Cómo construir un compostador casero

Compostador caseroConstruir y mantener un compostador casero

Para hacer compost es necesario (pero no imprescindible) disponer de un compostador. Los hay de  diversas formas y tamaños. Aquí te vamos a mostrar cómo realizar tu propio compostador sin necesidad de gastarte dinero y con muy pocos materiales.

A la hora de mantener un compostador hay que tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Elegir un sitio cubierto para que el compost no se vea afectado por la lluvia, los rayos del sol o el viento, puesto que alteraría la calidad del abono y podría interrumpir la fermentación. Éstas condiciones se puede evitar siempre que el compost se cubra adecuadamente.
  • Los primeros 5 días se debe voltear el compost dos veces por día (mañana y tarde). Durante los siguientes 10 días se reducirá la frecuencia del volteo a una vez por día.
  • El abono está listo cuando su temperatura es igual a la del ambiente y su color es grisáceo, queda seco y de composición arenosa.
  • No se debe permitir que la temperatura suba demasiado.
  • Es importante no descuidar la humedad y la temperatura, porque la actividad microbiológica puede perjudicarse por falta de oxigenación o exceso de humedad.
  • Es recomendable que el compost esté en contacto con el suelo, no cubrir con telas o maderos.
  • Si el compost desprende mucho calor, es necesario airearlo con un rastrillo. Si el problema persiste, puede ser que  el compostador esté mal aireado y sea necesario realizar aperturas en las paredes.
Compostador casero

Esquema compostaje

Construcción del compostador

Existen diversas formas de construir el compostador de forma manual. En este caso, se realizará con palets de madera como materia prima en la realización. Los materiales necesarios son los siguientes:

  • 4 palets de madera del mismo tamaño.
  • Tablas de madera para cubrir los huecos de los palets si éstos son demasiado grandes.
  • Tabla de madera que actuará a modo de tejado del compostador.
  • Herramientas afines.
  • Brezo.

Uno de los principales problemas de la utilización de palets son los huecos excesivamente grandes que deja.

Para la realización de un buen compost la entrada de aire no tiene que ser tan grande, por lo que se debe buscar la manera de taponar los huecos, dejando aberturas de 1-2 cm de alto.

Si resulta demasiado aparatoso cubrir los huecos de los palets con trozos de madera se puede optar por rodear el compostador de brezo, regulando la entrada de aire al interior.

compostador casero de madera

Reducción de los huecos del palets con maderos
Fuente: foro de infojardín

La estructura montada queda de la siguiente manera:

compostador de madera

Compostador montado
Fuente: novedades-primavera

Los palets verticales se pueden anclar por medio de pernos, de la siguiente manera:

compostador casero

Anclaje mediante pernos de hierro
Fuente: foro infojardín

Cada uno puede realizar las modificaciones que desee. Para el caso anterior la entrada y recogida del compost se realiza desde la parte de arriba. Un plus de fabricación consiste en colocar bisagras entre dos palets para facilitar la recogida del compost una vez finalizado el proceso de fermentación, como es el caso:

compostador casero con palets de madera

Compostador con bisagras
Fuente: infojardín

La tapa se puede realizar o bien con otro palet o utilizando una tabla de madera. Se puede color unas bisagras de apertura y cierre, o bien se puede quitar la tapa directamente cuando se manipule el compost.

La clave para conseguir un buen compost es la experiencia y el ensayo. En un plazo de 2 – 3 meses, según las condiciones se conseguirá un compost como el de la imagen:

compostador casero

Compost listo para usar
Fuente: reciclajeverde

 ¿Que productos echar en el compostador una vez lo he fabricado?

Mercanatura

Leave a Reply

1 comentario

Next ArticleLos cuidados del césped en el jardín