Compost en formación. Descubre su proceso

lombriz compostUn ejemplo de formación de compost

Hoy en Agromática más que un artículo, queremos mostrar una imagen que vale más que todo lo que podemos contar sobre el proceso de formación del compost. Se ha hablado largo y tendido sobre el proceso de compostaje, las materias primas, los procesos, los organismos y las condiciones de formación del mismo.  Una fotografía en la que se ve de forma muy clara el proceso de formación del compost, desde su capa más madura y descompuesta hasta los restos vegetales primarios.

Explicar de forma sencilla y práctica el proceso de compostaje en un blog, siempre resulta cuanto menos complicado o por lo menos resulta intangible. Se habla de humificación, materia orgánica, relación C/N, compost maduro, jóven…. un sin fin de variables y parámetros que pueden resultar apabullantes si nunca se ha tratado el tema.

Decir que la materia orgánica se convierte en compost después de un tiempo y como consecuencia de procesos biológicos de alta actividad, es fácil decirlo. Pero ¿de verdad somos conscientes de ello?. En una pila de compost echamos de todo. Parece que es algo mágico que ocurre sin más. Echas a un “cubo” un montón de materias vegetales y…… ¡tachán! tenemos compost. El que lo haya hecho alguna vez, sabe que no ha nada de mágico en ello. Hay que estar pendientes de muchas cosas, entre ellas:

  • Temperatura: Para que un compost esté formado, la fase de reacciones violentas térmicamente hablando, tiene que existir y eso se consigue con un volumen de compost no inferior a 1m³
  • La humedad: Tenemos que vigilar la humedad del proceso. Demasiada puede ocasionar pudriciones indeseadas, reacciones anaerobias y un mal acabado del producto final
  • Aireación: Si hay algo que es verdaderamente importante, son los volteos. Voltear airea, homogeneiza y conseguiremos mejores resultados en menos tiempo. Recuerda que una de las claves del artículo sobre el compost rápido era el volteo continuo.
  • Relación C/N: Tampoco la podemos olvidar. Demasiado nitrógeno produce reacciones muy violentas y un compost desequilibrado. Demasiado carbono y la temperatura no subirá hasta el punto recomendado. Recuerda que la proporción que se considera como ideal es 1:30 aunque admite variaciones.

Con esto solo queremos resumir en breves apuntes todo lo hablado sobre el compost en este blog que aunque parezca mucho, realmente no es tanto. Seguiremos hablando de él, eso seguro. Sólo queremos mostrar una imagen que hemos tenido la oportunidad de ver hoy de un compostador, en el cual se pueden observar con gran claridad cómo están de estratificados los diferentes momentos de descomposición de los restos vegetales hasta pasar a a ser un compost, equilibrado, con buen color, olor y listo para ser utilizado en nuestro huerto o jardín (parte inferior). Ahí va:

Foto 19-02-14 11 33 50

Con esta imagen queremos animar a todo aquel que no haya hecho nunca su propio compost. Te podrá salir mal una vez, dos como mucho, pero como todo es cuestión de ensayo-error y aprender. Por supuesto, la presencia de lombrices está más que asegurada como podéis ver en la foto siguiente:

lombriz compost

Related Post

Leave a Reply

2 comentarios

  1. Marleny Tamayo

    Puedo añadir cal al compost? Gracias

    • Juan

      El carbonato cálcico se suele utilizar para regular el pH de la pila de compost en caso de que este sea muy ácido. Añadirlo por añadirlo sin más no tiene sentido. Primero comprueba el pH antes de añadir la cal. Un saludo

Next ArticleCómo disponer de orégano fresco todo el año