4 sencillos consejos para plantas tapizantes

plantas tapizantes (consuelda)4 acciones básicas para acomodar plantas tapizantes.

Como ya vimos en su día, las plantas tapizantes son un recurso esencial para rellenar huecos o la zona circundante al tronco de los árboles donde el césped tiene difícil crecer con normalidad. Por lo general, las plantas tapizantes son vivaces, no perdiendo el follaje durante el invierno en la gran mayoría de especies, aspecto que se agradece por parte de jardines y jardineros de todo el mundo. Otras características son su bajo mantenimiento, su vigor y rusticidad, que permiten, una vez instaladas, que nos olvidemos de su mantenimiento o por lo menos que éste sea mínimo. Aún así, hay ciertas tareas que no podemos olvidar para mantener las tapizantes en buen estado. Principalmente son 4. El riego, la poda, los binados y el acolchado.

El riego

Dependiendo del tipo de clima, los riegos requeridos por las tapizantes serán mayores. Suelen ser plantas que gustan de ambientes frescos aunque hay variedades para xerojardinería, cómo no. Una ventaja de las tapizantes y el riego es, que si son suficientemente tupidas, siempre podemos esconder en las mismas un tubo de riego agujereado por diferentes puntos, de forma que vaya empapando el recorrido de la tapizante y riegue lo más homogeneamente posible. Huelga decir que el agua de riego en forma de lluvia (manguera, aspersión), es necesaria en algunas especies sobre todo en zonas climáticas donde las lluvias se hagan de rogar. Es necesario apuntar que para los primeros meses de arraigo de las tapizantes, los riegos abundantes vienen bien para un mejor enraizamiento.

riego huerto

La poda 

Puede parecer innecesaria la poda en plantas tapizantes. En realidad no siempre es necesaria. Sólo se aplica en ciertos momentos y para algunas especies. No viene mal saber cuándo se deben podar las plantas tapizantes.

En primer lugar debemos tener en cuenta el primer año de desarrollo de la tapizantes. Para favorecer un crecimiento en horizontal, los pinzamientos de los brotes terminales son más que necesarios, sobre todo en especies que tengan tendencia a levantar del suelo en altura. En las típicamente rastreras, esta parte sea quizá menos importante o completamente innecesaria. Se ramifican mucho por propia naturaleza. A partir de ese momento, más que podas, podemos denominarlo control de tapizantes. Las que tengan carácter invasivo habrá que controlarlas todos los años para que no se nos vayan donde no queremos.

poda setos

Binados

Durante el establecimiento de la tapizante (primer año), es importante tener control de las malas hierbas para evitar competiciones indeseadas. Además, el binado permite mullir la tierra y airearla para un mejor enraizamiento y extension de la tapizante. Una vez que la tapizante crezca y cubra el suelo el binado será impracticable pero no hará falta porque las tapizantes, una vez han colonizado una superficie, dificultan mucho el crecimiento de hierbas competidoras.

Acolchado

Ya hemos visto muchas de las ventajas del acolchado en los cultivos del huerto. De la misma manera, tiene un efecto beneficioso en el jardín. El hecho de que las plantas sean ornamentales no quita para que el acolchado funcione igual de bien. En las plantas tapizantes es una acción complementaria al binado para dificultar todavía más el crecimiento de las malas hierbas durante el periodo de desarrollo. Además es muy aconsejable en aquellas plantas que necesitan una humedad más constante. El binado también favorece la retención de agua. Así como en el huerto los acolchados comunes suelen ser paja por ejemplo, en el jardín se puede sustituir por otros elementos algo más “ornamentales”. Tenemos cortezas de pino o grava, e incluso podríamos aprovechar y triturar restos de poda y acolchar con ello.

Acolchado BRF

Mercanatura

Leave a Reply

Next ArticleCómo actuar ante determinados problemas con nuestro compost