hojas y la estructura del árbol.

cultivo de ficus benjamina en maceta

Ficus Benjamina podado de forma característica

Condiciones climatológicas de su cultivo

Al Ficus Benjamina en sus primeros años se puede tener en maceta dentro de casa, y de hecho es una de las macetas estrella del hogar, pero dado el rápido crecimiento que tiene, no la podremos tener allí para toda la vida y  tendremos que cambiar de recipientes o plantarlo definitivamente en el terreno de nuestro huerto o jardín. Se puede retardar este procedimiento si recortamos periódicamente sus raíces (siempre las puntas y sin pasarse), pero no es muy recomendable, ya que de alguna forma, estamos limitando el potencial de este árbol que está acostumbrado a crecer en grandes espacios y de forma rápida.

El Ficus Benjamina es un árbol que tolera altas temperaturas (ya sabes, al ser nativo de países tan calurosos…) y zonas de ambiente relativamente seco. La luz es muy importante, ya que dependiendo de la incidencia que tenga sobre el árbol condicionará su crecimiento. Es mejor no exponerlo directamente a los rayos solares en zonas donde el ambiente sea seco, pero si es conveniente que reciba mucha luz.

Tiene una peculiar forma de adaptarse al clima y es que cambia la densidad de su follaje dependiendo de la luz y la climatología. En zonas expuestas al Sol, suele generar un follaje más denso, y en zonas sombreadas, el follaje tiende hacia abajo con ramas colgantes.

Características del suelo 

Ya sea tanto en sustrato en maceta como en terreno definitivo, el Ficus Benjamina no requiere unas condiciones especiales de suelo. Por ejemplo, si se tiene en casa, una buena mezcla puede ser terceras partes de arena, sustrato y compost. En suelo definitivo viene bien la mezcla de la tierra con materia orgánica que tengamos a mano.

Ficus Benjamina en ciudad

Ficus Benjamina en ciudad

Necesidades de abonado y riego del Ficus Benjamina 

Depende sobre todo si nos encontramos en invierno o verano y si lo tenemos plantado en el exterior o en el interior de la casa. Por regla general, en verano se suele regar 2 o 3 veces por semana (ya conoces la regla de introducir el lápiz en el sustrato para ver si aún está húmedo, aunque veamos la capa superficial seca). En invierno se puede regar una vez a la semana, sin ser abundante. 

De una forma u otra, es importante ser constantes con el riego y no habituarlo a épocas de sequía y épocas de exceso de riego que produzca encharcamientos y controlando periódicamente que el drenaje del suelo o sustrato es bueno, ya que no toleran el exceso de humedad.

En cuanto al abonado, en primavera y verano solicita las máximas necesidades de nutrientes. Una vez cada 15 o 20 días podemos añadir, si estamos en casa, algún fertilizante líquidos de los que podemos encontrar en tiendas o supermercados. En exterior, se suele aplicar algún abono sólido mineral, o mezclas ecológicas de materia orgánica que seguramente ya conocerás. ;)

Lo mencionado al principio, el trasplante

Al Ficus Benjamina lo verás crecer casi cada día. Es por eso que periódicamente tienes que cambiar de maceta o recipiente. El trasplante se suele realizar en primavera preparando nuevamente la mezcla de sustrato que hemos comentado antes. Verás cuando necesitas cambiar de recipiente por el enrollado de sus raíces o si ves que aparecen algunas superficiales.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>