Cómo trasplantar Spathiphyllum

Trasplante de SpathiphyllumGuía del trasplante de Spathiphyllum (extensa guía fotográfica)

Seguimos con estos ejemplos de trasplantes específicos de plantas. Si ya vimos cómo se hacía la preparación del Ginkgo, ahora damos paso a Spathiphyllum, una planta muy conocida por sus cualidades ornamentales, presente en muchos jardines, casas y terrazas. Como siempre, de la mano de Eduardo, nos enseña con una gran aportación de fotografías de calidad, todo el proceso de trasplante.

 Hay plantas que se tienen que trasplantar por necesidad, a maceta más grande, las razones son varias:

1ª Las raíces ocupan el volumen completo de la tierra que cabe en la maceta, por tanto hay que regar todos los días con el riesgo que ello conlleva. No tenemos volumen de agua a disposición de las raíces, ni materia orgánica ni elementos esenciales.

Trasplante a maceta de Spathiphyllum

La maceta original se ha quedado pequeña. Hay que intervenir

Raíces desnudas de Spathiphyllum

Veis las raíces ocupando prácticamente todo el espacio disponible.

Estas hojas cortadas han retirado su savia y son un indicativo de sanidad. Es muy importante tener en cuenta la manera de secarse una hoja.

Veamos a la Pachira aquatica que seca mucho sus hojas de esta manera y las deja caer. Contrariamente a lo que se debe hacer la gente la riega cada vez más, la pobre se encharca y viene la podredumbre de raíz, os remito al Riego, y finalmente las hojas se tornan un marrón oscuro feo casi negruzco. Hablaré de la Pachira y de otras plantas interesantes.

Trasplante de Spathiphyllum


La maceta interior la vieja, un par de números más la nueva.

Maceta para trasplante de Spathiphyllum

Llenamos con algo de sustrato la maceta

Operación de trasplante Spathiphyllum

Aplastamos la tierra de esta manera y colocamos la planta dentro procurando rellenar todos los espacios, que es lo que no ocupa la maceta pequeña.

Resultado trasplante Spathiphyllum

Texto y fotografías aportadas por Eduardo Casasnovas.

Un saludo. Agromática.

Mercanatura

Leave a Reply

Next ArticleEl tempero, el suelo perfecto para el arado