Cómo proteger tus cultivos de las temperaturas bajas

protección contra heladasMétodos para asegurar la supervivencia de tus plantas en invierno

Aunque directamente estemos pensando en métodos directos tales como cubrir las plantas con materiales acolchados, protegerlas en invernaderos o aplicarles calefacción, hay una serie de métodos indirectos, totalmente económicos, que nos pueden echar una mano cuando viene la época de heladas. Por ejemplo elegir la época de siembra. Bueno, esto último sólo está limitado a cultivos ciclo corto como la mayoría de las hortalizas y verduras, pero no es aplicable para árboles y resto de ornamentales. Como introducción para conocer los distintos tipos de heladas que existen es recomendable que le echéis un vistazo a nuestro artículo sobre heladas.

heladas en los cultivos

La elección de especies

Parece una tontería pero es un hecho obvio. Elegir la variedad más resistente de todas las especies de un género de plantas puede solucionarnos de muchos problemas. A veces, existen diferencias de varios grados de tolerancia y permite generar cierta resistencia a heladas. Sin embargo, los mayores problemas que originan las temperaturas bajo cero no son mismamente dicha temperatura si no el tiempo de exposición. ¿Qué es preferible, soportar -20 ºC durante 30 segundos o – 4 ºC durante media hora? Nosotros preferimos lo primero, y las plantas también.

Operaciones de cultivo interesantes

A lo largo de los años, los agricultores han ido adquiriendo técnicas que ayudan a mitigar los efectos de las duras heladas sobre sus cultivos. Está demostrado que el asurcado, la orientación del huerto, la formación de surcos y su profundidad, la profundidad a la que se siembra la semilla y el marco de plantación son características que influyen directamente sobre la resistencia de los cultivos al frío.

La influencia del abonado también hace su papel. Una incorporación de nitrógeno en plena época de frío es totalmente desaconsejable, ya que se favorece el desarrollo vegetativo y aumentas la exposición de la planta a las heladas. Si embargo, si está demostrado que un buena abonado de potasio y fósforo aumentan la resistencia de los cultivos al frío.

Métodos directos de protección de cultivos

Los métodos anteriores son técnicas sencillas de aplicar y a coste cero. El problema es que, lo que fácil viene, fácil se va, y no resultan un medio totalmente efectivo cuando hace verdadero frío. En este punto hay que plantearse usar medios directos que aumenten la temperatura del ambiente. Por supuesto, cuestan bastante dinero.

La producción de calor

El frío se lucha con calor y por esto este método consiste bien en la producción de calor radiante o bien en calentar el aire mediante mecanismos de convección. La quema de leña es una técnica económica y útil siempre que no haya excesivo viento. Es aconsejable cuando las heladas no son excesivamente intensas. Como ejemplo deciros que para compensar el frío de una helada fuerte se necesitarían cerca de 1.000 kg de leña por hora y hectárea. Algo que nadie se puede permitir.

Las estufas alimentadas de petróleo u otros elementos de combustión son un método favorable y pensado para heladas intensas. Lo normal es que dispongan de depósitos de gasolina y utilicen este combustible, ya que es fácilmente accesible, pero el propano o gas natural también se puede utilizar. Se suelen utilizar hasta casi 200 quemadores para una sola hectárea. Como veis, es un método caro pero efectivo y a menudo sólo se utiliza cuando el cultivo tiene un gran valor económico.

Producción de calor ante heladas

Producción de calor ante heladas

La protección en invernadero

Evidentemente esta parte no merece mucha mención. Claramente en el invernadero se consigue temperaturas más altas que en el exterior, por lo que ya de por sí es un excelente medio para proteger cultivos. A menudo, si vivimos en una zona fría, será necesario disponer de calentadores.

¿Es bueno regar antes de una helada?

Totalmente. A pesar de que si lo pensamos fríamente nuestra cabeza diría todo lo contrario (¡estarías formando hielo!) tiene su razón de ser y lo vamos a comentar. Cuando hace frío es importante que haya una diferencia de temperatura positiva entre el suelo y la parte aérea. Al fin y al cabo si las raíces permanecen con buena temperatura es posible que la planta pueda rebrotar después de sufrir daños por frío. Por ello, cuando hay una capa de hielo o nieve en el suelo, dado que es un buen aislante, el suelo queda relativamente caliente mientras en el aire hace un frío… cuanto menos interesante.

Sin embargo ese no es el objetivo. No queremos formar una capa de hielo para que el suelo se quede caliente por aislamiento, si no que en el paso del agua de estado líquido a hielo se cede calor a la atmósfera, por lo que se reduce el enfriamiento de los órganos vegetales.

Esto de regar antes de una helada resulta muy interesante, pero hay muchísimos parámetros que hay que controlar. ¿Cuáles?

  • Volumen de agua necesaria por cada metro cuadrado de cultivos
  • Diámetro de las gotas
  • Disposición del riego por aspersión
  • Tiempo de riego y puesta en marcha
  • Velocidad de rotación del aspersor

Son tantas variables que se merecerá una entrada futura en Agromática¡Lo apuntamos! Ya sabéis todos los métodos que tenéis (tanto directos como indirectos) para proteger vuestros cultivos del frío intenso.

¡Ah por cierto! Como también lo pusimos en la otra entrada de las heladas y nos pareció chocante y muy curioso, os dejamos la imagen del helicóptero que tiene como función reducir los efectos del frío. ¡Impresionante!

heladas

Un saludo. Agromática.

Mercanatura

Leave a Reply

1 comentario

  1. Francisco Fernández

    Quisiera saber cual es la fecha mas adecuada para abonar los olivos en Málaga. Gracias

Next ArticleAtrapa las babosas y caracoles del huerto