Cultivo de la cebolla

cultivo de la cebollaPequeños consejos para el cultivo de la cebolla

Ha trascurrido bastante tiempo desde que iniciamos las fichas de los cultivos y todavía no le habíamos dedicado tiempo al cultivo de la cebolla, así hoy se lo vamos a dedicar íntegramente a contaros la forma idónea de cultivar la cebolla de la forma que solemos hacerla. Es una liliácea indispensable en la cocina y como ingrediente de cualquier comida. Así que sólo te falta cultivarla.


Pequeña introducción

La cebolla es una lilíacea, como el puerro, el ajo, etc. Tienen la particularidad de que se pueden cultivar en varias etapas a lo largo del año, y se pueden almacenar durante largo tiempo, por lo que podemos disponer de ellas durante los 365 del año.  Desde la época medieval se le ha atribuido propiedades curativas, y aún en pleno siglo XXI tenemos la misma idea y hasta se comercializan pastillas con concentrado de cebolla. Por ser un cultivo tan apreciado, te vamos a dar las claves de su cultivo.

La relación entre el clima y el cultivo de la cebolla

Las mejores condiciones para el desarrollo de la cebolla son de pleno sol. En sus inicios de desarrollo, tolera condiciones bajas de temperatura, pero una vez se va desarrollando el bulbo y adquiere tamaño, las temperaturas tiene que subir, conforme a la llegada de la primavera (variedades tempranas) u otoño y salida de verano (variedades tardías).

El suelo

Para conseguir el desarrollo óptimo en el cultivo de la cebolla se requieren suelos ligeros, permeables, esponjosos, y profundos, ya que es un bulbo. Que sea esponjoso y permeable, como alguna vez lo hemos comentado (¿somos quizá muy pesados?) va en función de la naturaleza de la tierra, pero se puede corregir, más o menos, según la aportación de compost.

En cuanto al pH de la cebolla, que últimamente lo hemos comentado, su rango está comprendido entre 6,5 y 7,5, siendo el óptimo 7.

Riego

El riego ha de ser constante, pero no necesita mucha agua. Parece que últimamente solemos decir mucho lo de riego constante pero en este caso, en el cultivo de la cebolla lo requerimos más que nunca. De hecho, lo ponemos de otro color, la cebolla no tolera exceso de humedad, por lo tanto lo que se debe hacer es menor volumen de riego pero con mayor frecuencia. No dejar que se seque la tierra y cuando nos demos cuenta añadir un riego muy abundante y ale, a ver la tele. Así se produce agrietamiento y pudrición.

Abonado

En otoño se añade una buena cantidad de compost sobre el terreno. Se exige que esté descompuesto, es decir, que hay pasado bastante tiempo en la pila formándose y ya haya acabado del proceso. Las cebollas piden potasio y fósforo en buena cantidad, pero proporciones justas de nitrógeno. Echa un vistazo a los 20 tipos de abonos, en el que mencionamos las cantidades de minerales (potasio, magnesio, nitrógeno) de cada uno.

Fechas el cultivo de la cebolla

Plántulas: se siembra en febrero, en condiciones ambientales controladas (invernadero, dentro de casa, etc.), o bien en abril, cuando la temperatura sube, al aire libre. Se suelen dejar 25 cm entre hileras y 25 cm entre cebollas. En el caso de la siembra temprana, ya en el aire libre y no en interior como hemos comentado antes, se siembra a finales de marzo.

calendario cebolla

Cebollas de invierno: hemos dicho al principio que había variedades tempranas y tardías. En este caso, la cebolla de invierno se siembra en la 2 quincena de agosto (con el mismo marco de plantación).

Aquí os decimos un truco para conseguir sembrar cebollas en semilleros caseros. (bandejas, yogures, etc.):

Se siembran unas cuantas semillas en semilleros, con compost  o algún tipo de sustrato. Debe mantenerse húmedo pero sin llegar a estar mojado, y se cubre con papel de periódico, cristal o plástico. Cuando aparecen los primeros brotes se quitan esos periódicos o plásticos y se le proporciona luz, a una temperatura de 20ºC.  Cuando empiecen a crecer y la primera hoja mida más de 1 cm se separan las plántulas en contenedores diferentes, usando el mismo tipo de sustrato.  Cuando las plantas crezcan y se desarrollen se podrán disponer en condiciones de aire libre, pero en lugar resguardado. Hasta la primavera en la que se trasplanten definitivamente. 

Algunos cuidados que tienes que tener en cuenta en el cultivo de la cebolla

  • Hay que mantener en todo momento libre de hierbas el huerto donde se cultiven las cebollas.
  • En el periodo antes de la recolección, se aconseja un acolchado en el que puedes aprovechar las hierbas que has quitado.
  • En el caso de que florezcan algunas plantas, se despuntan cuando aún no han crecido lo suficiente. Si dejamos que florezca, los bulbos no se terminarán de formarse bien
  • Cuando los vértices de las hojas de la cebolla comiencen a tornarse amarillas, se retuercen y se rompen los cuellos, y se levanta un poco de la tierra la cebolla para que se seque la cabeza. Después, al cabo de 2 o 3 días se sacan por completo y se dejan secar al sol.

Variedades de cebollas

Cebollas de primavera:  Stuttgarter Riesen, Birnenförmige, Juwarund. Spring, Babosa

Cebollas de invierno: Express Yellow, Weisse Frühlingszzwiebel Senhyu Yellow.

Son conocidas de forma tradiconal como cebolla amarilla azufre de España la gigante de España.

Cebollas de plantación: Stuttgarter Riesen, Birnenförmige, Juwarund.

Cebollas de plantación de invierno: Presto, Romy.

¿Y tú, que experiencia has tenido con el cultivo de la cebolla?

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

¿Tienes alguna pregunta? Visita nuestro FORO



Leer entrada anterior
Claves para el repicado exitoso de plantas

El repicado, una importante tarea en el huerto En el post de el huerto en febrero recalcamos la acción del repicado...

Cerrar